En vivo
Colombia se defiende de la demanda de Nicaragua en corte de La Haya
Los abogados del Estado colombiano responden a las acusaciones del país centroamericano sobre supuestas violaciones a sus derechos soberanos ante la Corte Internacional de Justicia.
Los abogados del Estado colombiano responden a las acusaciones del país centroamericano sobre supuestas violaciones a sus derechos soberanos ante la Corte Internacional de Justicia.
Minimizar
25 Apr 2017 - 3:00 a. m.

La estrategia de Cabify para competirle a Uber

En medio de la falta de regulación, evidente con la llegada de nuevas tecnologías, la compañía decide doblar su flota. Taxistas se oponen y anuncian una disputa legal.

Stefany Castaño Muñoz / @stefanycast

La flota de la empresa Cabify consta hoy de más de 20.000 carros, entre particulares y camionetas blancas, que prestan el servicio privado de transporte a empresas y particulares en las principales capitales del país. La aplicación representa el principal competidor de Uber, no obstante, esta última tiene la mayoría de participación en el mercado de Colombia y Latinoamérica.

Manuel Torres, director de operaciones de Cabify, asegura que su servicio está completamente diferenciado del de su competencia, pues sus estándares de contratación son elevados, además de sus sistemas de cobros, que no incluyen el efectivo, ya que, dice, esto le quitaría seguridad a su servicio. “Tenemos varias diferencias con nuestra competencia. Una de ellas es que no tenemos tarifas dinámicas sino, por el contrario, tarifas fijas para nuestros clientes”, explicó el director.

La semana pasada, la plataforma se vio involucrada en una demanda interpuesta por el conductor de taxi Jorge Eliécer Úsuga ante el Tribunal Superior de Medellín, en la cual el taxista solicita al Ministerio de Transporte y al Ministerio de Tecnologías de la Información el cierre inmediato de la aplicación, que, según plantea, “afecta gravemente sus derechos fundamentales al trabajo, a una vida digna y al salario mínimo vital y móvil”.

Sin embargo, es el único proceso que la aplicación tiene hasta el momento, de acuerdo con Jorge Santos, director de marketing de Cabify. El líder de los taxistas Hugo Ospina aseguró que ya instauró una demanda ante la Superintendencia de Industria y Comercio por competencia desleal y malas prácticas comerciales, en la cual también está involucrado Uber.

“Toda aplicación que preste servicio de transporte privado con vehículos particulares y de servicio especial, sus conductores van a hacer multados. De hecho, Cabify ya cuenta con una investigación en la Superintendencia, que en cualquier momento le pone una sanción mayor o igual a la de Uber”, dice el líder de los taxistas.

Pese a la difícil situación jurídica de estas plataformas digitales que amenazan el modelo tradicional de transporte, Cabify relanzará este miércoles su categoría Lite, su servicio de autos particulares, con el cual espera doblar su flota de 20.000 automóviles. La estrategia, que busca poner “a su mayor competidor” en jaque, comenzará con un viaje gratis para usuarios nuevos y antiguos por un monto máximo de $15.000. Además, a la iniciativa se une una alianza comercial con Condones Tino, reconocidos por ser la marca de preservativos del exjugador Faustino Asprilla.

Frente a una posible regulación y el hundimiento del proyecto de ley que promovía aplicaciones como Uber y Cabify, el gerente de asuntos públicos de Uber, comentó para este medio: “Es muy desafortunado que la Comisión Sexta de la Cámara de Representantes decidiera ignorar la voz de más de tres millones de colombianos que ejercieron su derecho democrático de proponer nuevas leyes que les aseguren alternativas innovadoras e incluyentes para atender su necesidad diaria de transportarse, y que a la vez son una oportunidad para frenar la congestión, la polución y la escasez de espacio público en las ciudades colombianas”. Por su parte, las directivas de Cabify se sienten tranquilas frente a la incertidumbre con estas plataformas en el país. Sin embargo, no desconocen que se necesita un marco jurídico que las acoja para que puedan prestar su servicio a cabalidad. Esta semana, Jorge Santos y Manuel Torres asistirán a la Comisión Sexta del Senado con el fin de exponer una posible propuesta que ayude a facilitar su funcionamiento. Aún hay tela por cortar, pues los conductores de taxis, en cabeza de su líder, darán una batalla jurídica larga contra estas aplicaciones para que sean prohibidos sus servicios. No obstante, Cabify y Uber sostienen que no dejarán de ofertar sus productos y, por el contrario, esperan fortalecerse en el país y en Latinoamérica.

Comparte: