Los cableoperadores debaten su futuro en la 'era Netflix'

Asotic, que agremia a las empresas de televisión por suscripción, espera una reducción de cargas regulatorias en la próxima política del sector audiovisual, que está en construcción, en manos del Gobierno.

El foro de Asotic, gremio de la TV paga, discutirá la irrupción de plataformas como Netflix. / Bloomberg

Quitar cargas. Esa es la consigna que desde hace meses vienen defendiendo distintos actores de la industria audiovisual en Colombia, en el debate frente a la aparición de nuevas plataformas, como Netflix, conocidas genéricamente como OTT (over-the-top), que les compiten a los canales de televisión y a quienes retransmiten contenidos de una forma tradicional, como los cableoperadores.

La discusión llega de nuevo esta semana a raíz del foro de Asotic, el gremio de las empresas de televisión por suscripción. “OTT vs. TV paga: ¿Competencia o complemento?”, es el tema alrededor del cual no sólo participarán los privados, sino también el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Mintic) y las autoridades reguladoras, para empezar a plantear preguntas y encontrar respuestas.

De acuerdo con Galé Mallol, presidenta de Asotic, el gremio no está “en contra de la tecnología. Creemos que hay un modelo complementario”, es decir, entre los actores tradicionales del negocio y las nuevas plataformas. Entre las solicitudes del sector está que se eliminen lo que ellos consideran “barreras”, como la licencia de televisión por suscripción, y que se replantee la contraprestación que por usuario dan las empresas al Estado.

En definitiva, buscan que el Gobierno tenga en cuenta que la aparición de nuevos competidores –que llegan a los usuarios sin haber invertido en infraestructura, porque llegan a través de internet– se ha dado en un contexto en el que los jugadores tradicionales hacen aportes al Estado, compran sus contenidos en dólares, entre otros aspectos. Para Mallol, sería ideal encontrar una forma para “que empresas como Netflix existieran en Colombia, abrieran oficinas, hicieran coproducciones con la televisión pública, RCN o Caracol”.

En definitiva, sus peticiones como sector son similares a las que con anterioridad ha hecho otro gremio, Andesco: una remoción de cargas a la que se sume la creación, por ejemplo, de un regulador convergente, es decir, que las responsabilidades dejaran de estar repartidas entre la Autoridad Nacional de Televisión y la Comisión de Regulación de Comunicaciones, pues hoy desde el dispositivo que nos sirve para llamar también navegamos por internet o lo que vemos a través de la pantalla chica lo podemos obtener a través de un computador conectado a la red.

El Departamento Nacional de Planeación hizo la recomendación del regulador convergente hace cerca de un año, al igual que la creación de una superintendencia TIC. Por lo pronto, desde el Mintic sostienen que la nueva política de televisión, para la cual se hicieron mesas de trabajo con el sector, se empezará a socializar en el segundo semestre de este año. Allí estaría incluida la creación del único regulador, pues es algo que, además, ha recomendado la OCDE.

En su momento Samuel Yohai, presidente de la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones (CCIT), ya le había dicho a El Espectador que “hay que hacer un análisis muy detallado en el tema del regulador. Debe haber una real independencia porque todavía hay gran injerencia del Mintic sobre la CRC y terminan siendo juez y parte”.

Mallol concluye que, de equipararse las cargas, digitalizando las empresas y, además, regulando las tarifas para que no haya competencia desleal, se solucionarían de raíz asuntos espinosos como el subreporte de usuarios que ocurre en el sector (usuarios con base en los cuales los privados hacen sus aportes al Estado).

Temas relacionados

 

últimas noticias