Reporte de la firma eMarketer

La batalla por los nuevos consumidores en las redes sociales

Los usuarios de entre 12 y 17 años estarían migrando de Facebook hacia plataformas como Instagram y Snapchat, que exploran más agresivamente las posibilidades de la imagen.

En 2017, se espera que Instagram tenga ingresos publicitarios por US$2.810 millones.Bloomberg

Un estudio reciente de la firma de consultoría eMarketer asegura que, para finales de este año, Facebook registrará una baja entre las personas de 12 a 17 años en Estados Unidos. Esta es la primera vez que la firma hace una proyección negativa para un grupo específico de usuarios.

Las cifras de eMarketer dicen que, cuando concluya el año, 14,5 millones de personas en este rango de edad utilizarán la red social y la caída se estima en 3,4 %.

En términos absolutos, la noticia no suena grave si se tiene en cuenta que Facebook hoy tiene más de 2.000 millones de usuarios activos mensualmente y su crecimiento ha sido continuo, una tendencia que se mantendrá en el futuro más inmediato.

Ahora bien, estos usuarios no se evaporaron, sus celulares no les fueron confiscados por padres represores, tan sólo están migrando hacia aplicaciones como Snapchat, que ha probado ser muy popular entre el público más joven, e Instagram, una de las mayores plataformas de fotografía en el mundo, propiedad de Facebook desde 2012.

Aunque pareciera negocio redondo para Facebook, pues sus usuarios estarían migrando dentro de su propio ecosistema, hay que tener en cuenta que los esquemas de publicidad más agresivos (y rentables) están montados sobre la experiencia Facebook, una plataforma que, según datos de Comscore, es la aplicación más utilizada en EE. UU. si se combinan todos los rangos de edades. La segunda es Youtube, por cierto.

Instagram cuenta hoy con 300 millones de usuarios activos mensualmente y se espera que para 2017 obtenga ingresos publicitarios por US$2.810 millones. Los ingresos totales de Facebook para el segundo trimestre de este año están por encima de los US$9.000 millones.

Y aquí habría que introducir el factor Snapchat en la ecuación. Desde su entrada a la bolsa, Snap, la compañía detrás de la aplicación, ha reportado malos resultados financieros: en el segundo trimestre de este año tuvo US$300 millones más de pérdidas comparado con el mismo período del año pasado y su crecimiento, aunque continuo, va más lento de lo que esperan los analistas.

La suerte de Snapchat, sin embargo, podría cambiar si las proyecciones de eMarketer se sostienen en el futuro más inmediato, pues la base de usuarios entre 12 y 17 años es, en pocas palabras, la próxima generación de consumidores. Y esta, además, es una generación más entregada a la interacción a través de la imagen, el fuerte de Snap.

Los datos de la firma de consultoría proyectan que, para finales de este año, Snapchat concentrará más usuarios entre 12 y 24 años que Facebook e Instagram en Estados Unidos, el principal mercado para estas redes sociales.

Se estima que más de 60 % de los 150 millones de personas que diariamente usan Snapchat tienen entre 13 y 24 años y, según datos de la misma empresa, el usuario promedio entra a la aplicación más de 18 veces por día y gasta media hora en ella todos los días.

La estrategia alrededor de la cámara y el despliegue de contenido efímero en Snapchat han sido ampliamente imitados por Instagram. La jugada ha resultado beneficiosa, pues hoy el usuario promedio de esta última plataforma gasta diariamente, más o menos, el mismo tiempo que el de Snapchat.

Por otra parte, Snap se define como una compañía de cámaras, no como un fabricante del tipo Nikon o Canon, sino como una suerte de plataforma que gira alrededor de la cámara. Y esto, en otras palabras, quiere decir que Snapchat es, y crecientemente será, una plataforma de video. De acuerdo con cifras de Cisco, se estima que en apenas un par de años, 80 % del tráfico de internet será video en línea.

Y bajo esta óptica tiene mucho sentido el lanzamiento reciente de Watch, el nuevo sitio de video de Facebook, en donde la compañía programará contenido en video original.

La pelea entre las tres plataformas, entonces, es por mantener la atención de la próxima generación de consumidores, entregada aún más al culto de la imagen y, principalmente, al video.

Temas relacionados