Más de 500 municipios en riesgo en el país por temporada de lluvias

Están en riesgo porque las empresas prestadoras de servicios no están preparadas para afrontar inundaciones, crecientes súbitas, avalanchas o deslizamientos.

Bloomberg News

Más de la mitad de empresas prestadoras del servicio de acueducto no cuentan con un Plan de Emergencia y Contingencia (PEC) que les permita afrontar la temporada de lluvias que vive el país, alertó la Superintendencia de Servicios Públicos.

Igual situación se presentan con el 40% de las empresas prestadoras de alcantarillado y el mismo porcentaje de las sociedades dedicadas al aseo.

Un informe de la entidad de control del sector de servicios públicos señala que un número importante de municipios del país están en riesgo porque las empresas prestadoras de estos servicios no están preparadas para afrontar inundaciones, crecientes súbitas, avalanchas o deslizamientos provocados por la temporada de lluvias.

En vista de esta situación la Superintendencia inició un programa para acompañar y capacitar a las prestadoras de los servicios públicos de acueducto, alcantarillado y aseo del todo el país, en la formulación y actualización de los los planes de contingencia.

“Vamos a enseñarles a los pequeños acueductos veredales, municipales y de las ciudades capitales, a formular -cumpliendo los requisitos mínimos- el plan de emergencia y contingencia para mitigar los riesgos por la temporada de lluvias, lo cual permitirá que no se afecte la calidad y continuidad en el suministro de agua a los colombianos”, explicó el superintendente de Servicios Públicos, José Miguel Mendoza, en un comunicado de prensa.

El estudio advierte que según el Ideam, hay más de 500 municipios en riesgo en el país, porque los eventos invernales impactan directamente en la infraestructura, generando colapsos en las bocatomas, plantas de potabilización, tuberías de conducción de agua potable o tanques de almacenamiento. 

Precisa el estudio que en los próximos días la Superintendencia de Servicios Públicos expedirá una circular externa dirigida a los prestadores del servicio para fijar las acciones que deben adoptar, particularmente en presentar sus planes de cemergencia y contigencia y definir sistemas de alerta que permita no sólo minimizar la pérdida de vidas y daños de la infraestructura, sino asegurar el abastecimiento de agua y la provisión de servicios de saneamiento.                                 

 

últimas noticias

Industria se recuperó en el tercer trimestre