Publicidad

¿Qué está pasando con las exportaciones en Colombia?

Las cifras indican que van nueve meses de caídas. Pero el vaso se ve medio lleno al mirar el paisaje completo.

05 de noviembre de 2023 - 03:34 p. m.
Imagen de referencia. / Cortesía Puerto de Cartagena
Imagen de referencia. / Cortesía Puerto de Cartagena

Cuando se habla de economía, lo mejor es ir más allá de la cifra y ver el panorama completo para darse una idea de cómo está el país. Una de las cuestiones donde más se necesita de esta mirada holística es cuando se quiere analizar las exportaciones en lo corrido de 2023, pues el vaso puede estar “medio lleno” o “medio vacío” según el lente por el que se mire.

Esta semana, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) dio a conocer su más reciente informe, el cual señaló que las ventas externas de Colombia completan ya nueve meses de caídas en su variación anual, es decir, al comparar el desempeño de 2023 con el de años anteriores. Puntualmente, en septiembre de este año las exportaciones dejaron US$4.127,7 millones, lo cual se traduce en una reducción de 13,6 % en relación con septiembre de 2022.

Puede interesarle: La ruta de la inflación en Colombia: ¿cuándo regresará a un dígito?

Los cálculos de la entidad indican que el resultado negativo del mes de septiembre se debió principalmente a la caída del 16,1 % en las ventas externas de combustibles y los productos de las industrias extractivas, lo que se conoce comúnmente como mineroenergéticos. Pero, ¿qué pasa si se mira el resto de las categorías? La situación no pinta tan mal y, de hecho, podría pensarse que Colombia está en un proceso de diversificación de sus exportaciones. Vamos por partes.

La caída de septiembre

La noticia sobre el comportamiento negativo de las exportaciones durante lo corrido de 2023 prendió las alarmas y expertos como José Manuel Restrepo, exministro de Hacienda y hoy rector de la Universidad EIA, señalaron que “es urgente activar la nueva política de comercio exterior y prender de nuevo ese motor de crecimiento que venía con cifras récord en 2021 y 2022, tanto en (exportaciones) mineras como no mineras. Malos resultados en el sector minero, agro e industrial”.

Así mismo, Restrepo instó a poner en marcha una política de competitividad, como vía para revertir estos resultados.

Puede interesarle: Precio del dólar en Colombia, así entra a la recta final de 2023

¿Qué dicen las cifras del DANE?, ¿la situación es tan preocupante? En septiembre de 2023 (último dato disponible), las exportaciones de combustibles y productos de las industrias extractivas fueron de US$2.228,9 millones y presentaron una caída de 16,1 % frente a septiembre de 2022; las ventas de las manufacturas fueron de US$834,8 millones FOB y presentaron una variación negativa de 11,4 %, frente a septiembre de 2022; las exportaciones de productos agropecuarios, alimentos y bebidas fueron de US$766,5 millones y presentaron una caída de 18,9 % comparadas con septiembre de 2022.

Una visión más optimista

Hasta este punto, solo hay números rojos. Pero hay un matiz importante: la caída puede deberse al renglón de los mineroenergéticos.

Si se sacan los mineroenergéticos de las cuentas, las exportaciones no tradicionales (productos agrícolas, manufacturas, entre otros) han tenido un buen comportamiento. Sí, el 2022 fue un año excepcional para las exportaciones colombianas, pues los US$15.872 millones conseguidos el año pasado en exportaciones no tradicionales no tienen comparación con los resultados de la última década. Sin embargo, los US$15.841 millones que dejaron las exportaciones no tradicionales en lo corrido de 2023 son la segunda cifra más alta de la década.

Además, las exportaciones no tradicionales vienen creciendo ininterrumpidamente desde el año 2016, como explica la siguiente gráfica:

Germán Machado, economista de la Universidad de Los Andes, hizo una apreciación importante sobre el comportamiento de las exportaciones a través de su cuenta de X (antes Twitter). Para Machado, la caída de las exportaciones en 2023 vs. 2022 se debe en un 82 % a los mineroenergéticos. “Hoy las exportaciones son las más altas desde 2014 (quitando 2022) y, a la vez, son las segundas mayores no tradicionales de la historia”, manifestó el economista.

En cualquier caso, la caída de las exportaciones de combustibles y productos de industrias extractivas no es un motivo de celebración.

Los retos en el camino

Así las cosas, es posible afirmar que las exportaciones colombianas vienen en un proceso de diversificación en la última década. Si bien todavía no se puede hablar de que los resultados de las exportaciones no tradicionales ya compensaron los aportes de las mineroenergéticas, cuyas ventas son claves en la balanza comercial y en los ingresos que recibe el país, podría pensarse que las caídas de 2023 son más una cuestión de factores internacionales (como el precio del petróleo) que de asuntos nacionales.

Es claro que los avances de la transición energética en todo el mundo llevarán a que las exportaciones mineroenergéticas sigan cayendo, pero Colombia debe adelantarse y atajar esa pérdida de ingresos fortaleciendo aquellas exportaciones no tradicionales que, en un futuro, compensarán a los combustibles y los productos de industrias extractivas. La transformación ya inició, pero todavía queda un largo trayecto.

💰📈💱 ¿Ya te enteraste de las últimas noticias económicas? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar