20 Aug 2008 - 11:02 p. m.

Ruta del Sol empieza a ver la luz

El Gobierno y la Cámara Colombiana de la Infraestructura dieron el visto bueno al trazado que estructuró la Corporación Financiera Internacional para llegar desde Bogotá al río Magdalena.

Ricardo Gutiérrez Zapata

Uno de los mayores anhelos en materia de infraestructura que tiene el país empieza a ver la luz. Se trata del proyecto Ruta del Sol que busca unir a Bogotá con la Costa Atlántica en doble calzada.

Aunque gran parte del trazado de la vía entre el centro del país y Santa Marta ya está aprobado, existe un tramo en el que se presentan diferencias de conceptos y es en la carretera que permite comunicar a la Capital de la República con el Valle del Magdalena.

El Invías, la frustrada concesión de Commsa y el propio Ministerio de Transporte habían identificado diferentes corredores para llegar al Río Magdalena, pero hasta el momento no se había definido cuál era la mejor opción debido a las dificultades topográficas que ofrece la región del Cañón del Río Negro.

Por esta razón se convocó a la Corporación Financiera Internacional (IFC), del Banco Mundial, que estructuró un nuevo trazado y que ayer aceptaron, tanto el Gobierno como el sector privado.

La ruta irá desde el sector del Cune, en Villeta, hasta la hacienda El Korán, en Puerto Salgar, e incluye 69,2 kilómetros a cielo abierto, 5 kms. en viaductos, 1 km. en puentes cortos de menos de 100 metros y 3,3 kilómetros en túneles.

La idea es construir la nueva carretera por este trazado, mejorando las condiciones de la vía  actual entre Villeta-Guaduas y Honda,  toda vez que permite la conexión de una amplia región de Cundinamarca, Tolima y Caldas.

De acuerdo con el ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego, el nuevo trazado propuesto por la comisión técnica de la IFC tuvo buena acogida por parte del Estado y de los constructores y anunció que a mediados de noviembre se abrirá la licitación pública para adjudicar los primeros trabajos en julio del año entrante.

En el mismo sentido se pronunció el presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI), Juan Martín Caicedo Ferrer, quien aseguró que la IFC acertó en su trabajo, “pues se buscó el corredor más competitivo y el que más fácilmente sorteará las dificultades geológicas de la zona”.

En cuanto al tema  presupuestal, los primeros análisis indican que el costo total de la Ruta del Sol asciende a los US$2.500 millones, que serán aportados por el Estado y por la empresa privada. Para el presidente de la CCI, el Gobierno Nacional deberá aportar, por lo menos, unos US$1.200 millones y el resto llegará de los constructores nacionales e internacionales y de organismos multilaterales.

Frente al ahorro en tiempo, el Director del Instituto Nacional de Concesiones (Inco), Álvaro José Soto García, manifestó que mientras en la actualidad una tractomula se demora unas 24 horas en cubrir la ruta Bogotá-Santa Marta, con la nueva vía el tiempo estimado de este recorrido será de 14 horas.

Asimismo recordó que hoy el porcentaje de terreno montañoso que se cubre en un viaje desde el centro del país hasta la Costa Atlántica corresponde al 17%, mientras que con la Ruta del Sol este no sobrepasará el 8%.

En cuanto a otras obras importantes para la competitividad del país, se conoció que la Cámara Colombiana de la Infraestructura le solicitará oficialmente al Gobierno la extensión en el plazo para la inscripción de las empresas interesadas en construir el Túnel de La Línea.

En comienzo este se vence la próxima semana, pero varios constructores han solicitado una ampliación debido a que gran parte de Europa se encuentra en temporada vacacional, por lo que algunas firmas de ese continente no han podido completar todos los requisitos que se requieren para participar en el proceso.

 

Temas relacionados

Costa Atlánticavías
Comparte: