Publicidad
23 Dec 2021 - 2:53 p. m.

¿Qué pasó con el salario mínimo en Colombia?

La negociación más esperada de fin de año terminó en acuerdo y con una cifra que llevó la remuneración de los trabajadores al millón de pesos más el subsidio de transporte. Pero hay quienes creen que este aumento traerá problemas graves para la macroeconomía del país.
Edwin Bohorquez Aya

Edwin Bohorquez Aya

Economía, Negocios, Emprendimiento, Liderazgo, Tecnología.
El auxilio de transporte para el 2022 quedó en $117.172
El auxilio de transporte para el 2022 quedó en $117.172
Foto: Getty Images

Es día de El Espectador le explica. La noticia más esperada de final de cada año es el aumento del salario mínimo. ¿Por qué? Porque no solo es la remuneración mensual que reciben los trabajadores, sino que es el monto de referencia y base que impacta muchos otros aumentos que se hacen cada año en Colombia, como el SOAT, el subsidio de vivienda, las cuotas moderadoras de las EPS y las multas de tránsito, entre otras, porque la lista sigue. Y, como todos los años, se espera una negociación que difícilmente llega a buen puerto, donde los empresarios proponen un porcentaje y bien distante, al otro lado del muelle, los sindicatos también lanzan su cifra. Históricamente, y si apelamos a los promedios, pues la mayoría de años desde que se negocia el salario mínimo en Colombia, ha sido el gobierno quien termina definiendo por decreto dicho aumento, pero en este final de 2021 la noticia llegó en dos partes: Empresarios y centrales obreras llegaron a un acuerdo, por un lado, mientras que quedó definido que para el 2022 esa retribución económica será de un millón de pesos, monto al que hay que sumarle un auxilio de transporte de $117.172. Así que le pedimos a nuestros colegas de la sección de Negocios todos los artículos recientes para poder construir este boletín de noticias. Como todas las semanas, recomendamos entrar a cada uno de los links para poder entender mejor cada arista de este tema. Comencemos.

A mediados de noviembre, cuando ya empezaban a sonar los primeros vientos de la negociación, un grupo de industriales se lanzó al agua con una nueva alternativa: el salario mínimo empresarial. ¿Cómo se leía esta idea liderada por el presidente del Grupo Oikos, Luis Aurelio Díaz? “Las personas de la base más necesitada del país, es decir, los que ganan el salario mínimo, su incremento sería del salario mínimo más 5% adicional. Eso permite que esa diferencia de cinco puntos sea una ganancia real en el costo y calidad de vida de las personas de menores ingresos”, nos explicaba el equipo de Negocios de El Espectador. “La única forma de sacar el país adelante y mejorar la calidad de vida de las personas, es dando un poco más de lo que el Gobierno tiene estipulado en su salario mínimo”, agregó Díaz.

Recibe alertas desde Google News