Publicidad
7 Jan 2021 - 2:00 a. m.

Las TIC en 2020: un servicio esencial en tiempos de pandemia

La tecnología y las telecomunicaciones permitieron mantener cierto grado de normalidad durante la crisis. En 2021, el reto será seguir con el despliegue de 4G, para eventualmente iniciar la conversación sobre 5G.
María Alejandra Medina

María Alejandra Medina

Editora Sección Mundo
Al inicio de la crisis por el COVID, en Colombia, unos tres millones de empleados adoptaron el trabajo en casa a través de las TIC.  / Getty Images
Al inicio de la crisis por el COVID, en Colombia, unos tres millones de empleados adoptaron el trabajo en casa a través de las TIC. / Getty Images
Foto: SEAN GLADWELL

En 2020, uno de los sectores que de alguna forma “salvaron la patria” fue el de tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC). Muchos trabajadores y estudiantes pudieron continuar con sus actividades a través de internet en un país en el que, sin embargo, casi el 50 % de los hogares no están conectados a esa red, sobre todo en zonas rurales. El trabajo en casa, la educación virtual, la telemedicina, el comercio electrónico, las plataformas audiovisuales para el entretenimiento y otras como Zoom y Teams para los encuentros sociales fueron vehículos que, de una u otra forma, ayudaron a mantener cierto grado de normalidad para la vida y la economía, principalmente en las ciudades.

Las TIC “sirvieron de soporte a familias, empresas y sociedad en general para mantenerse comunicadas, informadas e intentar continuar con sus vidas en medio de la ‘nueva normalidad’”, dice Ismael Arenas, presidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros (Aciem). Para Samuel Hoyos, presidente del gremio de operadores Asomóvil, si el personaje de 2020 fuera un sector, sería el de las TIC: “Tuvimos que soportar un aumento en el tráfico sobre la red que nunca habíamos tenido, superior al 40 %, de un día para otro, algo técnicamente muy difícil. Pero, a pesar de las dificultades, la red funcionó”. Aunque no ha caído como el comercio o el turismo, el PIB de las comunicaciones al tercer trimestre bajaba 2,4 %.

Además de las medidas que a causa de la emergencia tuvieron que adoptarse —como exenciones de IVA a ciertos servicios de voz y datos, el pago del auxilio de conectividad en vez del subsidio de transporte para quienes se fueron a laborar desde sus casas, entre otros—, grandes proyectos para el país siguieron su marcha, como la adjudicación de 14.000 centros rurales conectados a internet, el despliegue de la conectividad 4G por parte de los operadores asignatarios de la banda de 700 MHz y los pilotos de la próxima generación de comunicaciones, la 5G, asuntos que seguirán teniendo impacto en 2021.

Sobre la adjudicación de los 14.745 sitios rurales, en los 32 departamentos, vale la pena recordar que se trata de un proceso que busca llevar internet principalmente a escuelas rurales, desde donde las comunidades también podrán conectarse. Se implementará durante más de 10 años, con velocidades mínimas de navegación de 12 mbps. Luego de la polémica desatada debido a que el apoderado de uno de los oferentes (SES Inred) era también asesor de la ministra, otros dos proponentes, Claro y la Unión Temporal Centros Poblados, resultaron ganadores en la licitación. El primero llevará esa conectividad a 17 departamentos y el segundo, a 15.

También es preciso mencionar que una de las obligaciones para Claro es que los esfuerzos de conectividad que haga como resultado de la subasta de 700 MHz, llevada a cabo en diciembre de 2019, no tengan nada que ver con sus obligaciones contractuales en la operación de los mencionados centros digitales. Esta compañía, Tigo y el nuevo operador, Wom, son las tres que recibieron permisos de uso de espectro en la banda de 700 MHz, para el despliegue de comunicaciones de 4G en el país. Fue a través de esta asignación que Partners (comercialmente conocido como Wom) entró al país.

Hasta el momento, Tigo informa que logró activar más de 2.300 antenas en la banda de 700 MHz. “Desde que se inició el despliegue ya se han logrado 6.446 kilómetros cuadrados adicionales de cobertura LTE, lo que serían 42 veces el área de la ciudad de Barranquilla”, explicó en un comunicado. Claro, por su parte, para el cierre del primer año desde que quedaron en firme sus obligaciones con la subasta, espera haber conectado, con la banda de 700 MHz, 280 localidades en 23 departamentos. Recientemente destacó que “es el primer operador en llevar conectividad a las poblaciones rurales de Albania, Naranjito y San Roque, en Putumayo, en lo profundo de la selva tropical, como parte de su propósito de cubrir las zonas más apartadas en el despliegue de la banda de 700 MHz”. Wom, finalmente, aseguró que para finales de 2020 habría desplegado 800 antenas en zonas urbanas y 131 en sitios rurales; “estos últimos darán conectividad a 300 comunidades en zonas apartadas del país, lo que representa cerca del 50 % del compromiso adquirido por Partners Telecom Colombia con la adjudicación de espectro”.

La puesta en operación de esta nueva empresa será sin duda uno de los hechos más esperados de 2021 en relación con el mercado móvil colombiano. A propósito de esto, en los últimos días de 2020, la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) determinó en segunda instancia que Claro y Tigo deberán darle a Wom la interconexión con sus redes, algo necesario para operar. Claro y Tigo no solo señalaron que fue Wom el que se levantó de la mesa de negociación e inició el conflicto a instancias de la CRC, sino que han sido dos de los mayores críticos de la forma en que el nuevo competidor ha entrado al país.

Las discrepancias se remontan a la “renuncia” de Partners a uno de los bloques que ganó en la subasta de espectro, por el cual, por error, ofreció 10 veces el valor estimado. Asimismo, los otros jugadores del mercado consideran que la adquisición de Avantel por parte de los mismos dueños de Wom debería retirarle a este último los beneficios que obtiene como operador nuevo o entrante (pues Avantel es un operador ya establecido, con experiencia, espectro, clientes, etc.). La CRC, sobre esto, determinó que Avantel no podrá beneficiarse de las condiciones que Wom pacte con Claro, Tigo y Une.

Sobre 5G, el presidente de Aciem explica que con esta tecnología “se aumentará sustancialmente la velocidad de conexión (navegación en internet de hasta a 10 GBps), se reducirá al mínimo la latencia (tiempo de respuesta de la web a cinco milisegundos, imperceptible para el ser humano) y se multiplicará exponencialmente el número de dispositivos conectados a nivel mundial”.

Hoyos, por otro lado, es consciente de que aún hay brechas por cerrar en materia de 4G; sin embargo, destacó que los pilotos de 5G ya se están realizando en el país. En 2020 Comcel (Claro), Emcali, ETB, Colombia Telecomunicaciones (Movistar) y Colombia Móvil (Tigo) manifestaron su interés en una eventual asignación de espectro para esta tecnología entre 2021 y 2022. La fecha de esta asignación y, por ende, el lanzamiento comercial aún están por verse.

Síguenos en Google Noticias