3 Mar 2020 - 3:39 p. m.

Según la Contraloría, en 2021 Colombia perdería "autosuficiencia" de gas natural

El Gobierno conoce la situación, por lo que ha contemplado la construcción de dos plantas de regasificación como alternativa para importar gas natural y garantizar el abastecimiento.

Redacción Economía.

Foto de referencia.  / iStock
Foto de referencia. / iStock

Colombia perderá su autosuficiencia de gas natural a partir de 2021.  Lo que coincide con el retraso de la entrada en operación de la Regasificadora del Pacífico, según indicó el estudio “Viabilidad de la construcción de una planta de regasificación en la Costa Pacífica”, ¿Perdió Colombia la autosuficiencia en gas natural?”, de la Contraloría General de la República (CGR).

El país requiere de la infraestructura de respaldo que le permita atender la demanda de gas natural en términos de seguridad y confiabilidad, como un activo de flexibilidad, que ha sido propuesto por el Gobierno desde 2010 en los diferentes planes de desarrollo. Sin embargo, a la CGR le preocupa "el retraso en los cronogramas de los proyectos que respaldarán la demanda de gas natural, como es el de la Regasificadora del Pacifico, ante el descenso sostenido de las reservas de gas natural que se viene dando desde 2012 y los pobres resultados del proceso de exploración y explotación", señaló la entidad mediante un comunicado.

Lea: ¿Qué pasa si se acaban las reservas de gas en Colombia?

De acuerdo con la CGR, el documento pone en evidencia las debilidades en el nivel de control que ejerce el Ministerio de Minas y Energía sobre entidades adscritas como la UPME, la ANH y la CREG. “Estas debilidades en el control y coordinación ocasionan retrasos en la entrada de operación de los proyectos, como es el caso de la planta regasificadora (del Pacífico), lo que aunado a la ocurrencia simultanea de un escenario de pérdida de autosuficiencia, generaría un déficit en el balance oferta-demanda con sus consecuentes implicaciones en el precio del gas natural y las tarifas de energía eléctrica, afectando a los usuarios más vulnerables”.

(De interés: Escasez futura de gas enciende alarmas por alza de tarifas)

Las reservas de gas natural vienen en descenso desde 2012, debido a que fuentes de la Costa Atlántica (Chuchupa y Ballena) se encuentran en decadencia, pues en sus mejores tiempos sostuvieron el plan de masificación aportando en 2002 el 85 % de la oferta total (unos 599 MPCD) y en 2018 sólo aportó un 27 %, de una oferta de 912 MPCD, de acuerdo con la CGR.

Lea: La demanda que busca tumbar la Planta Regasificadora del Pacífico

La otra gran fuente, Cusiana, gracias a desarrollos operacionales ha compensado en algo los volúmenes necesarios para atender una demanda que supera los 1000 MPCD. Así las cosas, para 2022 la cantidad disponible para la venta no alcanzará para cubrir la demanda.

El Gobierno conoce la situación, por lo que ha contemplado la construcción de dos plantas de regasificación como alternativa para importar gas natural y garantizar el abastecimiento en términos de seguridad y confiabilidad.

Síguenos en Google Noticias