Publicidad
9 Sep 2022 - 8:45 p. m.

Emisión de deuda global anota una de las semanas más activas de 2022

Tan solo los emisores de Europa trajeron más de €34.000 millones (US$34.300 millones) en bonos al mercado esta semana, mientras que los emisores asiáticos vendieron más de US$17.000 millones en bonos en dólares.
Este mes, los bonos globales entraron en su primer mercado bajista en una generación y registraron una pérdida de más del 20% desde principios de 2021, lo que obligó a inversionistas y emisores a sortear una de las mayores volatilidades en una década para cerrar acuerdos.
Este mes, los bonos globales entraron en su primer mercado bajista en una generación y registraron una pérdida de más del 20% desde principios de 2021, lo que obligó a inversionistas y emisores a sortear una de las mayores volatilidades en una década para cerrar acuerdos.
Foto: Getty Images - Tim Teebken

Los prestatarios de Tokio a París y Nueva York recaudaron más dinero en los mercados de bonos que en casi cualquier semana de 2022, asegurando efectivo antes de que los bancos centrales aumenten aún más las tasas de interés.

También te puede interesar: Subirá el precio de los combustibles sin afectar la inflación: Minhacienda

Los emisores de Europa trajeron más de €34.000 millones (US$34.300 millones) en bonos al mercado esta semana, mientras que los emisores asiáticos vendieron más de US$17.000 millones en bonos en dólares, la mayor cantidad desde septiembre del año pasado. El mercado de deuda de grado de inversión de Estados Unidos también tuvo una de sus semanas más ocupadas del año, ya que el minorista Walmart Inc. colocó deuda por US$5.000 millones y Lowe’s Cos. selló una oferta de US$4.750 millones.

El aumento de la actividad se produjo después de que los diferenciales de los bonos corporativos a nivel mundial registraran la primera contracción en un mes con un ajuste de 4 puntos básicos. Pero pocos esperan que los costos de financiamiento disminuyan durante un período prolongado, ya que los bancos centrales, incluida la Reserva Federal, emprenden aumentos de gran tamaño de las tasas de interés después de permitir que la inflación se disparara a su nivel más alto en décadas. “En general, vemos que los diferenciales de crédito reanudan su impulso cada vez mayor hacia fines de año”, dijo UniCredit en una nota publicada el viernes.

Este mes, los bonos globales entraron en su primer mercado bajista en una generación y registraron una pérdida de más del 20% desde principios de 2021, lo que obligó a inversionistas y emisores a sortear una de las mayores volatilidades en una década para cerrar acuerdos.

La emisión de Europa, en particular, se ha visto fuertemente restringida este año desde la invasión de Rusia a Ucrania en febrero, lo que socavó la confianza y perturbó el flujo de negocios. Aun así, esta semana, las ventas en Europa superaron el equivalente a €30.000 millones por tercera semana consecutiva, lideradas por Francia e Italia.

Otro obstáculo para muchos en los mercados crediticios es la fortaleza de la moneda estadounidense, ya que el índice Bloomberg Dollar Spot sigue rumbo a un máximo histórico, a pesar de que cayó hasta un 1% el viernes. El costo del crédito en dólares para los inversionistas con deuda en euros y yenes ha aumentado al máximo en años.

Para los emisores en muchos mercados emergentes, el dólar más fuerte eleva el costo del servicio de la deuda externa y ha hecho más pronunciado el cambio hacia los mercados crediticios locales.

Sin embargo, la fortaleza del dólar no es mala para todos los emisores. Las empresas japonesas que venden bonos en moneda estadounidense en un momento de aumento de los costos de endeudamiento en dólares están aprovechando la oportunidad para traer los fondos de vuelta a casa, lo que es beneficioso debido a un yen más débil, dijo Kazuma Ogino, analista sénior de crédito de Nomura Securities Co. Los emisores japoneses, incluidos los bancos, vendieron cerca de US$11.200 millones en bonos esta semana.

Pero, en términos más generales, a nivel mundial, la fragilidad de los mercados primarios sigue pesando en las mentes de los tesoreros corporativos y de los banqueros del mercado de capitales de deuda, en un año en el que el aumento de las tasas ha arrastrado las operaciones a la baja.

Eso se volvió a evidenciar el jueves cuando se cerró el mercado primario de Europa en medio de la reunión de política del Banco Central Europeo. El BCE elevó las tasas de interés en una cantidad histórica de 75 puntos básicos y su presidenta, Christine Lagarde, insinuó que podría hacer lo mismo nuevamente como parte de “varios” movimientos futuros para intensificar la lucha contra la inflación desenfrenada.

Los mercados también están descontando otro gran aumento de 75 puntos básicos por parte de la Fed este mes tras repetidos comentarios restrictivos del presidente de la Fed, Jerome Powell.

Síguenos en Google Noticias

Temas recomendados

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.