13 May 2021 - 4:29 p. m.

Justo & Bueno negocia un acuerdo de reorganización de emergencia

Mercadería S.A.S. dijo que la pandemia surgió meses antes de que el negocio alcanzara su punto de equilibrio.
El objetivo principal de este proceso, diseñado especialmente para compañías viables que atraviesan por coyunturas complejas como la actual, es determinar la mejor forma para pagar la totalidad del pasivo de la compañía.
El objetivo principal de este proceso, diseñado especialmente para compañías viables que atraviesan por coyunturas complejas como la actual, es determinar la mejor forma para pagar la totalidad del pasivo de la compañía.

La Superintendencia de Sociedades admitió a la sociedad Mercadería S.A.S., más conocida por sus tiendas Justo & Bueno, al trámite de negociación de emergencia de un acuerdo de reorganización.

Lea también: Confirman acuerdo de reorganización de la empresa detrás de Tostao

Este trámite, establecido en el Decreto Ley 560, es un mecanismo de salvamento y recuperación empresarial para aquellos deudores que se encuentran afectados por las causas que motivaron la declaratoria del Estado de Emergencia Económica, Social y Ecológica por cuenta de la pandemia del COVID-19.

La empresa solicitó a la Superintendencia que le permitiera acogerse al proceso de reorganización a finales de abril, con el objetivo de proteger a colaboradores, acreedores y aliados por la “difícil coyuntura generada por el COVID-19, las restricciones y cierres”, explicó la empresa.

La empresa, que opera hace cinco años, cuenta con más de 1.300 tiendas en 310 municipios del país y genera cerca de 20.000 empleos, de los cuales 9.300 son directos y más de la mitad son mujeres.

En su momento Mercadería S.A.S. dijo que la pandemia surgió meses antes de que el negocio alcanzara su punto de equilibrio, “el proceso de negociación de emergencia tiene como objetivo pagar el pasivo de la compañía en su totalidad y está diseñado para la recuperación de compañías viables como esta”.

Según la Supersociedades, con el acuerdo es posible conjurar la crisis y preservar la empresa y el empleo mediante la negociación con los acreedores y la confirmación de un acuerdo de reorganización.

La entidad explicó que, en el marco del trámite, la compañía deberá fijar un aviso sobre el término de duración de la negociación, comunicar a los acreedores el inicio de la negociación de emergencia y a todos los jueces y entidades que adelanten procesos ejecutivos, de restitución, de ejecución de garantías o de cobro coactivo, con el fin de que se suspendan durante el trámite.

Posteriormente, Mercadería S.A.S. deberá iniciar la negociación con sus acreedores y celebrar el acuerdo de reorganización en un término no mayor a tres meses para la confirmación por parte del Juez del Concurso.

Temas relacionados

Comercio
Comparte: