Representa cerca del 3,6 % del PIB

Sacarle jugo a la (economía) naranja

Las industrias culturales y creativas son el tema del momento: se expidió una ley para fomentarlas y en la próxima reforma tributaria sería uno de los sectores beneficiados.

Entre las actividades que reúne la economía naranja están, entre otras, las artes, el diseño gráfico e industrial, la arquitectura y contenidos digitales.Getty Images

La economía naranja, como concepto, no es nueva; lo que abarca lo es menos. Sin embargo, ha ganado popularidad a raíz de publicaciones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), una de ellas, de 2013, del actual director de Gobierno y Áreas Estratégicas, Felipe Buitrago Restrepo, y el presidente, Iván Duque Márquez.

Durante su tiempo como senador, la economía naranja, que tradicionalmente se ha denominado como “industrias creativas y culturales”, fue uno de los estandartes del hoy primer mandatario. Lo reflejaba desde el color de su corbata hasta la iniciativa legislativa que logró sacar adelante y que se concretó en la Ley 1834 de 2017, la “ley naranja”, aprobada en su último debate en la Cámara de Representantes por una mayoría de 80 contra cinco.

Por eso no sorprendió que este color fuera el predilecto para su campaña presidencial y que, una vez posesionado, empezara a mover la implementación de la norma, por ejemplo, liderando la primera reunión de la instancia de articulación entre diferentes entidades del Gobierno: el Consejo Nacional de Economía Naranja, presidido por el Ministerio de Cultura y llevado a cabo la semana pasada en Barranquilla. Asimismo, ha anunciado exención de impuesto de renta por cinco años para los emprendimientos relacionados que generen empleo; propuesta que iría incluida en la Ley de Financiamiento, que será radicada en el Congreso de la República por el Ministerio de Hacienda en los próximos días.

Hay quienes definen las industrias creativas y culturales como aquellas que generalmente están relacionadas con la propiedad intelectual. Entre las actividades que reúne la economía naranja están, entre otras, las artes, la moda, el diseño gráfico e industrial, la arquitectura y contenidos digitales.

Por eso, el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Mintic) no dudó en describir esta edición de Colombia 4.0 —creado en 2015— como el “encuentro digital de economía naranja”, que terminó el viernes pasado en Corferias. Animación, videojuegos, música, medios, publicidad y seguridad digital, fintech y la participación de las mujeres en las TIC estuvieron entre las temáticas. El evento fue el escenario perfecto para recordar que las industrias creativas en Colombia hoy representan el 3,6 % del Producto Interno Bruto.

Según el Ministerio de Cultura, con base en las cifras del DANE, los segmentos con mayor participación en el valor agregado en este campo fueron, en el 2017: el audiovisual, con 43,2 %; el de libros y publicaciones, con 21,9 %, la educación cultural, con 19,3 %, y el diseño publicitario, con 8,7 %. Añade que durante el año pasado las industrias culturales y creativas generaron más de 247.000 empleos, cifra que supera en 23 % los empleos que produjo el sector minero.

A escala regional, según el BID, han generado más de US$124.000 millones en ingresos y dado empleo a casi dos millones de personas.

Si bien hay actores y colectivos que no creen que todas las expresiones creativas y culturales quepan en la categoría de “industria” y, de hecho, no quisieran que así fuera, la economía naranja tiene aún mucho campo para crecer en generación de empleos e ingresos. Han sido numerosos los gremios y empresas que han manifestado su expectativa al respecto, en tiempos en que, además, la generación de valor agregado, la diversificación de la economía y la volatilidad de industrias como las extractivas han estado en el centro de los debates.

Debido a la importancia de estas actividades que se anticipa para el país, El Espectador, en alianza con la Universidad Jorge Tadeo Lozano, inicia hoy una serie de entregas sobre economía naranja en su sección dominical El Salmón. Espere historias que son ejemplo del potencial, pero también de los desafíos, que implican las industrias creativas y culturales.

820442

2018-10-27T21:00:00-05:00

article

2018-10-27T21:00:02-05:00

[email protected]

none

Redacción Economía.

Economía

Sacarle jugo a la (economía) naranja

37

4035

4072