El indio Banerjee, el estadounidense Kremer y la francesa Duflo, los ganadores

Nobel de Economía a autores de estudios sobre lucha contra la pobreza

“El Premio Nobel de Economía tiene una característica especial en comparación con otros galardones, y es que refleja un cambio en el ámbito económico, que generalmente lleva tiempo” antes de que la teoría se ponga en práctica, explica la Academia.

El indio Abhijit Banerjee.

La decisión de la Academia de entregar el Premio Nobel de Economía honra el trabajo dedicado a combatir la pobreza realizado por tres economistas del Instituto de Tecnología de Massachusetts y de la Universidad de Harvard. Los profesores del MIT, Abhijit Banerjee, de 58 años, nacido en India, y su esposa, Esther Duflo, oriunda de Francia, compartieron el premio con Michael Kremer, de Harvard, “por su enfoque experimental para aliviar la pobreza mundial”. Duflo es la segunda mujer y la persona más joven en ganar el premio de economía, que existe desde hace medio siglo.

El Premio Nobel de Economía, creado tardíamente en 1968 para celebrar los 300 años del Banco de Suecia, fue atribuido el año pasado a los estadounidenses William Nordhaus y Paul Romer, quienes describieron las virtudes y los aspectos nocivos de la actividad económica en el clima.

Banerjee, Kremer y Duflo mostraron cómo se puede encarar la pobreza global descomponiéndola en cuestiones más precisas a nivel individual o de grupo, respondidas luego usando experimentos de campo especialmente diseñados.

Sus trabajos “han introducido un nuevo enfoque (experimental) para obtener respuestas válidas sobre la mejor manera de luchar contra la pobreza global”, anunció en Estocolmo el secretario general de la Academia Real de Ciencias Sueca, Goran Hansson.

La Academia reconoce, además, que la pobreza es uno de los “problemas más urgentes” de la actualidad. La desigualdad se está convirtiendo en uno de los temas más debatidos en el campo de la economía ante el rápido ascenso de la disparidad de ingresos en los últimos decenios.

El año pasado, la Academia recompensó la investigación que incorporaba los problemas climáticos y el avance tecnológico en la economía.

“La investigación, realizada por los galardonados de este año, ha mejorado considerablemente nuestra capacidad para combatir la pobreza mundial”, dijo ayer la Real Academia de Ciencias de Suecia. “En solo dos decenios, su nuevo enfoque basado en experimentos ha transformado la economía del desarrollo, que ahora es un campo de investigación próspero”.

Salud y educación

Sus estudios han tenido resultados concretos en áreas como salud y educación, han “ayudado” a aliviar la pobreza global y tienen un gran potencial en mejorar más las vidas de las capas más pobres de la sociedad.

La Academia dijo que los tres galardonados ayudaron a dar forma a un nuevo enfoque para combatir la pobreza al dividir el tema en preguntas más pequeñas y manejables, integrando experimentos de campo y estudiando los niveles de productividad en los países en desarrollo. Incorporando la teoría del contrato y la economía del comportamiento, su investigación ha incluido cómo mejorar los resultados escolares en Kenia e India, estudios sobre microfinanzas, sensibilidad de precios a los costos de atención médica y aumento de las tasas de vacunación, que ayudan a cientos de millones de personas.

Los premiados han estado a la cabeza de la investigación de la validez externa y el desarrollo de nuevos métodos que consideren los efectos excluyentes e indirectos de los trabajos de campo. Ello, unido al hecho de vincularlos con la teoría económica, ha permitido que se generalicen resultados a otros contextos parecidos.

A mediados de la década de 1990, Kremer trasladó parte de su investigación del noreste de Estados Unidos a la Kenia rural, donde realizó varios ensayos de campo con una ONG local.

Así, escogieron escuelas que necesitaban apoyo y las dividieron al azar en grupos diferentes: todas recibieron recursos adicionales, pero de forma diferente y en momentos distintos.

Los experimentos mostraron que ni la disponibilidad de más libros de texto ni la introducción de más comidas gratuitas en las escuelas tenían influencia en los resultados de aprendizaje.

Estudios posteriores de los galardonados revelaron que el problema principal en muchos países pobres no es la falta de recursos, sino que la enseñanza no está lo suficientemente adaptada a las necesidades de los alumnos.

885983

2019-10-14T21:00:34-05:00

article

2019-10-14T21:15:01-05:00

[email protected]

none

AGENCIAS

Economía

Nobel de Economía a autores de estudios sobre lucha contra la pobreza

70

4954

5024