11 Dec 2018 - 2:18 a. m.

“La fórmula es que el Estado busque a la gente”: alta consejera para las regiones

Karen Abudinen explica la metodología para que los compromisos que adquiere el Gobierno en cada encuentro con la ciudadanía se cumplan y afirma que los mayores retos están en áreas como salud, educación e infraestructura.

María Alejandra Medina / @alejandra_mdn

Karen Abudinen, alta consejera para las regiones.  / Natalia Pedraza.
Karen Abudinen, alta consejera para las regiones. / Natalia Pedraza.
Foto: Natalia Pedraza

Karen Abudinen es la alta consejera para las regiones. En diálogo con El Espectador, explicó que ha enfocado su trabajo en los talleres Construyendo País, liderados por el presidente Iván Duque y a los que, en 16 sábados, han asistido más de 45.000 ciudadanos. También, en reunirse con alcaldes y gobernadores: más de 540 y 28 de ellos, respectivamente. (Lea 100 días de Iván Duque: estabilizar el territorio y cerrar la brecha)

Asegura que su tarea es conectar al Gobierno Nacional con los gobiernos departamentales, locales y la ciudadanía, para plantear soluciones a los principales problemas del país, como pobreza, empleo, salud, educación e infraestructura. Añade que los resultados de estos ejercicios sirven de insumo para el Plan Nacional de Desarrollo, que el Gobierno está próximo a presentar.

Con un equipo de unas 15 personas, su labor también es hacer seguimiento al cumplimiento de los compromisos que se adquieren en los talleres y que pasan a ser competencia de las distintas entidades del gabinete. Han sido 535 compromisos en total, de los cuales se han logrado 169. “Para los restantes, más de 300, ya hay acciones concretas”, dice.

La agilidad depende de la complejidad del compromiso. Por ejemplo, abrir una convocatoria para programas de vivienda, como ocurrió en Girardot, o una rueda de negocios para productores de alimentos en Malambo, están entre los que se encuentran ejecutados.

¿Qué balance hace de los más de cien días desde que llegó a la Alta Consejería?

En la Alta Consejería para las Regiones hemos estado en varias acciones. Una de ellas han sido los talleres Construyendo País, que son el espacio más importante que tiene el Gobierno para dialogar con los ciudadanos y escuchar sus problemáticas, pero, sobre todo, saber cuáles son las propuestas que pueden trabajar con el Gobierno Nacional para avanzar en los ejes que el presidente Duque tiene en el Plan de Desarrollo: legalidad, emprendimiento y equidad. Al final, lo que queremos es un país más equitativo, donde los ciudadanos tengan acceso a todas las oportunidades: a educación, salud, trabajo... a todas las necesidades básicas. También, escuchar a los alcaldes y gobernadores. Y en los talleres todo el gabinete acompaña al presidente, pero también le da respuestas a la ciudadanía sobre las inquietudes y necesidades y cómo podemos transformar entre el Gobierno Nacional, los gobiernos locales y los ciudadanos, para llegar a la equidad.

¿Y la Consejería tiene el papel de coordinadora?

Nosotros llegamos dos días antes y lo primero que hacemos son mesas de trabajo, a las que llamamos a toda la ciudadanía para que nos cuenten cuáles son sus problemas y cómo pueden proponerle acción al Gobierno Nacional. Tenemos mesas de salud, educación, adulto mayor, discapacidad, LGBTI, agricultura, turismo, minas… Son 25 temáticas que tratamos en esas mesas y están compuestas por un grupo de personas líderes que se convocan de diferentes formas, como perifoneo o medios de comunicación. Cada mesa puede tener de treinta a cuarenta personas. En esos espacios hemos tenido casi 8.500 ciudadanos. Por grupos se han definido cuáles son las necesidades de cada sector y cuál es la propuesta que le presentan al presidente, para que con sus ministros y el gabinete pueda tomar decisiones.

¿La Consejería tiene la capacidad de acción y el personal suficiente?

Aquí se trabaja 24/7. No hay capacidad de espera, sino de hacer. Es una Consejería de acción, que lo que le gusta son los resultados y la ejecución de los compromisos. Es un equipo pequeño, pero de alguna manera ha tenido buen relacionamiento con los ministerios. Cada ministerio tiene un enlace que se dedica a los talleres Construyendo País y es el que finalmente también hace seguimiento en el interior del ministerio de los compromisos que quedaron plasmados en el acta que lee el presidente al final de cada taller. Semanalmente revisamos los avances, cómo van los compromisos, si hay que impulsarlo, porque a veces el compromiso no depende solo del ministerio, sino también de que el alcalde cumpla con los requisitos. Entonces toca desde la Consejería llamar al alcalde, recordarle que no ha cumplido, y los alcaldes empiezan también a generar una carrera para lograrlo, porque finalmente eso es lo que le va a dar el beneficio a la comunidad. Es un coequipo entre territorio local, departamental, ciudadanía y Gobierno Nacional. Es una fórmula cercana, fácil de llegar al Gobierno. Si uno pide una cita con el presidente de la República, muchas veces no te la pueden dar enseguida. Aquí, prácticamente sin cita, estás hablando directamente con el presidente. Al vocero lo escoge la mesa, entre todos votan y dicen quién debe ser el vocero, quién va a representar cada sector.

¿En qué sectores están en los mayores retos o necesidades?

Los retos son salud, educación, infraestructura, vías terciarias, agricultura, víctimas. Son los temas que más surgen en los talleres, y hay veces que con solamente uno escuchar al ciudadano ya le resolviste el problema, porque a veces lo que uno necesita es ser escuchado, sentir que el Gobierno siente tu dolor. También, alrededor de estos talleres hacemos unas ferias de servicios. El día anterior estamos con Planeación Nacional, dando oferta a la ciudadanía, por ejemplo, el registro civil, tarjeta de identidad, Sisbén… Y lo importante es que esto va a continuar. El otro año vamos a hacer 46 talleres Construyendo País y estas ferias de servicios cada 15 días. A la última feria que hicimos, en Cúcuta, fueron 8.000 ciudadanos. Impresionante. Además, también les ayuda mucho a saber dónde está la oferta. A veces uno como ciudadano no sabe quién le resuelve el problema. La fórmula es: el Estado buscando a la gente, a la ciudadanía, a los gobernadores, al alcalde, a los problemas y solucionando.

¿Cuál es el papel de la Alta Consejería en el asunto del posconflicto e implementación de los acuerdos?

El tema lo manejan Emilio Archila y Miguel Ceballos. Son los que manejan todos los temas de paz. Desde la Consejería, mi rol es estar en las regiones, llevar los beneficios, oportunidades, unir al Gobierno Nacional con los gobiernos regionales, siempre coordinados con los consejeros que lideran los temas de paz y de posconflicto.

¿Cómo es el trabajo con una agencia como Renovación del Territorio, que también tiene un enfoque de gestión territorial?

Nosotros no ejecutamos proyectos. Contamos qué oferta tiene el Estado para que se le pueda trasladar en beneficios a los ciudadanos por medio de las diferentes entidades, según su competencia. Por ejemplo, si me llega un tema de agricultura, yo le traslado la competencia al Ministerio de Agricultura y le hago el seguimiento respectivo hasta que se cumpla el compromiso.

 

Síguenos en Google Noticias

Temas relacionados

Karen Abudinén