12 Jun 2021 - 2:00 a. m.

El camino del turismo hacia la recuperación

El turismo de vacunas es uno de los motores que está impulsando a una parte de un sector que, por su naturaleza, depende de la presencialidad para florecer. Esto significa, en otras palabras, que el impacto de la pandemia y los bloqueos del paro nacional se siente más fuerte en este renglón de la economía que en otros. ¿Qué viene para este sector en el resto de 2021?

El turismo en Colombia empezó 2020 con buenas proyecciones, tras las cifras récord de 2019, pero llegó el COVID-19 y el objetivo del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (Mincit) de alcanzar los cinco millones de viajeros no residentes e implementar el uso de nuevas tecnologías se esfumó, junto con todo el resto de optimismo y perspectivas que se fueron al traste por la pandemia.

Las afectaciones en el sector se notaron desde que comenzó la emergencia sanitaria. Por ejemplo, en abril la hotelería alcanzó su mínimo histórico de ocupación, llegando al 2,1 %, y entre enero y octubre llegaron al país 1,12 millones de visitantes no residentes, lo que representó una caída del 69 % con respecto al mismo período de 2019, de acuerdo con cifras del Mincit.

La cartera se enfocó en la reactivación del sector, uno de los más afectados al depender de la presencialidad. Toda la cadena implementó protocolos sanitarios y el Mincit lanzó el sello de certificación Check-in para generar confianza en el consumidor. A medida que se abrían las fronteras y se levantaban las restricciones, la industria comenzó un lento camino hacia la recuperación, en buena parte como el resto de la economía, pero con el agravante particular de que la virtualidad no subsanó prácticamente nada en este sector. Así fue como cerró el sector el 2020, con una lenta recuperación tras meses complicados como consecuencia de la pandemia.

Este año pintaba como el momento de esa senda y un gremio como la Asociación Hotelera y Turística de Colombia (Cotelco) estimó un promedio de ocupación del 45 %, pero si algo ha remarcado la pandemia es que la incertidumbre parece ser la única moneda que no se devalúa.

El país entró en un segundo y tercer pico de contagios y, con él, llegaron medidas, restricciones y números rojos para el sector. Además, los bloqueos en el marco del paro nacional (que ya acumula más de cuarenta días) sumaron afectaciones para la industria y frenaron la reactivación, pues disminuyeron las ventas y se cancelaron reservas por las dificultades para la movilización por tierra.

Pero, en paralelo a estos frenos al sector, hay un motor que está impulsando al renglón y que, hasta el momento al menos, pareciera impermeable a la pandemia: el turismo de vacunación en el exterior.

¿Cómo ven los gremios el turismo de vacunación?

Las agencias de viajes han encontrado una oportunidad de ofrecer paquetes que incluyen tiquetes, hospedaje, atractivos en destinos, traslados y acompañamiento para la aplicación de la vacuna.

“Desde que se abrió la posibilidad de vacunarse en Estados Unidos, de una manera fácil y sin ninguna restricción, ha dado un gran impulso para el sector turístico y para que las agencias ofrezcan esos servicios. Eso ha motivado el crecimiento de las ventas de las agencias de viaje”, dice Paula Cortés Calle, presidenta ejecutiva de Anato.

De acuerdo con cifras de la Aerocivil, para el transporte internacional, los meses de mayor movilización fueron diciembre de 2020 (con 441.000 viajeros), enero de 2021 (410.000) y marzo (368.000). Además, entre marzo y abril de este año se presentó un crecimiento del 14 % de colombianos saliendo hacia Estados Unidos.

Cortés cree que es importante el interés que tienen los colombianos por vacunarse, pues considera que eso impulsará la reactivación del sector. Tampoco ve como pérdidas para la industria nacional que viajen hacia otros países. “En el sector turístico nosotros trabajamos en doble vía. Es tan importante el colombiano que se queda en el país viajando como el que sale a otros países. En este momento, que vendan paquetes con la vacunación sirve para reactivar. Nos parece muy bueno”.

Además, la líder gremial aseguró que la vacunación en otro país también beneficia a la industria nacional, porque se está reactivado el turismo hacia el exterior “con los paquetes turísticos que venden los mayoristas. Y, adicionalmente, cuantas más personas estén vacunadas y vuelvan al país lograremos la tan anhelada inmunidad de rebaño, para poder seguir reactivándonos de una manera más fuerte para el segundo semestre de 2021”.

Por su parte, Gustavo Adolfo Toro, presidente de Cotelco, mencionó que el sector hotelero nacional no se beneficia del turismo de vacunación, porque “mientras no tengamos vacuna para los colombianos difícilmente podremos ofrecer ese turismo en Colombia. Los viajes de colombianos a vacunarse en otros países demuestran la angustia que tienen algunas personas ante el lento proceso de vacunación en Colombia. En la medida que esas personas estén vacunadas viajarán con mayor tranquilidad”.

Vale la pena recordar que desde el Gobierno se ha presentado el turismo local como una de las avenidas para la recuperación del sector, pero también como una de las estrategias en el marco de la reactivación de la economía en general (vía consumo y generación de empleo, principalmente).

Para Rosmery Quintero, presidenta de Acopi (gremio de las pequeñas y medianas empresas), el turismo de vacunación es un “gran alivio”, porque el país no tuvo la capacidad económica para negociar a tiempo la cantidad necesaria de vacunas. “Sumando al esfuerzo que está haciendo el sector productivo para comprar y vacunar a sus empleados, el turismo de vacunas genera un alivio y disminuye la presión sobre el sistema de salud en el país. Si alcanzamos la inmunidad de rebaño podremos actuar en nuestras actividades sociales, económicas y productivas con mayor tranquilidad”.

Evidentemente, las mayores beneficiarias del turismo de vacunación son las aerolíneas. Avianca anunció, en mayo, nuevas rutas hacia Miami, una de las ciudades de Estados Unidos que más eligen los colombianos para vacunarse. Desde el 1° de junio, la aerolínea reanudó la ruta directa Bogotá-Fort Lauderdale-Bogotá. La aerolínea Latam también retomó la ruta Bogotá-Miami-Bogotá desde el 2 de junio. “Después de identificar un aumento considerable en la intención de compra de nuestros pasajeros por esta ruta en las últimas semanas, siendo seis veces mayor que la de cualquier otro de nuestros destinos internacionales en la región, como Santiago de Chile, Buenos Aires, Lima o Quito”, aseguró Camilo Prieto, gerente comercial de Latam Colombia. Prieto agregó que se evidencia un cambio en la tendencia de compra de sus pasajeros. “Antes este tipo de rutas manejaban un tiempo de anticipación de vuelo de quince a treinta días, lo que quiere decir que los pasajeros compraban el pasaje con la intención de volar quince a treinta días después de la fecha de compra. Hoy, la anticipación de vuelo es mucho menor, pasando a ser de cero a siete días, lo que hace más evidente el interés por el destino”.

Afectaciones por los bloqueos

De acuerdo con Cotelco, gremio que reúne cerca de mil establecimientos de alojamiento del país, en marzo de 2021 se alcanzó una ocupación del 35,2 % y para mayo se estima en “un escenario optimista” un 23,5 %.

En cuanto a ingresos por operación hotelera, realización de eventos y actividades complementarias, en los meses más críticos de la pandemia la reducción alcanzó cifras superiores al 90 %, “disminuyendo su magnitud en la etapa de recuperación, pero volviendo a caer en abril y mayo de 2021 de manera significativa, como consecuencia del menor flujo de turismo durante el período del paro nacional”, aseguró el gremio mediante un comunicado.

Entre marzo de 2020 y mayo de 2021, la disminución de ingresos del sector fue cercana a los $10 billones, de acuerdo con Cotelco. Entre abril y mayo de este año, los cálculos del gremio indican una afectación de $1,1 billones, de los cuales el 35,9 % están asociados al efecto del paro nacional.

El último reporte del gremio señala que del 26 de abril al 25 de mayo de 2021, el 57,8 % de las reservas fueron canceladas en un 77,13 % de los casos por las dificultades para el traslado de los turistas (cierres de vías, bloqueos, acceso a los aeropuertos). Los destinos de Valle del Cauca, Cauca, Nariño, Cartagena, Bogotá, Santander, Antioquia, Boyacá, Cundinamarca y Huila son los que han registrado mayor afectación.

Los empresarios hoteleros también mencionaron afectaciones relacionadas con el paro, como el aumento de los costos de los insumos (77,13 %), desabastecimiento (59,69 %), dificultades de los trabajadores para llegar a sus puestos de trabajo (58,14 %) y suspensiones de servicios en horarios y días de marcha, para garantizar la seguridad de los trabajadores y huéspedes (36,43 %).

Anato indicó que el proceso de recuperación se ubicó en 35 % en abril, en comparación con 2019. Sin embargo, el paro nacional y la situación de orden público generaron una disminución aproximada del 75 % en la demanda de servicios respecto de las agencias de viaje, a marzo de 2021, y el 30 % restante no pudo comercializar ningún servicio.

Según cálculos de Anato, con base en datos de la Aeronáutica Civil, del 1° al 20 de mayo, el tránsito de pasajeros en vuelos nacionales disminuyó un 16 %, comparado con abril.

Ante el boom del turismo de vacunación, los gremios recomiendan avisar a la EPS para permitir que esas dosis sean ofrecidas a otros colombianos. También piden avanzar en los diálogos para no paralizar las actividades productivas y continuar con la reactivación económica de un sector que se anunciaba como estelar justo antes de que pegara la pandemia y que hoy busca, como todos, encaminarse de nuevo en una senda de crecimiento.

Comparte: