7 Sep 2021 - 8:56 p. m.

El 19,6 % de los hogares colombianos afectados por la pandemia gastó sus ahorros

El 16,6 % de las personas ocupadas a nivel nacional manifestó haber trabajado en modalidades de teletrabajo o trabajo en casa en los últimos 12 meses. En Bogotá se presentó el porcentaje más alto (33 %) y en Vichada el más bajo (3,2 %).

Redacción Economía

Redacción Economía - Negocios

El DANE reportó el jueves pasado el Índice de Pobreza Multidimensional (IPM), que subió en 2020, en relación con los números registrados en 2019. Para el año pasado, esta cifra se ubicó en 18,1 %, mientras que para el año anterior a ese fue del 17,5 %. Los resultados son parte de la Encuesta de Calidad de Vida (ECV) que realiza esta institución.

La ECV de 2020 recopiló información para las siguientes dimensiones del bienestar: características de la vivienda, servicios del hogar, características y composición del hogar, salud, atención integral de los niños y niñas menores de cinco años, educación, fuerza de trabajo, tecnologías de información y comunicación (TIC), trabajo infantil, tenencia y financiación de la vivienda, condiciones de vida y tenencia de bienes gastos del hogar. Este martes, Juan Daniel Oviedo, director del DANE, explicó en una rueda de prensa en detalle las cifras de dicha medición.

Lea otras noticias económicas de hoy aquí.

En 2020, cada hogar a nivel nacional estaba conformado en promedio por 3,08 personas, nivel que se redujo a 3,07 personas en las cabeceras y que se incrementa a 3,13 en los centros poblados y rural disperso. Por departamento, Vaupés presenta el mayor promedio (4,14 personas por hogar) mientras que San Andrés registra el menor (2,65).

El 39,8 % de los hogares del país tenían en 2020 como jefe a una mujer, en las cabeceras fue del 42,5 % y en los centros poblados y rural disperso fue del 31,1 %. Vaupés es el departamento que tiene la menor proporción de hogares con jefe mujer (20,8 %) y La Guajira presenta el porcentaje más alto con esta característica (47,6 %).

Lea también: El peso de la desconexión a la tecnología en la pobreza en Colombia

En cuanto a los efectos económicos generados por el COVID-19, el 18,5 % de los hogares del país manifestó haberse atrasado en el pago de los servicios públicos, el 14,7 % de los hogares experimentó la pérdida de empleo por parte del jefe de hogar y el 11,3 % se atrasó en el pago de la vivienda.

El 19,6 % de los hogares que experimentpo afectaciones por la pandemia manifestó haber tenido que gastar parte o todos sus ahorros, el 15,6 % se endeudó o amplió el plazo de algunas deudas y el 15 % disminuyó el gasto en alimentos.

El 16,6 % de las personas ocupadas a nivel nacional manifestó haber trabajado en modalidades de teletrabajo o trabajo en casa en los últimos 12 meses. En Bogotá se presentó el porcentaje más alto (33 %) y en Vichada el más bajo (3,2 %).

El 37,3 % de los hogares a nivel nacional vivía en 2020 en una vivienda propia pagada, lo que refleja una reducción de 4,2 puntos porcentuales (p.p.) con respecto a 2019. El 36,9 % en vivienda en arriendo o subarriendo y el 14,6 % lo hacía en calidad de usufructuario, es decir, con permiso del propietario, sin pago alguno.

En cuanto a las actividades productivas en la vivienda, el 10,4 % de los hogares del país sostuvo en 2020 que desarrollaba alguna actividad productiva en la vivienda que habitaba, el lote o terreno. De estos, el 46,2 % realizó una actividad agropecuaria y el 35,5% desarrolló una comercio.

En 2020, en el total nacional el 48,1 % de los hogares tenía un acceso pavimentado a su edificación, el 14,7 % acceso destapado, el 16,8 % tenía un sendero o camino en tierra y el 20,5 % una vía peatonal construida. En cuanto al tipo de vivienda en que habitan la distribución es: 36,9 % en apartamentos, 59,5 % en casa, 2,6 % en cuarto y 1 % en una vivienda tradicional indígena.

En lo referente a las condiciones de vida de los hogares y tenencia de bienes, el 40,3 % dijo que los ingresos no alcanzan para cubrir los gastos mínimos, el 51,4 % del total nacional manifestó que los ingresos sí alcanzaban para cubrirlos y el 8,3 % señaló que sus ingresos cubren más que los gastos mínimos.

De acuerdo con el DANE, el 56,5 % de los hogares colombianos contaba con acceso a internet a través de conexión fija o móvil (4,6 p.p. más que en 2019); en las cabeceras esta proporción fue 66,6 % y en los centros poblados y rural disperso fue 23,9 %. En Vaupés el 3,1 % de los hogares contaban con este acceso, así como el 7 % en Vichada; mientras que Bogotá el 78 % afirmó tener acceso a internet así como el 76,1 % en el Valle del Cauca.

Respecto a la tenencia de computador, el 39,3 % de los hogares a nivel nacional afirmó contar con computador de escritorio, portátil o tableta, proporción que se incrementa al 48,2 % en las cabeceras pero que se reduce al 10,4% en los centros poblados y rural disperso.

El 56,5 % de los hogares colombianos contaba en 2020 con acceso a internet a través de conexión fija o móvil (4,6 p.p. más que en 2019); en las cabeceras esta proporción fue 66,6 % y en los centros poblados y rural disperso fue 23,9 %. En Vaupés el 3,1 % de los hogares tenía este acceso, así como el 7 % en Vichada; mientras que Bogotá el 78 % de los hogares afirmaron tener acceso a internet así como el 76,1 % en el Valle del Cauca.

En cuanto a la tenencia de computador, el 39,3 % de los hogares a nivel nacional afirmó contar con computador de escritorio, portátil o tableta, proporción que se incrementa al 48,2 % en las cabeceras pero que se reduce al 10,4 % en los centros poblados y rural disperso.

El 93,2 % de las personas a nivel nacional manifestaron estar afiliadas al Sistema General de Seguridad Social en Salud (Sgsss). De estas, el 54,3 % pertenecía al régimen subsidiado y el 45,4 % al régimen contributivo. Desde la perspectiva de departamentos, Arauca (84,5 %), Norte de Santander (86,8 %) y La Guajira (88,9 %) registraron los porcentajes más bajos de personas que señalaron estar afiliadas al Sgsss; en cambio, Vaupés (98,3 %), San Andrés (97,8 %) y Córdoba (97,6 %) presentaron las mayores proporciones.

El 61,4 % de los niños y niñas menores de 5 años permanecieron la mayor parte del tiempo entre semana con su padre o madre en la casa; el 24,1 % asistió a un hogar comunitario, jardín, centro de desarrollo infantil o colegio y el 9,6 % permaneció al cuidado de un pariente de 18 años o más

En el 2020, las personas de 15 a 24 años en todo el país tenían en promedio 10,1 años de educación formal; la población entre 25 y 34 años contaba con 11,1 y las personas de 35 años y más tenían 8,5. Por otra parte, el 59,2 % de los estudiantes del país en 2020 consideró que la calidad de la educación se deterioró por las medidas adoptadas a raíz de la pandemia.

El 69,8 % de las personas de 5 años y más del país señaló en 2020 que usaban internet en cualquier lugar. En las cabeceras dicha proporción fue del 78 %, mientras que en los centros poblados y rural disperso alcanzó el 43,1 %. Bogotá registró la proporción más alta de personas de 5 años y más que usaron internet en cualquier lugar (87,1 %) y Vichada la más reducida (18 %).

A nivel nacional, el 34 % de las personas de 5 años y más usan computador (incluye computador de escritorio, portátil o tableta) en cualquier lugar, y el 89,2 % usan celular.

En lo referente a la educación, el 64,5 % de los menores de 18 años que están en el sistema manifestó que fuera de la jornada escolar juega, el 28,6 % sale al parque, el 26,8 % lee libros y el 18,1 % no hace ninguna actividad adicional.

El 33,9 % de las personas ocupadas mayores de 12 años llegaron a pie a su lugar de trabajo, el 21,3 % lo hicieron en moto y 13,8 % en bus urbano. Los tiempos de desplazamiento en promedio son de 29 minutos, aunque en las cabeceras aumenta a 30,4 minutos cuando en los centros poblados y rural disperso es de 24,2 %.

En una escala de 0 a 10, donde 0 significa que no experimentó “para nada” esa sensación y 10 significa “todo el tiempo”, las personas mayores de 15 años en el país calificaron su sentimiento de felicidad para 2020 en 7,75: 7,76 en el caso de los hombres y 7,74 en el caso de las mujeres. Por el contrario, el sentimiento de preocupación fue de 3,09 en promedio: 3,05 para los hombres y 3,13 para las mujeres.

Comparte: