¿Cómo será la atención de las víctimas en Bogotá en medio de la pandemia?

hace 1 hora
contenido-exclusivo

¿La edad de pensión debería ser la misma para hombres y mujeres?

Gremios como Fedesarrollo apoyan la idea. Quienes se oponen aseguran que sería una medida que aumentaría la inequidad del sistema pensional colombiano.

Getty Images

Si todo sale como se espera, a finales de este mes o principios de noviembre podría comenzar a tramitarse la sonada reforma pensional, que arrastra pesados lastres en materia fiscal, pero también en igualdad e inequidad.

Se estima que, actualmente, sólo una de cada cuatro personas mayores de 65 años se pensiona en Colombia. Entre quienes están en edad de pensión, sólo 24 % logra recibir una mesada de al menos un salario mínimo (y sólo 5 % son mujeres), de acuerdo con datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Si la reforma que se tramitaría este año sale adelante, será la cuarta ocasión en poco más de 20 años que se intenta arreglar el sistema de pensiones colombiano que, a juicio de analistas del sector y académicos, es insostenible e inequitativo.

Un tema como el sistema pensional suscita fuertes pasiones, así como propuestas y pronunciamientos de prácticamente todo el ecosistema económico. Y se entiende: todos tienen algo para perder o ganar en esa mesa.

Una de las ideas que ha salido a flote en estos días es la posibilidad de igualar la edad de pensión para hombres y mujeres. Actualmente, este umbral es de 57 años para las mujeres y 62 para los hombres y fue establecido en 2003.

En economías más desarrolladas, las edades tienden a ser las mismas, además de ser más altas (64 años, en promedio). Esto para explicar que la propuesta de igualar las edades no es un asunto nuevo. Las recomendaciones de la OCDE en el tema van en la vía de equiparar las edades para que el sistema mejore en cobertura y sostenibilidad.

La lógica detrás de esta idea, que no está exenta de polémica, está vinculada a la esperanza de vida promedio de cada género. Acá la pensión, la renta vitalicia, es vista como una especie de seguro, que garantiza el pago de una mesada desde el momento de pensionarse hasta que la persona muera.

Como todo seguro, esto implica el análisis de un riesgo y acá es donde entra la mayor expectativa de vida de la mujer a jugar: vivir más es asumido como un mayor factor de riesgo, lo que implica en este caso que, para que una mujer pueda obtener la misma renta de pensión, su monto ahorrado debe ser más alto. Esto es sólo para el régimen privado. En el público, esta diferencia de longevidad es asumida por el sistema, con recursos públicos.

La idea de igualar las edades va justamente en la vía de intentar balancear esta ecuación, pues si a la mujer se le pide un mayor monto de ahorro, no resulta equilibrado que la edad de pensión sea cinco años menor.

Ahora bien, esta es sólo una visión del asunto, apoyada por entidades como Fedesarrollo, que, además de unificarla, también propone elevar la edad de pensión hasta los 65 años.

Hay quienes van en contravía de esta perspectiva, como el profesor Óscar Rodríguez, experto en pensiones, profesor e investigador del Centro de Investigaciones para el Desarrollo de la Universidad Nacional de Colombia: “Me parece una medida inequitativa dadas las estructuras del mercado laboral y del sistema pensional en Colombia. Esta propuesta negaría la posibilidad de que un buen número de mujeres acceda a la pensión”.

Lea también: Tres “reformas” pensionales y contando

Rodríguez explica un elemento extra al debate sobre la diferencia en las expectativas de vida y es hacer una clara diferencia entre la esperanza de vida al nacer y la esperanza de vida saludable. La segunda es el número de años, en promedio, que una persona efectivamente tiene para disfrutar una pensión antes de entrar en procesos de deterioro físicos propios de la vejez.

En un artículo titulado “Rentismo financiero y vulnerabilidad social: el caso de las pensiones”, el investigador de la Nacional presenta este panorama. Entre 2020 y 2030, se calcula que la esperanza de vida al nacer, para hombres, será de casi 75 años años y la esperanza de vida saludable se ubicará en 66 años. Para mujeres, en el mismo rango, los valores serán de 82 y 70 años.

“Si corre la edad de la pensión, disminuye la posibilidad de que hombres y mujeres disfruten de la pensión. Ese es un dato fundamental. Al final, uno se pensiona y le quedan pocos años de vida bien, para de verdad disfrutar de la pensión, los otros pueden estar dominados por la enfermedad”, asegura el investigador.

El otro elemento que hay que tener en cuenta en este debate es que las mujeres tienen una rotación más alta en el mercado laboral. Dicho de otra forma, asuntos como la maternidad, el cuidado del hogar o de otros familiares (todas labores no remuneradas, pero que consumen tiempo y energía) usualmente van en contra del tiempo de trabajo remunerado y, por ende, de tiempo de cotización para pensión.

El contrargumento a este desbalance se podría encontrar en lugares como Chile, cuyo sistema pensional contempla abonos en tiempo o dinero para estas situaciones. No es el caso actual de Colombia.

Según información de Asofondos, en promedio, los hombres suman 570 semanas de cotización cuando llegan a la edad de jubilación y las mujeres 526; estos datos corresponden sólo al régimen privado.

Quienes defienden la equiparación de la edad al recordar que cuando nació el sistema pensional colombiano, la diferencia de edad promedio en los matrimonios en el país era de cinco años. De cierta forma, el esquema se pensó para que las pensiones llegaran al mismo tiempo. El otro factor histórico que explicaría la diferencia de edad es el promedio de hijos nacidos vivos, que rondaba los cuatro. Hoy, esta cifra no llega a dos, dicen los expertos.

885022

2019-10-08T16:25:13-05:00

article

2019-10-08T16:32:52-05:00

slarotta16_115

none

Redacción Economía.

Economía

¿La edad de pensión debería ser la misma para hombres y mujeres?

67

6060

6127

1