Superindustria abre investigación contra Brunati por presuntas vulneraciones en la entrega de los productos

Noticias destacadas de Economía

El incumplimiento de las órdenes impartidas por la SIC puede generar multas hasta por 1.000 salarios mínimos legales vigentes.

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) formuló pliego de cargos contra las sociedades Merek S.A.S. y Pamiruti S.A.S., propietarias de los establecimientos de comercio Brunati, por presuntas conductas que violan los derechos de los consumidores con información engañosa.

La presunta violación de los derechos, según explicó la SIC, se estaría presentando en el “tiempo de entrega de los productos, calidad en el servicio posventa por no entrega de productos, promociones y ofertas por no informar el plazo de validez de las ofertas y garantías, así como por presuntamente desconocer ese derecho frente a los consumidores que adquieren productos mediante comercio electrónico, en ciudades en los que no hay establecimientos de Brunati”.

Así las cosas, la SIC le ordenó a Brunati cesar con las prácticas que estarían vulnerando los derechos de los consumidores, quienes han presentado más de 200 demandas entre 2019 y 2020, por posibles irregularidades “evidenciadas en relación con reiterados incumplimientos en tiempos de entrega de los productos e información engañosa, en atención a que se anunciaba a los consumidores una ‘Entrega inmediata’, cuando en realidad la entrega ocurría en días posteriores a la compra, generando confusión o engaño a los consumidores”.

Brunati deberá entregar a los consumidores en 15 días hábiles, siguientes a la comunicación de la orden, todos los productos adquiridos mediante la página web o los establecimientos físicos entre el 1 de enero de 2019 y 15 de noviembre de 2020, cuyas fechas de entrega pactadas al momento de la compra se encuentran vencidas. “En caso de que el consumidor opte por la devolución del dinero, se deberán reintegrar las sumas pagadas sin lugar a retención o descuento alguno”.

La SIC también le ordenó a la empresa presentar un plan de mejoramiento, con plazo de ejecución de tres meses en el que se propongan las acciones y estrategias que garanticen la continuidad del negocio en condiciones de calidad. Además, debe incluir un aviso en la página web con información clara sobre los tiempos de entrega y también la opción “Reversión del pago” para que los consumidores puedan solicitar devolución del dinero, por si incumplen con la entrega.

Brunati también deberá modificar la expresión “Entrega inmediata”, en la información que acompaña a los productos comercializados en la página web. “Lo anterior con el fin de no generar confusión a los consumidores respecto a la fecha de entrega del producto, el cual no se realiza de manera ‘inmediata’ sino en días posteriores a la compra”.

Finalmente, la compañía deberá mejorar sus canales de atención y comunicación al consumidor para optimizar “los tiempos de respuesta y se brinde información veraz, fidedigna, suficiente y actualizada sobre las inquietudes e inconformidades que sean planteadas por los consumidores”.

El incumplimiento de las órdenes impartidas puede generar multas hasta por 1.000 salarios mínimos legales vigentes.

Comparte en redes: