Publicidad
5 Jan 2021 - 10:26 p. m.

¿Quién le teme a la Teoría Monetaria Moderna?

Ahora que la TMM se plantea como vía para la reactivación de la economía mundial, los críticos del keynesianismo le caen con fuerza. En este texto, el director del Proyecto Inequidad de la Universidad de Texas en Austin analiza los peros de algunos ex banqueros centrales.

James K. Galbraith*

Afiches en las afueras del Capitolio en Washington pidiendo una mayor ayuda del Estado para superar la crisis económica a causa de la pandemia.
Afiches en las afueras del Capitolio en Washington pidiendo una mayor ayuda del Estado para superar la crisis económica a causa de la pandemia.
Foto: AFP / Andrew Caballero Reynolds

Como sabe cualquiera que haya estado a cargo de la supervisión legislativa de los banqueros centrales, a estos no les gusta ver su autoridad cuestionada. Lo primero que harán es defender el misterio de su profesión (el aura mágica que sobrevuela sus palabras) con una mezcolanza emocional de trivialidades y disparates envuelta en una nube de poder y jerga.

Por eso es tan divertido torturar a los banqueros centrales. Es famoso el caso de John Maynard Keynes, que fue el azote de Montagu Norman, gobernador del Banco de Inglaterra (BOE) desde 1920 hasta 1944. Wright Patman y Henry Reuss, dos congresistas estadounidenses que presidieron la Comisión Bancaria de la Cámara de Representantes en los setenta, le hicieron lo mismo al presidente de la Reserva Federal Arthur Burns. Puedo decir que Reuss lo disfrutaba; yo era su asistente en aquel tiempo.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.