¿Se avecina una burbuja global de deuda?

Noticias destacadas de Economía

Según los inversionistas que se preocupan por el fin de la era de la deuda barata y abundante, China proporcionó otra razón para asustarse.

El principal regulador bancario de China sacudió los mercados el martes con una advertencia sobre la necesidad de reducir el apalancamiento en medio del creciente riesgo de burbujas a escala mundial y en el sector inmobiliario local. El impacto en las acciones chinas fue rápido: el índice CSI 300 cayó hasta 2,1 % para liderar las bajas en Asia, mientras que Kweichow Moutai —el mayor contribuyente a las ganancias durante el ciclo de estímulo de 2020— cayó casi 5 %. La mayor acción de China ha perdido más de US$100.000 millones en nueve días.

Los bancos centrales de todo el mundo se enfrentan al desafío de cuándo y cómo reducir los estímulos a medida que las economías se recuperan de la pandemia. Los mercados mundiales de bonos se desplomaron la semana pasada, cuando los operadores adelantaron las apuestas sobre los aumentos de las tasas de interés y el rendimiento de los bonos del Tesoro a diez años alcanzó el nivel más alto en un año.

El desapalancamiento tiene una resonancia particular en China, donde es una prioridad clave del presidente, Xi Jinping, debido al tamaño de la montaña de deuda del país. Fuertes medidas contra el apalancamiento en 2017 enviaron los rendimientos de los bonos corporativos y gubernamentales a máximos de varios años antes de que los funcionarios detuvieran el impulso un año después, en medio del empeoramiento de la guerra comercial con Estados Unidos.

Guo Shuqing, presidente de la Comisión Reguladora de Banca y Seguros de China y secretario del Partido Comunista en el banco central, no midió sus palabras. “Desde la perspectiva de la industria bancaria y de seguros, el primer paso es reducir el alto apalancamiento dentro del sistema financiero”, dijo Guo en una sesión informativa en Pekín. La especulación en el mercado inmobiliario es “muy peligrosa” y las burbujas en los mercados financieros de EE. UU. y Europa pronto explotarán, dijo.

“Sus dichos muestran una voluntad de tolerar tasas más altas”, dijo Zhiwei Zhang, economista jefe de Pinpoint Asset Management en Hong Kong. “Esta es una confirmación del endurecimiento de la política monetaria. Eso es importante”.

Una economía más fuerte y signos de exceso han provocado una retórica más fuerte de Pekín en las últimas semanas. El Banco Popular de China dijo, en su último informe de política monetaria, que equilibrará la necesidad de apoyar el crecimiento y prevenir el riesgo. La semana pasada, un reportaje en la portada de medios estatales argumentaba que la economía es lo suficientemente fuerte como para resistir la normalización de las políticas. En enero, el banco central diseñó la mayor restricción de efectivo desde 2015, después de que un asesor sugiriera un cambio a los estímulos.

La deuda representaba alrededor del 280 % del producto interno bruto de China en noviembre, la proporción más alta desde que Bloomberg comenzó a recopilar los datos, en 2014.

Comparte en redes: