Las mujeres y su papel en la paz y la seguridad

hace 0 sec
Gremios creen que iniciativa del PND aumentaría el contrabando
contenido-exclusivo

Los aranceles a textiles y sus efectos en el bolsillo de los colombianos

La Cámara Colombiana de la Confección y Afines defiende la medida. Sin embargo, otros gremios como la ANDI, Fenalco y Analdex, la critican.

El aumento en los aranceles afectará el bolsillo del consumidor, admite el Gobierno. / Pixabay

¿Se ha preguntado cuánto afectarán los aranceles propuestos en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) a las prendas de vestir? Algunos gremios como Fenalco y la ANDI aseguran que el precio de una prenda se incrementaría un 25 %, en promedio. Por ejemplo, si un pantalón le costaba $100.000 ahora le valdrá $125.000.

El asunto fue uno de los más polémicos en la discusión del PND. Por un lado, la Cámara Colombiana de la Confección y Afines (CCCA) defendió la tarifa, que pasó del 15 % al 37,9 % a las importaciones de los artículos de vestuario cuando su precio sea inferior o igual a US$20 por kilo. Para las que superen ese precio establece un arancel del 10 % según el valor: más de US$3 por kilo.

De acuerdo con la CCCA, la medida pretende proteger la industria nacional de las de prendas de vestir importadas a muy bajos precios desde Asia y África, lugares que en su mayoría no pagan salarios justos y generan una competencia desequilibrada, “pues esos países pagan US$50 al mes vs. US$400 en Colombia”, dijo Guillermo Criado, presidente de la entidad. (Contexto: Sigue la discrepancia por los aranceles a las prendas de vestir en Plan de Desarrollo).

En entrevista con El Espectador, Criado aprovechó para desmentir a los gremios que han salido a defender las importaciones de los países asiáticos porque, según él, le están mintiendo al país al decirle que la ropa se va a encarecer un 25 %.

La Asociación de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Acopi) coincide con la CCCA en cuanto a los beneficios que la iniciativa representaría para el sector. “La competencia que nos llega de otros países con una mano de obra tan barata afecta nuestra producción”, mencionó Rosmery Quintero, presidenta del gremio.

Posiciones en contra

En la otra posición se encuentran empresas como la ANDI, Fenalco y Analdex, e incluso el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (Mincit), que afirman que ese aumento en los aranceles sí afectaría el bolsillo del consumidor.

El documento del Mincit, firmado por el ministro José Manuel Restrepo, expone las consideraciones de la entidad sobre los artículos del PND. Según la carta, el aumento en los precios “significa un encarecimiento de aproximadamente un 25 % de los precios en el vestuario, afectando a 47 millones de colombianos y beneficiando una sola parte del sector”. Sin embargo, desde la Cámara afirman que el arancel afectaría solo el 3 % de los precios promedios al consumidor y, por el contrario, brindaría equilibrio en el mercado. (Le puede interesar: Importación de ropa causa disputa en el Plan Nacional de Desarrollo).

Además, los gremios que están en desacuerdo con la iniciativa, que se convertiría en ley la próxima semana, advierten que la política arancelaria es competencia del Ejecutivo y no del Congreso, que se expondría a Colombia a sanciones de la Organización Mundial del Comercio y que el contrabando tomaría fuerza.

Sin embargo, en una carta Acopi indica que es una decisión que no debe afectar la institucionalidad del país: “Las medidas adoptadas se hacen necesarias; no obstante, el mecanismo no sería a través de la ley que adopta el Plan Nacional de Desarrollo. Proponemos expedir un decreto, dadas las facultades del Ejecutivo, que contemple las disposiciones sobre ampliación de los aranceles”.

Contrabando

“En primer lugar va a estimular el contrabando, porque esto aumentaría el margen de comercialización y las ganancias de los contrabandistas en un 50 %”, consideró Eduardo Visbal, vicepresidente de Fenalco Nacional. En eso concuerda Camilo Herrera, economista y fundador de la firma de investigación de mercados y consumo Raddar, quien dice que “el comercio es como el agua: si se le cierran las puertas, busca la forma de entrar”, en referencia al poder que tomaría el comercio ilegal.

Aunque Criado insiste en que la medida solo afectaría las importaciones de países con los que Colombia no tiene acuerdos comerciales, Herrera explica que al subir los precios de los importados, los colombianos estarán tentados a comprar más producto local, pero “el dilema es la gran cantidad de marcas locales que importan materiales, porque mucho de lo que hacen por fuera no se puede hacer en Colombia. Cada vez que se suben los aranceles, el que pierde es el consumidor, porque no puede comprar lo que quiera, sino lo que pueda”.

Juan Carlos Giraldo, periodista especializado en moda, también critica el incremento en los aranceles y afirma que tendrá un impacto negativo en los diseñadores y confeccionistas emergentes. “Es un absurdo, porque es una industria que va creciendo en este país. Te invitan a ser emprendedor, pero te están poniendo muchos impuestos. El producto se va a encarecer de tal manera que ni el producto interno ni el externo van a funcionar, porque quién va a comprarlo”. Giraldo agregó que el consumo se va a desestimular y se va a incrementar el contrabando. “Hay una lucha contra el contrabando, pero empujan a la gente porque sale más barato”.

Quintero, presidenta de Acopi, enfatizó en que la medida busca contrarrestar la importación desmedida y dijo que muchos de esos productos que llegan no son de buena calidad. Además, invita a los consumidores que tienen las capacidades a que aprendan a comprar. “No afecta el bolsillo, porque es la libre oferta y demanda. En el sentido en que si tienes la capacidad de comprar de mejor calidad, tú decides. Tienes un catálogo de oportunidades, incluso productos nacionales pueden ser económicos”.

¿Se incrementará el IPC?

El vestuario es el cuarto rubro con mayor peso en la canasta familiar, de acuerdo con el Índice de Precios al Consumidor (IPC), “después de los alimentos, vivienda y transporte, y está por encima del gasto en salud y educación; por ello un incremento en los aranceles de las confecciones tiene un efecto regresivo al impactar la población de menores ingresos”, indicó el Mincit.

Visbal cree que la medida subiría hasta en un punto porcentual el IPC. En abril de 2019, el IPC registró una variación del 0,50 % en comparación con marzo de este año. Las prendas de vestir y calzado ocuparon un 0,07 %. De acuerdo con Raddar, el tamaño del mercado del vestuario en Colombia es de $3,5 billones. “Es ingenuo pensar que semejante subida de aranceles no va a tener efectos y va a afectar a familias y hogares de menores ingresos, que tienen que dedicar un mayor porcentaje a estos productos”, aseguró el vicepresidente de Fenalco.

860299

2019-05-12T16:34:47-05:00

article

2019-05-13T11:42:37-05:00

[email protected]

none

Lucety Carreño - @LucetyC - [email protected]

Economía

Los aranceles a textiles y sus efectos en el bolsillo de los colombianos

72

7322

7394

1

Temas relacionados