23 Mar 2018 - 10:14 p. m.

Pobreza en 2017: ¿cuáles fueron las ciudades con mejor y peor desempeño?

Quibdó y Riohacha son las capitales con mayor pobreza y desigualdad. Pereira fue la que más bajó su pobreza monetaria y la que menor pobreza extrema tiene en el país.

Redacción Economía.

Cristian Garavito - El Espectador
Cristian Garavito - El Espectador

Esta semana se conocieron las cifras oficiales de pobreza en Colombia. En 2017, según los ingresos (pobreza monetaria), cayó 1,1 puntos, hasta 26,9 %. La pobreza extrema pasó de 8,5 % a 7,4 % en el mismo periodo, y la desigualdad también cayó un poco, de 0,517 a 0,508 (se mide de 0 a 1, y, mientras más cerca de 1, mayor desigualdad). Todo eso, a nivel nacional. (Lea: ¿Qué datos de las cifras de pobreza aún preocupan?).

Hay que recordar que las líneas de pobreza definidas por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística para el total nacional estuvieron en $250.620 por persona, en el caso de la pobreza monetaria, y en $116.330 por persona, para medir la pobreza extrema.

Es decir, si en 2017 un hogar compuesto por cuatro personas (por ejemplo, dos padres y dos hijos) obtuvo menos de $1 millón mensuales ($250.000 multiplicado por cuatro), fue considerado pobre. Si le ingresaron menos de $465.320 al mes, fue catalogado como pobre extremo. Esos límites son menores para las zonas rurales.

Ahora, al mirar por ciudades, ¿cuáles mejoraron, empeoraron o se mantuvieron igual en esos indicadores?

Pobreza por ingresos

Las más afectadas por la pobreza de ingresos son Quibdó (47,9 %), Riohacha (46,9 %) y Florencia (33,7 %). Mientras que las capitales de Chocó y Caquetá bajaron sus indicadores, la capital de la Guajira estuvo entre las que vieron su pobreza monetaria en aumento: creció 1,4 puntos (al igual que Bucaramanga, cuya pobreza quedó en 12 %), con respecto a los resultados de 2016. Bogotá aumentó 0,8 puntos porcentuales, hasta 12,4 %.

El desempeño más destacado fue el de Pereira, pues bajó su pobreza monetaria 3,7 puntos, hasta 12,7 %. Es decir, se encontraba en 16,4 % en 2016.

En 18 de 23 ciudades medidas la pobreza monetaria bajó.

Pobreza extrema por ingresos

Como las más afectadas por la pobreza extrema vuelven a estar Quibdó (que sin embargo bajó su cifra 1,8 puntos hasta 17,7 %) y Riohacha (que bajó apenas 0,2, hasta 15,1 %). En tercer lugar, está Popayán, que redujo la incidencia de la pobreza 0,4 puntos, hasta 8,1 %.

Las que más bajaron esta cifra fueron Cúcuta (1,7 puntos, hasta el 5,3 %), Cartagena (1,4, hasta 4,1 %), Valledupar (1,2 puntos, hasta 7,5 %), Sincelejo (1,1, hasta 4,3 %) y Pereira (1 punto, hasta 0,8, la pobreza extrema más baja del país).

La ciudad que más subió en este indicador fue Cali, 0,3 puntos, hasta 3,5 %. En 19 de las 23 ciudades medidas la pobreza extrema cayó.

Desigualdad

La desigualdad de ingresos es uno de los principales problemas sociales de Colombia. Aquí se mide con el coeficiente de Gini, que va de 0 a 1. Mientras más cerca de 1 esté el coeficiente, más desigualdad retrata.

Quibdó y Riohacha, de nuevo, encabezan la lista de las 23 capitales. Mientras Quibdó redujo su cifra, de 0,536 a 0,531, la capital de La Guajira pasó de 0,520 a 0,524. Las que mejoraron notablemente fueron Florencia, Tunja y Manizales, hasta 0,474; 0,463 y 0,455, todas por debajo del total nacional.

Montería y Villavicencio se mantuvieron igual, con 0,463 y 0,452, respectivamente. La que más subió en desigualdad fue Santa Marta: 0,017 puntos hasta un coeficiente de 0,467. Riohacha subió 0,004 puntos, hasta 0,524. Popayán subió lo mismo, hasta 0,486.

Pobreza multidimensional

La pobreza multidimensional se mide con un índice que tiene en cuenta las condiciones de la juventud y la niñez y el acceso a salud, educación, vivienda y trabajo por parte de los colombianos. Se denomina Índice de Pobreza Multidimensional (IPM). Mientras que en los últimos años esta cifra venía cayendo cerca de dos puntos, en 2017 sólo lo hizo en 0,8.

Ese año, el porcentaje de personas en situación de pobreza multidimensional fue de 17 % en el total nacional; en las cabeceras fue de 11,4 % y en los centros poblados y rural disperso, de 36,6 %.

Una de las críticas que han surgido frente a la metodología del Departamento Administrativo Nacional de Estadística de este año es que no se entregaron resultados por regiones ni para Bogotá. “Eso no invalida los datos publicados, pero sí lamento que no haya dato de Bogotá. Es delicado, porque la capital se había estancado en IPM y en este momento el alcalde no sabe si se recuperó o no”, apuntó Roberto Angulo, socio fundador de la firma Inclusión.

En todo caso, uno de los aspectos para resaltar de los últimos datos de pobreza que entrega el Gobierno de Juan Manuel Santos es que las mayores reducciones se registraron en la zona rural. Allí la pobreza monetaria y pobreza monetaria extrema cayeron 2,6 y 2,7 puntos, respectivamente, mientras que el IPM descendió un punto completo.

Recibe alertas desde Google News