Una mezcla de hotelería y medicina

Opciones para atender a los turistas de salud

El mercado global de esta actividad se estima en más de US$15.000 millones. Colombia aspira a generar US$6.000 millones por este concepto para 2032.

Construcción del proyecto Alenta Medical Care. / Fotos: Gustavo Torrijos - El Espectador

¿Por qué un arquitecto gasta su tiempo hablando de medicina? Esta es una de las preguntas que fácilmente podría hacerse quien escucha a Alejandro Castañeda, presidente ejecutivo de ACCI, empresa que adelanta la construcción de una instalación en Bogotá para ofrecer servicios de medicina y hospedaje.

“Intentemos crear un sitio que no sea una clínica ni un hospital, más bien un proyecto inmobiliario que brinde soluciones a personas interesadas en turismo de salud. Un lugar que reúna las posibilidades de hacer consultas, operar en salas de cirugía y hospedarse con la comodidad que le brindaría un hotel”, señala Castañeda al hablar del potencial económico del turismo de salud en Colombia.

La idea es atender a personas que llegan a Bogotá, tanto del exterior como de otras ciudades del país, para acceder a servicios médicos de todo tipo. O sea, turistas de salud.

“En 2032, Colombia será reconocida como uno de los líderes mundiales en turismo de salud, generando ingresos por lo menos de US$6.000 millones”, es la meta que se trazó en el año 2009 el Comité Sectorial del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (Mincit), según se lee en un informe sobre el tema.

De acuerdo con el documento, al menos el 2,2 % de los turistas que ingresan al país son de salud, unas 50.000 personas, y el 29 % de ellos visitan Colombia por la calidad de sus servicios médicos. El porcentaje restante lo hace por factores de costo y tecnología, entre otros.

Existen por lo menos cuatro razones por las que una persona realiza turismo de salud. La primera de ellas tiene que ver con los costos, ya que en muchas ocasiones resulta más barato practicarse un tratamiento en un lugar diferente al lugar en el que reside. La segunda tiene que ver con la atención especializada y de calidad.

La disponibilidad de los tratamientos y la apertura de citas también son razones que alimentan el turismo de salud. Y por último, existe un factor interesante: la privacidad. Hay pacientes que vienen al país para tratar enfermedades como cáncer sin que necesariamente se enteren sus familiares. La distancia puede resultar un beneficio en este caso.

De acuerdo con análisis de la Organización Mundial de la Salud, el sistema de salud colombiano se ubica en el puesto 22 entre los mejores en el mundo, por debajo de naciones como Francia, Italia y Bélgica, pero encima de Suecia, Alemania, Canadá y Chile, entre otras.

“El sistema cuenta con un fuerte respaldo del Gobierno. Colombia invierte el 7,3 % de su PIB en salud y el 13,9 % de su gasto público”, señala el reporte de Procolombia (antes Proexport), al agregar que los turistas de salud viajan para recibir servicios médicos relacionados con la medicina curativa, preventiva, estética y de bienestar.

El turismo de salud es un mercado que mueve mundialmente más de US$15.000 millones y concentra unos cinco millones de pacientes.

Es en este escenario en el que ACCI adelanta la construcción de Alenta Medical Care, un clúster inmobiliario pensado para satisfacer la demanda de este tipo de turismo.

Castañeda asegura que existe la necesidad de acompañar el servicio médico con el hotelero, argumentando que muchas veces el paciente que viene de otra ciudad necesita hospedarse cerca del lugar donde lo atienden, por si ocurre una emergencia o simplemente su interés es descansar y no recorrer la capital mientras adelanta su tratamiento. “Cuando empezamos a mirar los hoteles que hay en Bogotá, todos están enfocados en el turismo convencional, no hay nada pensado para las personas que vienen a practicarse una intervención”.

Este proyecto inmobiliario, que contó con una inversión de $80.000 millones, es uno de los cinco que se planea construir en el país pensando en satisfacer la demanda de turismo de salud. Su finalización se espera para 2019.

Temas relacionados