Presidente chileno ofrece concesiones sociales ante crisis

Piñera dijo que planea elevar la tasa impositiva sobre las rentas superiores del 35% al 40%, aumentar las pensiones básicas en un 20% e introducir un ingreso mínimo garantizado, entre otras medidas.

Las medidas anunciadas el martes podrían ser un punto de partida para el diálogo en lugar de una resolución a los disturbios.Bloomberg News

El presidente chileno, Sebastián Piñera, ha revelado una serie de medidas sociales con el fin de calmar a los manifestantes y causantes de disturbios, que han paralizado casi por completo las principales ciudades chilenas en los últimos cinco días.

Después de reunirse con los líderes de la oposición el martes, Piñera dijo que planea elevar la tasa impositiva sobre las rentas superiores del 35% al 40%, aumentar las pensiones básicas en un 20% e introducir un ingreso mínimo garantizado, entre otras medidas. Pero en un discurso televisado, rechazó el llamamiento de los manifestantes a levantar el estado de emergencia hasta que se garantice la seguridad.

Las concesiones sociales señalan el final de la agenda económica anterior del Gobierno de centroderecha, que incluía permitir a los accionistas compensar los impuestos corporativos con pagos personales y un proyecto de ley para aumentar las pensiones al reforzar el sistema existente de cuentas de ahorro individuales. Los manifestantes exigen un retorno a un sistema público.

Piñera dijo que las medidas exigirían un enorme esfuerzo de gasto y requerirían eficiencia y reasignación de recursos. El presidente añadió que se procedería con responsabilidad para evitar un impacto en las cifras macroeconómicas muy necesarias de Chile. (De interés: Las muchas razones del estallido social en Chile).

Las medidas también incluyen:

Seguro financiado por el Gobierno para ayudar a cubrir los costes de salud

Ingreso mensual garantizado por el Estado de 350.000 pesos

Reducción del precio de los medicamentos y aumento de la congelación en servicios regulados

Una reducción de los salarios de diputados y del número de diputados

Reducción del impuesto a la propiedad de las personas mayores

Piñera se dirigió al país después de un quinto día de protestas marcadas por manifestaciones en gran parte pacíficas en las plazas de ciudades flanqueadas, por soldados armados y policías antidisturbios. Si bien el transporte público sigue estando muy limitado, los pequeños comercios en varios vecindarios abrieron por primera vez en días y los ciudadanos esperaban pacientemente su turno en farmacias y panaderías. Al otro lado de la ciudad, manifestantes golpeaban ollas en señal de protesta mientras los automóviles se apresuraban a llegar a casa antes del toque de queda.

La mayor agitación social de Chile en decenios comenzó el viernes en reacción a un aumento de los precios del metro, transformándose rápidamente en un movimiento más amplio contra la desigualdad de ingresos y la corrupción percibida de las élites.

Inicialmente, el Gobierno abordó la violencia como un asunto de orden público, un enfoque que solo empeoró las cosas. El martes, Piñera se disculpó por no haber reconocido las quejas genuinas detrás de las protestas.

Aun así, las medidas anunciadas el martes podrían ser un punto de partida para el diálogo en lugar de una resolución a los disturbios. La Unidad Social, una organización paraguas formada por la confederación de trabajadores y los sindicatos del sector público, de salud y de maestros, convocó a una huelga nacional el miércoles para exigir que se envíe al Ejército de vuelta a los cuarteles y se ponga fin al Estado de emergencia. Los trabajadores de la mina de cobre Chuquicamata de Codelco también planean dejar las herramientas el miércoles.

JPMorgan Chase & Co. rebajó la recomendación a la bolsa de valores de Chile desde neutral a infraponderar. Por su parte, el analista de crédito Rafael Elías, de Tellimer Markets, dijo que este sería un buen momento para comprar bonos soberanos chilenos basándose en una resolución rápida de los disturbios.

El índice S&P IPSA cayó un 4,6% el lunes, el primer día de negociación después del anuncio del estado de emergencia, y recuperó parte de lo perdido el martes con un avance del 0,8%. Entretanto, el peso se fortaleció un 0,4% tras debilitarse un 1,9% el lunes.

Los economistas esperan que el banco central chileno reduzca su tasa de referencia 25 puntos básicos el miércoles, aunque algunos han dicho que las protestas podrían justificar una reducción de 50 puntos básicos nuevamente.

“Hay una desconexión entre la élite política y lo que está sucediendo en la calle”, dijo el lunes Claudio Fuentes, profesor de ciencias políticas en la Universidad Diego Portales en Santiago. “Es un movimiento sin reglas ni líderes. Tiene que ver con esa percepción de que hay impunidad para los ricos y no para los pobres”.

887396

2019-10-23T06:24:04-05:00

article

2019-10-23T06:24:04-05:00

jsaenz1_214

none

Bloomberg.

Economía

Presidente chileno ofrece concesiones sociales ante crisis

58

5046

5104