22 Jan 2021 - 2:57 a. m.

¿Por qué ISA resulta tan atractiva?

El Gobierno está analizando si sale de su participación en esta compañía (51 %). La empresa —que centra sus operaciones en los negocios de energía eléctrica (86,7 %), vías (10,9 %) y TIC (2,4 %)— está en varios países del continente.

La presión fiscal está acorralando al gobierno del presidente Duque. La pandemia disparó los gastos, el tiempo para las reformas se agota y el escenario político para actuar se enrarece. En este contexto, se ha visto obligado a admitir que “el Gobierno se encuentra analizando, entre otras empresas, a ISA” para una posible enajenación de su participación, que en este caso es del 51,41 %.

“En el marco de la planeación fiscal de mediano plazo, el Gobierno nacional se encuentra evaluando la estrategia de administración de activos que le permita optimizar la rentabilidad del portafolio de empresas en las que tiene participación la nación, y su mejor aprovechamiento”, señaló Adriana Mazuera Child, directora de Participaciones Estatales del Ministerio de Hacienda en comunicación a la Superintendencia Financiera.

Lea también: ¿Cómo se ve 2021 en términos de generación de energía?

Interconexión Eléctrica S.A. (ISA) y Ecopetrol son las empresas con más pretendientes entre los inversionistas internacionales. La enajenación de las acciones en ISA le permitiría al Gobierno restarle presión al panorama fiscal: en esta materia se espera un déficit fiscal del 8,9 % del PIB para 2020 y del 7,6 % para este año. Además, está la amenaza de perder o debilitar más su grado de inversión.

¿Por qué resulta atractiva ISA?

ISA es un grupo empresarial multilatino, de los pocos que tiene Colombia. Sus operaciones se centran en los negocios de energía eléctrica (86,7 %), vías (10,9 %) y telecomunicaciones y tecnologías de la información y las comunicaciones (2,4 %). Tiene 43 filiales y subsidiarias con presencia en seis países de Suramérica y Centroamérica.

La empresa maneja la mayor red de transmisión eléctrica de alta y baja tensión de Latinoamérica. “Operamos el Sistema Interconectado de Energía de Colombia y administramos el Mercado Mayorista de Energía en el país a través de la empresa XM”, dice un estudio de la corporación.

El Ministerio de Hacienda tiene el 51,41 % de las acciones en circulación; EPM cuenta con el 8,82 %, varios fondos de pensiones en sus distintas modalidades alcanzan el 19,77 % y un banco de Noruega posee el 1,2 %, mientras que tres inversionistas de los Estados Unidos tienen 1,38 %.

“ISA es un jugador fuerte en el mercado eléctrico, con un 77 % de participación en el sistema de transmisión nacional. Estimamos que ISA le ha entregado al Gobierno alrededor de $1 billón anual en los últimos tres años, entre pago de impuesto de renta y dividendos por la participación estatal en la empresa”, señala Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo.

A través de sus empresas opera y mantiene una red de transmisión de alta tensión en Colombia, Chile, Brasil, Perú y Bolivia. Igual, opera las interconexiones internacionales entre Colombia y Ecuador y Ecuador y Perú. Tiene 46.374 km del circuito de alto voltaje y 92.600 megavoltiamperios (MVA) de infraestructura de transmisión en operación.

La empresa eléctrica colombiana transporta anualmente 420.000 GWh (gigavatios-hora), mediante 46.374 km del circuito de redes de alto voltaje, que soportan el suministro eléctrico en la región, y construye 5.618 km adicionales, que entrarán en servicio en los siguientes años. En cuanto a la participación del mercado por ingresos, en Colombia tiene el 70 %; en Perú, el 73 %; en Brasil, el 20 % y en Chile, el 12 %. El plan de inversiones de la compañía al año 2030 contempla una inversión de US$12.500 millones, de los cuales US$3.657 millones están comprometidos hasta 2024.

Lea también: El empleo se recuperará en 2021, pero será más que todo informal: BBVA Research

Natalia Gutiérrez, presidenta de Acolgen, destaca que “ISA ha sido trascendental para el sector eléctrico colombiano, pues, gracias a su trabajo en estos 54 años, ha permitido que el sistema cuente con una red de calidad y confiabilidad con estándares internacionales, permitiendo conectar el desarrollo de nuevos proyectos de generación con los usuarios en todo el país”.

Otros negocios

La diversidad de negocios de ISA se extiende a las vías, ya que diseña, construye, opera y mantiene infraestructura de carreteras en Colombia y Chile. ISA y Construcciones El Cóndor sellaron una alianza para fortalecerse en Colombia y Perú. Además, adquirió la Concesión Costera Cartagena-Barranquilla, vía de 146 km que comprende el viaducto Gran Manglar, sobre la Ciénaga de la Virgen, en Cartagena, con una extensión de 5,4 km, el más largo de Colombia. La obra ha sido destacada con varios reconocimientos, como el Premio Nacional de Ingeniería y el Premio Nacional Ambiental “por su mínima intervención sobre el manglar y mínima ocupación de la Ciénaga”, resalta la empresa.

Con la filial chilena ISA Intervial, avanzó en la construcción de varias vías y comenzó a ejecutar la Ruta del Loa. También implementó el sistema free flow (telepeaje) en Nueva Angostura, de la Ruta del Maipo. En Chile tiene una participación del mercado vial del 39,3 %. Según la información oficial, en Perú, Chile y Colombia estima inversiones en el sector por US$3.000 millones hasta el año 2030.

En el campo de las TIC, por intermedio de Internexa, proporciona soluciones digitales para varias industrias en Latinoamérica. Actualmente, opera 54.000 km de fibra óptica; registra ingresos por $385.000 millones, inversiones de $78.000 millones y activos de $860.000 millones.

Mercado financiero

La firma calificadora Fitch Ratings informa sobre ISA que “a diciembre de 2019, alrededor de 69,5 % de sus ingresos consolidados provinieron de países calificados en grado de inversión, como Colombia, Perú y Chile, mientras que Brasil representó el 28,8 %”. El negocio de transmisión de energía contribuyó con 82,9 % del ebitda en 2019, dice Fitch.

ISA es uno de los mejores emisores de la Bolsa de Valores de Colombia por el modelo de negocios, lo que la convierte en un activo muy atractivo para cualquier inversionista. Sin embargo, hay reservas por la posibilidad de la estrategia del Gobierno para que una empresa estatal compre a otra. “Que se venda ISA, pero que lo compre Ecopetrol deja un mal sabor en términos de gobierno corporativo”, advirtió Wilson Tovar, gerente de Investigaciones Económicas de la firma Acciones & Valores.

El director de Fedesarrollo sostiene que “ante una eventual privatización, el Gobierno dejaría de recibir alrededor de $300.000 millones anuales, que serían compensados en valor presente por el valor total de la enajenación”.

Por su parte, Acolgen señaló “que el Gobierno nacional tiene la responsabilidad de hacer un análisis riguroso, dada la importancia estratégica de la empresa, para tomar la decisión de ponerla a la venta o conservarla, teniendo en cuenta lo que representa para Colombia”.

Moody’s comenta que el perfil comercial de ISA “se ve reforzado por la alta confiabilidad de su infraestructura, la cual arroja índices de disponibilidad del 99,77 %, que es muy positivo para el perfil de ingresos basado en disponibilidad de sus contratos”. A su vez, Standard and Poor’s advierte que la empresa “tiene vencimientos de deuda manejables en los próximos años, con operaciones en cada país que desempeñan un rol cada vez más relevante cada año. Esperamos que las subsidiarias en estos países sean capaces de amortizar apropiadamente o refinanciar los vencimientos de deuda existentes, para prevenir un descalce cambiario para el grupo”.

Comparte: