La pregunta de US$6.000 millones en el divorcio de Jeff y MacKenzie Bezos

Los analistas se cuestionan si el proceso podría introducir más acciones de Amazon al mercado accionario, pues son altamente demandadas por los inversionistas.

Jeff y MacKenzie Bezos.AFP.

El divorcio de Jeff y MacKenzie Bezos ha creado un enigma para los inversionistas en índices: ¿quién se queda con las acciones de Amazon.com Inc.? (Lea MacKenzie Bezos podría convertirse en la mujer más rica del mundo)

Declaraciones reglamentarias muestran que Jeff Bezos posee casi 79 millones de acciones de la compañía, con un valor aproximado de US$130.000 millones ayer. Si MacKenzie toma una parte en liquidación, o alguna de las partes debe liquidar sus activos para cubrir sus gastos por el divorcio, esas acciones podrían terminar en el comercio libre de la empresa. A su vez, eso podría aumentar la ponderación de la compañía en los índices, incluido el S&P 500, por lo que los fondos de seguimiento se irían a una pequeña juerga de compras de Amazon.

"Desde la perspectiva del índice, necesitarías vender un poco de todo lo demás y comprar algo de Amazon", explica David Dziekanski, gestor de cartera en Toroso Investments. "Los mercados de acciones absorberán cualquier acción adicional de Amazon sin mucho impacto en el precio".

Todavía es una pregunta especulativa pero pertinente, dado que alrededor de US$3,4 billones están vinculados al S&P 500, y otros US$6,5 billones utilizan el indicador como punto de referencia. Con esto, la metodología intelectual que dirige índices como el S&P 500 queda en el centro de la atención. El indicador utiliza el número de acciones de una compañía disponibles al público –no el total de acciones en circulación– para determinar su peso en el índice, y calcula ese número excluyendo las acciones de propiedad de los funcionarios y los directores de la compañía, así como las de los individuos que poseen 5 % o más de la empresa.

Por tanto, la asignación de Amazon está ajustada para excluir la participación de 16 % de Jeff Bezos. Si MacKenzie Bezos se queda con 24 millones de esas acciones, justo por debajo del umbral de 5 % del S&P, el peso de la compañía en el índice podría incrementar y generar una reorganización de inversiones por US$6.000 millones de inversionistas en índices que necesitan reforzar sus posiciones.

Pero la metodología del S&P también excluye de sus cálculos las acciones propiedad de "personas relacionadas" con los funcionarios y directores de la compañía. El proveedor del índice se negó a comentar si esa categoría incluiría a excónyuges, y una portavoz agregó que la firma no suele comentar sobre compañías en particular.

Sería más fácil incrementar el peso de las acciones si Bezos vende algunas para recaudar efectivo. Porque, seamos sinceros, ni siquiera Amazon puede abaratar los divorcios.