Publicidad
17 Aug 2022 - 2:00 a. m.

¿Cómo está la salud de la economía colombiana?

Los datos del PIB para el segundo trimestre del año sorprendieron por ubicarse por encima del promedio de proyecciones de los analistas y alcanzar 12,6 %. Casi todos los sectores registran una recuperación importante.
El dato superó las expectativas de los analistas. - Imagen de referencia
El dato superó las expectativas de los analistas. - Imagen de referencia
Foto: Getty Images/iStockphoto - Andry Djumantara

Los más recientes datos sobre la salud de la economía colombiana permiten ver una recuperación casi absoluta en casi todos los renglones y esquinas del panorama económico nacional.

Según las cifras reveladas por el DANE este martes, el Producto Interno Bruto (PIB) tuvo un crecimiento de 12,6 % para el segundo trimestre de 2022. Este fue un comportamiento más alto al esperado por la mayoría de analistas, que en promedio proyectaban una expansión de 11,4 %, con la mayor proyección en 13 % y la mínima en 10,8 %.

Vale recordar que para el primer trimestre de este año el PIB registró una expansión de 8,6 % (la cifra inicial fue de 8,5 %, pero fue revisada por el DANE este martes). Esto implica que para el primer semestre de este año la economía colombiana ha crecido a un ritmo de 10,6 %.

Para algunos, estas cifras representan todo un triunfo, pues ya están desprovistas casi totalmente del influjo más directo de la pandemia y de la crisis económica que ésta indujo. Para Bruce Mac Master, presidente de la ANDI, “el crecimiento de la economía colombiana en el primer semestre de 2022, de 10,6 % frente al mismo período de 2021, es una gran noticia para el país que continúa reflejando la tendencia de dinamismo y recuperación. Esperamos que, con las señales correctas de confianza inversionista y estabilidad jurídica, este año pueda cerrar con cifras igualmente positivas, que evidencien la consolidación de ese crecimiento”.

Lea: Lo bueno, lo malo y lo que le sobra a la reforma tributaria

La historia de la recuperación

De acuerdo con los datos del DANE, en su conjunto la economía colombiana está creciendo por encima de los niveles registrados para el último trimestre de 2019. En otras palabras, el PIB se expande más allá que el referente prepandemia, algo que ya venía haciendo desde el tercer trimestre del año pasado, tan sólo que ahora lo hace mucho más sólidamente.

Solidez y recuperación son, precisamente, dos de las palabras que más han utilizado analistas para referirse a los datos del PIB. La utilización de los términos está anclada en varios elementos. El primero es que, de los 12 renglones analizados por el DANE, 10 está creciendo en su comparación trienal (o sea, frente al referente prepandemia del segundo trimestre de 2019).

El que registra un mejor ritmo es, sin duda alguna, el sector de actividades artísticas y de entretenimiento, que, frente a 2019, se expandió 55,9 % en el segundo trimestre de 2022.

Este renglón de la economía comanda también los crecimientos si se comparan los segundos trimestres de 2020 y 2021 (72,7 %) y 2021 y 2022 (36,3 %).

Durante la presentación de los datos, Julieth Solano, subdirectora general del DANE, resaltó la importancia que ha tenido la reactivación de festivales y espectáculos públicos en el comportamiento del PIB.

A su vez, Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank, explicó que “lo que más ha ayudado a la reactivación de la economía, por el lado del consumo privado, que creció más del 14 % en el segundo trimestre, es la reactivación de muchos eventos como el Festival Vallenato y el Festival de Teatro”.

Le puede interesar: Estas son las cartas que espera jugar la nueva ministra de Trabajo

Después del entretenimiento, el comercio es el otro renglón que manda la parada en crecimiento, con 22,9 % para el segundo trimestre de 2022 en comparación con el mismo período del año pasado y con 17,4 % cuando se le mira contra 2019.

En este punto varios analistas resaltan el buen desempeño del comercio, a pesar del camino al alza que ha tenido la inflación, que para julio de este año superó el umbral de los dos dígitos al ubicarse en 10,21 % en su medición anual (comparada con el mismo mes de 2021).

La pronunciada subida en la inflación, que ha estado alimentada en muy buena parte por incrementos en los alimentos, ha ido siendo contrarrestada por el alza en las tasas de interés del Banco de la República, que viene apretando las tuercas desde septiembre del año pasado. Para tener en cuenta, 2021 cerró con una tasa de intervención de 3 % y en cinco aumentos de este año ya va en 9 %.

A pesar de estos dos factores, el gasto del consumo de los hogares creció 14,6 % para el primer trimestre y se ha expandido 13,4 % en lo que va del año, de acuerdo con el DANE. A su vez, según cifras referencias por Olarte, el crédito de consumo viene creciendo por encima del 20 %.

Sin embargo, de acuerdo con el análisis de la firma Raddar, especializada en consumo, para julio de este año el gasto de los hogares creció en términos reales apenas 2,4 %, lo que permite ver un “fuerte freno” en este aspecto.

Desaceleración controlada

Para este punto parece haber una especie de consenso entre analistas en que la economía se desacelerará para el segundo semestre del año. El análisis de BBVA Research concluye que en este movimiento la “reducción del consumo de los hogares jugará un papel importante”.

Las cifras de Scotiabank proyectan que para el segundo semestre de este año creceremos “un poco por debajo del 6 % o del 5 %”, según Olarte. Para el total de 2022, este mismo centro de análisis espera que el PIB se expanda entre 6,5 % y 7 %. En su más reciente decisión de tasas de interés (julio), el Banco de la República ubicó en 6,9 % su proyección de crecimiento para Colombia en 2022.

Frente a las cifras del DANE, desde la ANDI Mac Master dijo que “serán muy importantes las medidas que tome el nuevo gobierno para tratar de fortalecer esta tendencia y lograr que, tanto durante el segundo semestre del año, como en el año 2023, se concentren en fortalecer la actividad económica y la capacidad de defender y crear empleo”.

Lea también: La gran conversación que se dio entre empresarios y el gobierno de Gustavo Petro

Los lunares en el crecimiento

En conjunto, el sector con el peor desempeño en los datos del DANE es explotación de minas y canteras, que registró una mínima expansión en el segundo trimestre de 2022 frente al de 2021 (0,2 %) y una contracción de -14,6 % si se le compara con el mismo período de 2019.

De acuerdo con el Indicador de Seguimiento de la Economía (ISE), las actividades primarias (que incluyen la explotación de productos minero-energéticos, además de la agricultura) son las únicas que para junio de este año siguen desempeñándose por debajo de febrero de 2020, o sea, del referente prepandemia.

Buena parte del mal desempeño de la explotación de minas y canteras está relacionada con las cifras del carbón, cuya extracción se contrajo -9 % para el segundo trimestre de este año; asimismo, la producción de metales metalíferos registró una caída de -9,9 % en este mismo período.

Mientras tanto, la extracción de petróleo y gas natural registró el mejor crecimiento trimestral desde principios de 2020, con una expansión de 5,3 %, que resulta fantástica si se tiene en cuenta que en 10 trimestres este renglón sólo había registrado dos resultados positivos, de 0,3 % y 0 %.

El otro sector que muestra rezagos frente al referente prepandemia es la construcción, que, al comparar el segundo trimestre de 2019 y 2022, muestra una contracción de -17,2 %.

Sin embargo, en las comparaciones de este trimestre con 2020 y 2021 sí se registran crecimientos importantes, de 23,9 % y 9,1 %, respectivamente.

En el segundo trimestre de este año, el PIB de edificaciones creció 12,4 %, lo que permite ver que “el sector muestra una señal de recuperación gradual en línea con la economía”, de acuerdo con Sandra Forero, presidenta de Camacol, gremio de la construcción.

A pesar de las buenas noticias generales, el país navega un momento que sigue siendo de delicado equilibrio, entre un PIB positivo, pero con retos sociales de gran envergadura en temas como generación de más y mejor empleo y reducción de la pobreza. Esto sin mencionar la sombra que una inflación de doble dígito proyecta sobre el conjunto de la economía, en especial sobre el gasto de los hogares, a su vez motor de renglones como el comercio.

💰📈💱 ¿Ya te enteraste de las últimas noticias económicasTe invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.