Publicidad
21 May 2022 - 7:10 p. m.

¿Qué es y por qué importa el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza?

El evento es una de las plataformas más importantes que reúne a líderes mundiales responsables de la economía y se realizará entre el 22 y el 26 de mayo.
A la Reunión Anual del Foro Económico Mundial Davos acudirán 2.500 asistentes. EFE/EPA/GIAN EHRENZELLER.
A la Reunión Anual del Foro Económico Mundial Davos acudirán 2.500 asistentes. EFE/EPA/GIAN EHRENZELLER.
Foto: EFE - GIAN EHRENZELLER

Durante cinco décadas el Foro de Davos (Suiza), como se conoce a la Reunión Anual del Foro Económico Mundial (WEF por su sigla en inglés), ha sido reconocido como la plataforma internacional más relevante en la que coinciden las personas más influyentes del mundo en materia económica.

El evento se realiza este año entre el 22 y 26 de mayo en su versión número 51 con el lema “La historia en un punto de inflexión: Políticas gubernamentales y estrategias empresariales”.

A él acudirán 2.500 asistentes, entre líderes políticos, jefes de Estado, responsables de la economía, los directivos de las compañías más poderosas del mundo y representantes de la sociedad civil que acuden para hablar en nombre de los ciudadanos de común.

El objetivo de la reunión es generar un impacto colaborativo y multisectorial, en un entorno de colaboración en el que se compartan ideas, obtengan nuevas perspectivas y se creen comunidades e iniciativas para la resolución de problemas.

“En un contexto de profundización de las fricciones y fracturas mundiales, será el punto de partida de una nueva era de responsabilidad y cooperación mundial”, dice el WEF.

Le puede interesar: Por qué el crecimiento del PIB no es suficiente para hablar de bienestar.

Y es que el contexto es de incertidumbre por la guerra en Ucrania y sus consecuencias globales en el plano geopolítico, económico y alimentario, además de los coletazos que quedan de la pandemia por COVID-19.

Por estos los problemas sin precedentes que enfrenta el mundo y que ponen a prueba a gobiernos y negocios, se espera que la edición 51º del Foro de Davos sea “la más oportuna desde su creación”.

El Foro Económico Mundial vuelve a celebrar su reunión anual la próxima semana, más de dos años después de la última edición, en un mundo sumido en la incertidumbre. Los temas que abordarán son: Clima y Naturaleza, Economías más justas, Tecnología e Innovación, Trabajos y habilidad, Sociedad y Equidad, Salud y Cuidado de la Salud, Cooperación mundial y Mejor negocio.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, pronunciará el discurso de apertura, anunció el presidente del Foro Económico Mundial, Borge Brende.

El encuentro se celebró por última vez en la pequeña estación de esquí suiza en enero de 2020, con el expresidente estadounidense Donald Trump y la activista ecologista Greta Thunberg como protagonistas, y mientras crecía la preocupación por una enfermedad aparecida en China de la que todavía se sabía poco.

También lea: Así avanza la recuperación de la economía colombiana.

Ucrania se lleva todas las miradas

Zelenski no saldrá de Ucrania y se dirigirá a la distinguida audiencia de Davos por teleconferencia, pero enviará a una importante delegación oficial que encabezará su ministro de Asuntos Exteriores, Dmytro Kuleba.

La concentración única de personalidades que acuden al Foro ofrecerá a los representantes ucranianos una gran oportunidad para abogar por su causa y plantear la discusión sobre la reconstrucción de su país, donde se calcula que solo el costo de la infraestructura destruida supera los 4.000 millones de euros.

“En Davos haremos todo lo que podamos por Ucrania y para apoyar su recuperación”, aseguró el fundador y director ejecutivo del WEF, Klaus Schwab, en una conferencia de prensa en la que se presentó el programa de la reunión.

En el pasado el Foro de Davos fue escenario de diálogos y negociaciones improvisadas con relación a numerosos conflictos, pero la decisión de su directiva de no invitar a ningún representante del gobierno o de compañías rusas excluye esta posibilidad.

El WEF suspendió todas sus relaciones con Rusia, que desde hacía años estaba muy presente en el evento. Esta fue “la decisión correcta”, según el presidente de la entidad, Borge Brende.

Simbólicamente, para sustituir a la llamada Russia House (Casa Rusia) —un concurrido local habilitado cada año en Davos que concentraba toda la actividad del país—, está año habrá una Russia War Crimes House (“Casa de los Crímenes de Guerra de Rusia”), una iniciativa del gobierno ucraniano y de un mecenas del país.

Lea: Rusia cumple su amenaza y corta el gas a Finlandia por no pagar en rublos.

“Diplomacia discreta” y representación

América Latina estará presente, con intervenciones anunciadas del presidente Iván Duque y los de Perú, Costa Rica, República Dominicana y sesiones específicas sobre la región.

El nuevo presidente peruano, Pedro Castillo, que necesitó una aprobación del congreso para viajar a Suiza, tiene previsto abordar temas como la recuperación económica pospandemia o el desarrollo sostenible de la Amazonía.

Junto a su agenda oficial, Davos es conocido como punto de encuentro diplomático. “La diplomacia discreta que (...) permite el foro es una de las cosas que está realmente en el corazón del foro, y que Klaus Schwab considera su mayor logro”, dijo a la AFP Adrienne Sorbom, profesora de sociología en la Universidad de Estocolmo y coautora de un libro sobre el WEF.

Pese a las críticas recurrentes que cuestionan su utilidad y su opulencia en un mundo lleno de desigualdades, el foro sigue atrayendo a líderes políticos y empresariales de alta relevancia.

También asistiráa el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, cuya organización es vista como una potencial amenaza por Rusia. Así como la delegación europea, más de 30 ministros de Exteriores y más de 50 ministros de Economía.

“En este Davos, en este festival de la riqueza, creo que veremos lo desigual que se ha vuelto nuestro mundo”, dijo Nabil Ahmed, de la oenegé Oxfam, que hace campaña por el aumento de los impuestos a los ricos y suele asistir al foro.

Puede leer: Anuncian acuerdos por US$11 millones para proyectos para la transición energética.

Cambio climático y economía

Una de esas crisis es la del medio ambiente y Schwab dijo que Davos “también debe ser una cumbre climática”, ya que muchos protagonistas en este ámbito estarán presentes en la reunión, incluyendo una veintena de ministros del sector.

“Necesitamos una coalición de líderes que se comprometan con soluciones para el clima. El mundo está ansioso de ver soluciones”, comentó.

La economía también retendrá mucha de la atención en Davos ante una inflación cada vez elevada, la interrupción de los suministros de cereales de Ucrania por el bloqueo ruso de sus cargamentos en el Mar Negro, la desconfianza de los inversores y las secuelas sociales de la pandemia.

“Nuestra economía global está desequilibrada. Hay demasiada inflación, demasiada desigualdad. Estos asuntos, al igual que la crisis alimentaria, deben ser abordados en Davos porque requieren atención inmediata”, sostuvo Schwab.

Para hablar de ello estarán también en esa localidad de Suiza las responsables del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, además de varios directores de bancos centrales.

💰📈💱 ¿Ya te enteraste de las últimas noticias económicas? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias