3 Oct 2018 - 9:29 p. m.

La plataforma que conecta a los agricultores con restaurantes

Frubana es un emprendimiento que busca, a través de la tecnología, hacer la comida más barata para Latinoamérica, mientras los agricultores reciben mejores ingresos.

Ingrith Gómez Morales/ igomez@elepectador.com / @IngrithGomez23

Pixabay
Pixabay

Encontrar una forma para que los campesinos sean reconocidos como empresarios y reciban los ingresos justos, más que necesario, se convirtió en algo urgente. En Colombia casi el 75 % de los habitantes de zonas rurales gana por debajo de un salario mínimo, inclusive el sector agropecuario que ocupa el 70 % aproximadamente, según datos del Departamento Nacional de Planeación, (DNP).

Lea también: La aplicación colombiana que combate el desperdicio de comida

Esta cifra es más preocupante si se revisan las posibles causas. Algunos campesinos y expertos en agro reconocen que es el resultado del libre comercio, de los intermediarios a la hora de vender los productos y a la competencia desleal que hace que los precios de los productos agrícolas domésticos bajen. 

Para contribuir en la solución de este problema un grupo de jóvenes creó Frubana, un emprendimiento de tecnología, especializada en frutas y verduras, que busca conectar al campo directamente con los restaurantes. De esta manera, se venden los productos más económicos para Latinoamérica, mientras que los agricultores reciben mejores ingresos.

Los fundadores de la organización encontraron una solución a una problemática evidente en el agro. La situación actual es tan crítica que un restaurante compra tres veces más caro el producto de lo que lo venden los agricultores. 

“Un campesino en Colombia vende en mil pesos el kilo de limón y los restaurantes están comprando ese mismo kilo en tres mil pesos. Frubana identificó esta necesidad y se enfoca en optimizar la cadena de suministro para reducir costos para el comprador y pagarle un precio superior al productor”, explica Fabián Gómez Gutiérrez, fundador de la empresa.

La diferencia económica que se genera, explican los líderes de la empresa, tiene que ver con la cantidad de intermediarios que existen en la venta de productos agrícolas. Según Fabián, la cifra diferencial entre el precio percibido y el pagado resulta de la suma del porcentaje, que va desde el 10 % hasta el 20 %, de 4 o 5 intermediarios. El desperdicio de comida también es un factor importante en el valor de los productos. 

Además: Desarrollo sostenible, un aliado del medio ambiente

“Hoy no hay datos que conecten el consumo de la ciudad con la producción del campo. Los agricultores tradicionalmente lo que hacen es enviar a la ciudad lo que se produzca sin tener en cuenta que tanto se consuma en un mes. Esto genera desperdicio y que los precios aumenten”, afirma Miguel Silva Trujillo, encargado de la parte de tecnología e innovación de la empresa.

Lo que hace la plataforma es que, a partir de un sistema tecnológico y la información que les suministran los restaurantes, analiza exactamente qué comprar a los agricultores para poder ofrecer lo necesario y así evitar que sobre alimentos y se desperdicien. “La plataforma genera un registro de las compras realizadas por los clientes, lo que les ayuda a conocer sus costos reales, proyectarse a futuro e identificar comportamientos de consumo, entre otros”, aclara Silva. 

Entre los productos que más solicitan los restaurantes están el aguacate, cebolla, tomate y cítricos. 

De acuerdo con el Departamento Nacional de Planeación, (DNP), en Colombia se desperdician cerca de 9,76 millones de toneladas de comida al año; de las cuales, 6,08 millones de toneladas corresponden a frutas y verduras, lo que representa 58% de los alimentos disponibles. Las principales causas del desperdicio en el país se deben a dos factores principalmente, la ineficiencia en la cadena de producción y los hábitos de los consumidores. 

La cifra de desperdicio de frutas y verduras de Frubana es menor a un 3%, en comparación al 58% que actualmente desperdicia esta industria.

Le puede interesar: ¿Qué está pasando con el campo colombiano?

En tan solo tres meses que lleva la plataforma en operaciones, ha logrado atender a más de 200 restaurantes, crecer a un ritmo de 25 % cada semana y vender frutas y verduras para servir alrededor de 1 millón de platos. “Lo que se viene para la organización es crear la versión para los agricultores, en donde ellos puedan ingresar y ofertar sus productos. Actualmente se comunican por medio de un call center, entonces ellos recargan sus teléfonos y nosotros los llamamos para hacerles los pedidos correspondientes”, asegura Fabián Gómez. 

Plataforma fácil de usar

Resulta muy sencillo para los restaurantes hacer sus compras por Frubana.  Solo necesitan ingresar en la página web o por la aplicación disponible para Android y realizar los pedidos, como sucede con cualquier plataforma de e-commerce.  El cliente escoge los productos, ingresa la información de envío, lleva a cabo el pago, y al día siguiente se entregan los productos

Si se hace el pedido hasta las 9 p.m. del día anterior, se les garantiza a los restaurantes la entrega en la mañana siguiente.

*Si quiere conocer más sobre emprendimiento y liderazgo sostenible, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook:

Síguenos en Google Noticias