¿Por qué ha subido el desempleo, según el Gobierno?

Los funcionarios que asistieron al debate de control político citado en la Comisión VII coincidieron en que las cifras son consecuencia del desempeño económico de los últimos años. Confían en que los datos positivos del crecimiento del PIB empiecen a jugar a favor.

Getty Images.

El alto desempleo de 2019 ha sido, más que otra cosa, un efecto rezagado de la desaceleración económica que se vio entre 2014 y 2017; el aumento del salario mínimo de hace un año poca o nada de culpa ha tenido en esa tasa de desocupación; y los buenos resultados del crecimiento del PIB empiezan, aunque tímidamente, a verse en los indicadores de empleo en las ciudades principales. Esas fueron, quizá los principales mensajes que los funcionarios del Gobierno que asistieron a un debate de control político este martes dejaron a los senadores de la Comisión VII.

Los senadores Laura Fortich y Carlos Fernando Motoa convocaron a este debate, teniendo en cuenta las altas cifras de desempleo, con problemas particulares en las zonas rurales, así como para la población joven y las mujeres. Según los datos más recientes, la tasa de desempleo se ubicó en 9,8 % en octubre, mayor al 9,1 % registrado en el mismo mes del año pasado. 

Para el total nacional, la tasa de desempleo de los hombres en el trimestre móvil agosto-octubre de 2019 se ubicó en 8 % y para las mujeres fue 13,3 %. En el mismo periodo de 2018 estas tasas se habían ubicado en 7,1 % y 12 %, respectivamente.

Por otro lado, la tasa de desempleo en los centros poblados y rural disperso en el trimestre móvil agosto - octubre 2019 fue 7 %, lo que significó un aumento de 2,2 puntos porcentuales frente al mismo trimestre de 2018 (4,8 %).

Lea más sobre desempleo juvenil en este enlace.

El director del DANE, Juan Daniel Oviedo, recordó que en lo corrido del año ha habido una reducción de 226.000 personas en la población ocupada, sin embargo, ese panorama parece más estable en las 13 principales ciudades del país, lo que, para él, significa que el mercado laboral está reaccionando a la dinamización de la economía, pero de forma particular en las ciudades principales porque allí se concentran actividades como la construccion o los servicios. 

Durante su intervención, el director del DANE explicó el fenómeno poniendo como ejemplo algunos sectores que tradicionalmente han sido jalonadores de empleo, como el agro y el comercio. Explicó que para generar $1.000 millones de valor agregado en 2015 en el sector agropecuario eran necesarias 75 personas, mientras que en 2018 esa cifra fue de 67. Es decir, para producir ese sector no necesita la misma cantidad de puestos de trabajo. En el comercio, de otro lado, mientras en 2015 se necesitaban 49 trabajadores para generar los mismos $1.000 millones, en 2018, según el DANE, solo 46. Son sectores que ya no son "tan intesivos en mano de obra".

Puso un ejemplo aun más específico al hablar de las tiendas de "descuento duro" (como Justo y Bueno y D1, sin mencionarlas con nombre propio). Expuso que estos negocios se habían visto principalmente en las grandes ciudades, pero que han ido ganado espacio en pequeños municipios. Resaltó que se trata de formatos menos intensivos en mano de obra que una tienda de barrio o una cafetería y que, por lo tanto, es un factor que está teniendo un impacto en el empleo.

Sobre otra de las preocupaciones, el crecimiento de la población inactiva (que no participa del mercado laboral), afirmó que de 14 millones de personas que conforman esa población, 5,5 millones son mujeres dedicadas al hogar, lo que muestra una "brecha de género, pues solo 500.000 hombres están dedicados al hogar", dijo, y agregó que, en consecuencia, hay una "responsabilidad importante" de las políticas sobre economía del cuidado para "resolver algunos temas del mercado laboral". 

Inevitablemente se refirió la migración desde Venezuela, pues es una de las situaciones a las que se les "echa la culpa" del desempleo. Oviedo afirmó que si esa migración llegó a tener algún efecto sobre el mercado laboral fue hace tiempo y no en esta coyuntura.

Por su parte, Luis Alberto Rodríguez, director del Departamento Nacional de Planeación (DNP), sostuvo que los efectos del crecimiento de la economía en el empleo se ven con rezago tanto cuando es un impacto negativo como cuando es positivo. En consecuencia, dijo, "no esperamos que por razón del crecimiento económico se resuelva todo el problema, pero sí creemos que el problema de crecimiento económico es el centro de problemas como el desempleo o el déficit fiscal".

En el mismo sentido, se pronunció Juan Pablo Zárate, viceministro de Hacienda, al mencionar que esperan que el mayor crecimiento económico desde 2014 (en 3,6 % lo proyecto el gobierno para 2019) empiece a estabilizar los indicadores del mercado laboral. 

Al igual que la ministra de Trabajo, Alicia Arango, Rodríguez desestimó que el aumento del salario mínimo para 2019 haya sido un factor determinante en las tasas de desempleo, como han sugerido  analistas que lo señalan como un aumento en los costos para los empleadores que podría estar destruyendo puestos o evitando que se creen nuevos. Para el director de Planeación esto no es así debido a que el desempleo se está viendo en el sector informal. "Hay causas mucho más estructurales, más allá de una variable del último año", agregó. 

Arango, por su parte, señaló sobre ese tema que un empleador, cuando inevitablemente necesita un nuevo trabajador porque su negocio está creciendo, lo contratará prácticamente sin importar cuánto le cueste. Asimismo, "si no lo necesita, no lo contrata así sea gratis". Estuvo de acuerdo en que el desempleo está mucho más asociado al crecimiento de la economía y a la productividad, que es, en últimas, competitividad. 

Por lo anterior, se mostró preocupada por las cifras de productividad que presentó el DANE y que están siendo fundamentales para la discusión del incremento del salario mínimo para 2020. Según la autoridad estadística, la productividad laboral en 2019 aumentó 0,21 %, sin embargo la productividad del total de factores en la economía cayó 0,39 %. "No estamos mejorando en productividad para que Colombia pueda generar empleo", dijo Arango.

Sobre esto, la ministra recordó que la cartera que lidera no tiene la responsabilidad de generar empleo, pues no puede ser "juez y parte", en referencia a que es el Ministerio de Trabajo el encargado de promover el trabajo decente y vigilar que así sea, al tiempo que sirve de intermediario entre la oferta y la demanda laboral, entre otras funciones. Señaló que son los rectores de otros sectores, como el Ministerio de Comercio, el de Agricultura, Minas y Energía, entre otros, son los encargados de generar empleo. En el debate, por cierto, se hicieron presentes e intervinieron el viceministro de Desarrollo Empresarial, Saúl Pineda; el ministro de Agricultura, Andrés Valencia; así como la ministra de Transporte, Ángela Orozco, y de TIC, Sylvia Constaín. 

Desde el Ministerio de Comercio, por ejemplo, resaltaron que para la cartera es clave generar "condiciones habilitantes" para que las empresas puedan crear empleo. Pineda señaló estategias como el apoyo a emprendimiento, formalización y financiamiento a través de Bancóldex, y se refirió a un próximo Conpes de emprendimiento, que tendrá un enfoque de género (teniendo en cuenta que apenas 30 % de las nacientes empresas las crean mujeres).  

Agregó, al igual que otros funcionarios y senadores, que al asunto del desempleo es necesario darle un enfoque regional, pues la situación del mercado es muy diferente dependiendo de la ciudad o región. Pineda, al igual que el director del DNP y la ministra de Trabajo, hizo un llamado al trabajo con los gobernadores y alcaldes entrantes, así como a las cámaras de comercio, para ayudar a atajar el problema del desempleo. 

Moción de observación para Alberto Carrasquilla

Con ocho votos a favor y dos en contra, la Comisión VII aprobó una moción de observación contra el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla.

El funcionario estaba citado para el debate de control político de hoy, pero no asistió. En su representación, fue el viceministro Zárate. Sin embargo, debido a que el ministro ha sido citado 11 veces y solo ha cumplido en una ocasión (el 30 de septiembre de este año), la comisión aprobó la moción, que es un llamado de atención para el funcionario.

Los dos votos en contra fueron de los senadores Álvaro Uribe y Gabriel Velasco, del Centro Democrático.

895242

2019-12-10T20:02:55-05:00

article

2019-12-11T06:17:06-05:00

mmedina_1280

none

Redacción Economía.

Economía

¿Por qué ha subido el desempleo, según el Gobierno?

54

8886

8940