Dice presidente de la empresa, Felipe Bayón

“Producción de crudo de Ecopetrol es rentable a US$29”

Noticias destacadas de Economía

A pesar de la recuperación paulatina en los precios internacionales del petróleo, la compañía continúa reestructurando su esquema de gastos e inversiones para resistir en medio de un escenario de crisis económica global.

El repunte de los precios del crudo ha significado un respiro para Ecopetrol. En entrevista con este diario, Felipe Bayón, presidente de la estatal petrolera, aseguró que “la consigna es prepararse para precios y mercados muy difíciles”. Y añadió que la reducción en los precios del petróleo no impacta el desarrollo de los proyectos piloto de fracking.

¿Qué significa para Ecopetrol este respiro en los precios del petróleo?

La referencia Brent se ha recuperado en las últimas semanas y ha estado cerca de los US$40 por barril, pero no podemos bajar la guardia. Debemos actuar con rigurosidad, porque persisten la volatilidad del mercado y las incertidumbres sobre el balance entre la demanda y la oferta de petróleo y combustibles en el mundo. Nadie puede hoy garantizar que el petróleo se vaya a mantener en esos niveles, por lo que haremos esfuerzos adicionales para seguir bajando costos y lograr que la mayor parte de la producción sea rentable en escenarios tan retadores como los que estamos viviendo. Hoy podemos decir que más del 94 % de la producción básica de crudo de Ecopetrol es rentable a un nivel de US$29 por barril.

¿Cómo esta situación de mejores precios permite relajar el plan de choque adoptado por la petrolera?

No vamos a relajarnos; por el contrario, ahora más que nunca debemos preservar la caja, mantener la disciplina de capital y ser mucho más eficientes en nuestras operaciones. Si quisiéramos usar una palabra para definir el momento por el que atravesamos sería “incertidumbre”. Estamos viviendo una crisis sin antecedentes en el mercado petrolero y tenemos que adaptarnos con creatividad, innovación y mucha responsabilidad. Habiendo dicho eso, estamos viendo una paulatina recuperación de la demanda de crudo y combustibles en el mundo y en Colombia, en la medida en que se están reactivando diferentes sectores de la economía, pero tardaremos meses o quizás uno o dos años en volver a los niveles de demanda similares a los que teníamos antes de la pandemia.

¿Esos ahorros propuestos en el plan de choque serán ahora menos drásticos?

Ecopetrol es hoy una empresa más eficiente y resiliente para enfrentar este nuevo panorama mundial, gracias a los resultados obtenidos en los últimos seis años de transformación, en los que alcanzamos eficiencias por más de $13 billones. No nos conformamos y sabemos que debemos buscar más eficiencias y ahorros, analizar dónde invertir cada peso, porque aún hay mucha incertidumbre de lo que puede pasar en el resto del año. Nuestro plan de ajuste ha ido arrojando buenos resultados. Iniciamos con una reducción de costos y gastos de $2 billones y ya vamos en $3,5 billones en ahorros, y en cuanto a inversiones ya hemos recortado cerca de US$2.500 millones. Adicionalmente, hemos logrado proteger la caja con la obtención de crédito y emisión de bonos por US$3.100 millones, y fortalecimos nuestra gestión comercial para mejorar los ingresos a través de buscar mejores márgenes para nuestros crudos y productos. En los próximos meses estaremos informando los ajustes a nuestro plan de negocios a 2022. La consigna es prepararse para escenarios de precios y mercado muy difíciles, y tener las herramientas para aprovechar las oportunidades que se presenten si las condiciones son mejores.

¿Qué tanto se verán afectadas las utilidades de Ecopetrol para el segundo trimestre de este año, uno de los trimestres más duros para la economía colombiana?

En el primer trimestre tuvimos una caída significativa en la utilidad neta, especialmente porque incluimos un impairment (ajuste contable) de más de un $1 billón. Y si el primer trimestre fue duro, el segundo también lo será porque vivimos la parte más severa de la caída de los precios internacionales y la destrucción de la demanda. Nosotros cargábamos diariamente en las dos refinerías entre 370.000 y 380.000 barriles, pero bajamos la carga a 220.000 barriles por día; es decir, dejamos de procesar cerca de 160.000 barriles por día. La buena noticia es que gradualmente se ha ido recuperando la demanda de combustibles, la cual creció 41 % en mayo frente a abril, impulsada por un aumento del 31% en diésel y del 65 % en gasolina. Ya la Refinería de Barrancabermeja, por ejemplo, ha incrementado su carga de 115.000 a 176.000 barriles por día. De acuerdo con los anuncios que ha hecho el Gobierno, próximamente reiniciarán los vuelos nacionales, lo que contribuirá a incrementar la demanda de combustible jet.

Cuantitativamente, ¿cómo aprovechó Ecopetrol la saturación de la capacidad de almacenamiento que se registró en el mundo?

Lo que nosotros hicimos fue aprovechar las capacidades de almacenamiento del Grupo Ecopetrol (4,7 millones de barriles de crudo y 6,7 millones de barriles de productos) en el momento más duro de la crisis, que fue entre marzo y abril, cuando los precios bajaron hasta los US$20 por barril y se dispararon los fletes de transporte. Logramos aguantar la tormenta mientras se recuperaba el panorama de precios, luego hemos obtenido mejores ingresos para nuestros crudos y productos con una estrategia comercial robusta.

¿Qué precio promedio para el año tiene ahora la petrolera en el presupuesto de inversiones para hacer rentable el negocio?

En este momento estamos adelantando un proceso al interior de la compañía de resanción del presupuesto para 2020 y del plan de negocios para 2020-2022 a la luz de las nuevas realidades del mercado. Estábamos trabajando con un precio de US$57 por barril antes de que se presentara la actual coyuntura y, claramente, ahora debemos revaluar todos los supuestos con un rango de precios más conservador. Una vez lo tengamos aprobado por la Junta Directiva lo estaremos dando a conocer al mercado, pero estamos evaluando un precio cercano a lo que hemos visto en estos meses; es decir, entre US$30 y US$40 en promedio para el Brent.

¿Ecopetrol se ha sentido más afectado por la pandemia o por la caída del precio del crudo?

Por ambas cosas. Estamos en una crisis sanitaria, económica y social que no tiene antecedentes. Cuando hubo cerca de 4.500 millones de personas confinadas a nivel mundial, la demanda se contrajo drásticamente y vino la fuerte caída de precios. En abril, por ejemplo, la referencia WTI incluso fue negativa un par de días y el precio del Brent, referencia para Colombia, estuvo por debajo de US$20 por barril. El promedio en lo corrido del año está ligeramente por encima de US$40. De hecho, le cuento que son tan importantes los dos temas que activamos dos comités de crisis que sesionan diariamente sobre el COVID-19 y la caída de los precios desde hace tres meses y medio.

¿Cuántos pozos o campos tuvo que cerrar Ecopetrol y en cuánto cae la producción?

Debido al descenso de los precios y a la pandemia, la compañía cerró cerca de 300 pozos (no campos completos) al cierre del primer trimestre, lo que redujo la producción en cerca de 24.000 barriles diarios, que representan un poco más del 3 % de toda la producción del Grupo. No obstante, gracias a la estrategia de eficiencias y ahorros aplicada, más del 94 % de la producción de Ecopetrol sigue siendo rentable a los precios observados en las últimas semanas. Nuestros principales activos, como Castilla, Rubiales y Chichimene, en el Meta, y los campos en Casanare y Santander, tienen producción rentable a menos de US$30 por barril. En la medida en que se han ido recuperando los precios también hemos reabierto producción en mayo y junio, siempre con la premisa de que sean barriles rentables. El impacto en el balance de reservas lo conoceremos una vez estas sean auditadas a final del año.

¿Con el actual nivel de precios se reavivan los negocios internacionales, especialmente en Estados Unidos con el “fracking”?

La ventaja que tiene el desarrollo de los proyectos de YNC como el “joint venture” que tenemos en EE. UU. es que son activos de ciclo corto y los operadores pueden regular rápidamente las inversiones en momentos de caída de precios para proteger el capital. Es importante señalar que los precios de equilibrio del Midland, zona del Permian donde tenemos presencia, son de los más bajos de todas las cuencas no convencionales del mundo, lo cual es una gran ventaja para este negocio. El precio mínimo requerido para una venta de equilibrio cubriendo los costos e impuestos de producción es de US$7 a US$10,5 por barril.

Precisamente con la caída de precios y utilizando las herramientas del contrato, redujimos la actividad con el objetivo de preservar el capital. De esta forma, se redujo la inversión de capital prevista para este año de US$800 millones a un rango de US$180 a US$200 millones. Esto no significa que hayamos detenido la producción. Esperamos terminar este año con 22 pozos y una producción promedio de 8.000 a 10.000 barriles por día. Incluso, en algún momento del año produciremos unos 18.000 barriles por día, que será la mayor producción alcanzada por Ecopetrol en el exterior en toda su historia. En 2019, obtuvimos producción antes de lo estimado y se perforaron cuatro pozos, alcanzamos ingresos para Ecopetrol por US$1,95 millones por la producción comercializada entre noviembre y diciembre. En el primer trimestre de 2020 se produjeron ingresos por US$4,2 millones. Es decir, la operación del Permian nos ha reportado ingresos por más de US$6 millones en cinco meses, además de lograr cumplir objetivos estratégicos como balancear nuestro portafolio con crudos livianos y aumentar las reservas probadas en más de 160 millones de barriles.

¿Los precios actuales reviven la posibilidad de acelerar la realización de los pilotos de yacimientos no convencionales en el país?

La reducción en los precios del petróleo no impacta el desarrollo de los proyectos piloto de investigación integral. Estos continúan siendo parte de la estrategia de Ecopetrol, porque estamos convencidos de que son una gran oportunidad para Colombia, ya que la energía más cara es la que no se tiene. Estos pilotos son un proyecto de investigación que se hará de cara a la sociedad y que servirá para determinar su viabilidad. Avanzamos en la preparación de todos los requisitos que exige la regulación y en los estudios necesarios para su implementación. Imagínese si en esta situación en la que nos encontramos tuviésemos que importar petróleo para producir gasolina. ¿De dónde sacamos los billones de pesos para comprarlo? No podemos reducirle recursos a la salud ni a la infraestructura para comprar petróleo para refinar. La otra alternativa es subir los impuestos. De allí la importancia de asegurar nuestra autosuficiencia energética, que nos permite cerrar brechas sociales y tener más recursos para la inversión social.

¿Con la actual caja de la empresa se cierra la posibilidad para que Ecopetrol vuelva a salir a ofrecer bonos en el mercado internacional o está pensando en la consecución de algunos créditos?

Por lo pronto, estamos cómodos con el financiamiento que hemos obtenido en desarrollo del plan de contingencia por US$3.100 millones, monto que está alineado con nuestro nivel de apalancamiento. No obstante, la empresa mantiene abiertas fuentes de financiación gracias a que conserva su grado de inversión, tanto en el mercado local como en el internacional, en caso de que se requiera.

¿Se afecta en algo la percepción de Ecopetrol en el mercado internacional si el Gobierno decide ofrecer algunas acciones de la compañía?

Nosotros como administración estamos concentrados en agregar más valor a la compañía de la que son dueños no solo los cerca de 300.000 accionistas directos, sino también más de 16 millones de colombianos que tienen acciones a través de sus fondos de pensiones. Una decisión del accionista mayoritario de salir a ofrecer acciones deberá ser consultada con él directamente, pero tengo entendido que por el momento no hay planes en ese sentido, según lo que ha expresado en diferentes escenarios el Ministerio de Hacienda. Una cosa quiero resaltar: los accionistas y los colombianos deben saber que los trabajadores de Ecopetrol se la están jugando con todo por enfrentar esta crisis sin precedentes y ayudar a nuestro país a salir adelante. Mi reconocimiento a todos ellos por su dedicación, creatividad, sacrificios y amor infinito por este país.

¿Hay nuevas inversiones proyectadas en energías verdes y a cuánta generación se estima llegar?

Como lo mencioné, en este momento estamos en el proceso de la resanción del plan de negocio para el período 2020-2022 y allí estamos definiendo las inversiones en todas nuestras actividades, pero claramente la incursión del Grupo Ecopetrol en las energías renovables hace parte de su estrategia de largo plazo en una transición energética ordenada y ambiciosa. Nuestro objetivo es generar más de 300 megavatios en los próximos años a partir de fuentes renovables y para ello ya hemos dado importantes pasos, como la entrada en operación del parque solar Castilla en el Meta y anunciamos la construcción de un segundo parque en ese departamento por parte de nuestra filial de transporte, Cenit, el cual aportará 50 megavatios (MW), más del doble de la capacidad de Castilla, lo que equivale a lo necesario para energizar una ciudad de 65.000 habitantes. En proceso de maduración tenemos proyectos de generación por 120 MW adicionales. Tenemos como meta reducir el 20 % de las emisiones de gases efecto invernadero a 2030. Recientemente, nos fue certificada la reducción de 687.769 toneladas equivalentes de CO2, con lo que ya completamos 1,7 millones de toneladas verificadas, lo cual equivale a restaurar y conservar un bosque primario de 35.000 hectáreas. También estamos trabajando para ampliar nuestro portafolio de gas y transformar a Ecopetrol en una empresa más “gaseosa”, aprovechar este energético que es más amigable con el medio ambiente, que será protagonista de la transición energética y que en términos económicos es accesible para la población.

¿Cuánto ha invertido Ecopetrol en ayudas sociales en los programas diseñados?

Estos son momentos para ser solidarios con las personas que más lo necesitan. Diseñamos un plan de aportes al país con tres objetivos: contribuir en la contención de la pandemia, apoyar a las familias más necesitadas y fortalecer el sistema de salud. Ya hemos anunciado $69.000 millones para apoyar a 118 municipios, y vienen nuevas fases del plan. Seguimos evaluando cómo aportar más para beneficio del personal médico y de las comunidades. También estamos implementando proyectos de corto plazo para generar reactivación económica en las zonas de influencia de la empresa y priorizando la ejecución de la inversión social que responde a compromisos estratégicos adquiridos previamente con las entidades territoriales. Quiero destacar los aportes voluntarios por más de $1.000 millones que realizaron los mismos trabajadores a través de la Fundación Gente Ecopetrol, para llevar ayudas humanitarias a la población más vulnerable.

Comparte en redes: