Publicidad
29 Jan 2021 - 3:54 p. m.

Tasa de desempleo se situó en 15,9% durante 2020

En total se perdieron 2,44 millones de empleos debido al golpe de la pandemia en la economía colombiana. En 2019 la tasa de desempleo fue de 10,5%.
En diciembre de 2020 se registraron 907.000 nuevos desocupados llegando a un total de 3,3 millones.
En diciembre de 2020 se registraron 907.000 nuevos desocupados llegando a un total de 3,3 millones.
Foto: Agencia Bloomberg

Se conoció el reporte consolidado del impacto de la pandemia al mercado laboral colombiano: El Departamento Administrativo Nacional Estadística (Dane) reveló que durante el 2020 la tasa de desempleo se situó en 15,9%, un claro incremento frente el 10,5% que registró en 2019.

Lea: Diez datos sobre la peor cifra de desempleo en años

Según el Dane se perdieron 2,44 millones de empleos en 2020, pues la población ocupada pasó de 22,2 millones (lo registrado en 2019) a 19,8 millones. Además, los desocupados llegaron hasta los 3,75 millones, un incremento de 1,14 millones frente a 2019.

Mientras que la tasa de desempleo de los hombres se situó en 12,7% en 2020 (en 2019 fue de 8,2%), la de las mujeres llegó al 20,4% (en 2019 fue de 13,6%). Y la de los jóvenes fue de 24,2% (en 2019 fue de 17,7%).

También te puede interesar: Desempleo femenino: un problema transversal

Las cuatro actividades que más perdieron trabajos durante el 2020 fueron la de: comercio y reparación de vehículos (474.000); actividades artísticas, entretenimiento y recreación (390.000); administración pública y defensa, educación y atención humana (316.000); y la de industrias manufactureras (315.000).

También te puede interesar: ¿Qué cambios se vienen para el Sisbén en 2021?

Aunque todas las ciudades registraron aumentos en los índices de desocupación, Neiva fue la ciudad con mayor tasa de desempleo: registró un incremento de 13 puntos porcentuales y se situó en 26,1%. Le siguieron de cerca Ibagué (25,6%), Cúcuta (23,7 %) y Florencia (23,5%).

En contraste, Barranquilla fue la ciudad que reportó la menor tasa de desempleo: 12,3%. Y le siguieron Cartagena (14,6%), Pasto (16,7%) y Pereira (17,2%). Y Bogotá tuvo una tasa de desempleo de 18,2%.

Según el director del Dane, Juan Daniel Oviedo, los datos del mercado laboral del 2020 representan un retroceso de una década.

Diciembre de 2020

Respecto a diciembre de 2020, el Dane reveló que la tasa de desempleo se situó en 13,4%; mientras que en el mismo mes de 2019 se encontraba en 9,5%.

En total se perdieron 1,3 millones de empleos en diciembre de 2020 respecto al mismo mes de 2019. Además, se registraron 907.000 nuevos desocupados llegando a un total de 3,3 millones.

Sigue llamando la atención la brecha de género: mientras que en diciembre los hombres tuvieron una tasa de desempleo del 10,1% (en el mismo mes 2019 estaba en 6,9%), la de las mujeres fue de 17,9 % (en el mismo mes 2019 era de 13,1%)

Además, por cada dos hombres que salieron de la población ocupada, tres mujeres perdieron su trabajo.

Reacciones

Frente a los resultados el director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía, explicó por medio de su cuenta de Twitter que: “La tasa de desempleo en 2020 fue de 16,1% en el promedio del año, por debajo de nuestro pronóstico de 16,3%. Diciembre cerró con la cifra más alta de ocupados desde febrero (21 millones de personas). Buenas noticias, pero aún restan por recuperar al menos 1,3 millones de empleos”.

Por su parte Rosmery Quintero, la presidenta de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas (Acopi), explicó que “vemos resultados muy importantes: por ejemplo, que hemos venido recuperando gradualmente el empleo perdido en pandemia; también se aprecia de nuevo el impacto que han tenido sectores como el comercio, los servicios y las actividades artísticas, pues son actividades en los que hay mayor acercamiento y riesgo de propagación del virus; aunque el sector manufacturero perdió empleos, ha sido en menor proporción de lo que pensábamos; Al revisar la población ocupados, vemos que los empleados de cuenta propia siguen siendo un porcentaje muy significativo. Por esto insistimos que se deben crear políticas especiales para este segmento; y aunque se perdieron 800.000 empleos de mujeres, también se destaca que ha venido presentándose una corrección”.

Para Mario Valencia, analista económico, docente universitario y columnista de este diario, “cierra el año muy mal, con una tasa de desempleo que es muy alta y con un fenómeno que fue lo más preocupante de 2020: la destrucción de ocupación se movió a un ritmo mayor que la capacidad de las personas de encontrar empleo”.

Valencia agregó que “había una presión en el mercado laboral por encontrar trabajo, pero en la medida en la que se estaba buscando, se estaban destruyendo puestos de trabajo. Esto es preocupante. Lo que muestra es la poca capacidad del sector empresarial de absorber fuerza de trabajo, de demandarla. Ese es uno de los principales problemas de la economía en 2020 y tuvo que ver en una muy buena medida con la falta de ayudas directas al sector empresarial, especialmente a las pequeñas y medianas empresas, que no pudieron retener esa mano de obra. Eso en otros países se pudo resolver con subsidios a las empresas y los trabajadores, entonces las tasas de desempleo fueron menores”.

Además, Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria, indicó que “se han recuperado cerca de cuatro millones de empleos. En efecto, en el peor momento de la pandemia se perdieron más de 5.4 millones de empleos en Colombia. Mientras que en diciembre este número fue de 1.3 millones de colombianos, número que sigue siendo muy alto, pero está mostrando que la resiliencia de la economía colombiana y que adicionalmente, a medida que se abre la economía y se hacen reaperturas de sectores, el empleo se vuelve a mejorar”.

Sin embargo, para Olarte “no todo es positivo, esta recuperación del empleo ha venido acompañándose de un incremento de la informalidad bien importante. Este año la informalidad pudo haber crecido más del 2 %y ya más de la mitad de la población es informal en Colombia. Las zonas urbanas, que antes eran las menos informales, han aumentado este indicador de manera importante por el llamado rebusque que si bien es más flexible, es menos productivo. Adicionalmente, una persona que no está en la formalidad, definitivamente no puede pensar en consumo ni en inversiones de largo plazo”.

Asimismo, Sandra Forero, presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), destacó que para diciembre de 2020 el sector constructor llegó a un nivel de ocupación directa de 1´526.819 personas, lo que representa el 7,2% del total de la fuerza laboral del país.

“Este resultado es un gran aporte para el proceso de reactivación económica y laboral del país. Por eso es fundamental acelerar la dinámica del sector constructor y crear todas las condiciones para que los hogares sigan invirtiendo en vivienda, se sigan lanzado proyectos, y sobre todo, que a nivel regional prioricemos el inicio y ejecución de las obras con el apoyo de las autoridades locales. La construcción es la mejor apuesta para seguir impulsando la reactivación económica y social de nuestro país y sus regiones”, dijo Forero.

La Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) alertó que de los 1´352.000 puestos de trabajo que se perdieron en diciembre, el 55.5% pertenece a los sectores que más restricciones tuvieron; comercio, alojamiento, bares y restaurantes, y actividades de economía naranja. Más de 750 mil empleos perdidos.

“Este panorama demuestra que además de derrotar la pandemia con la vacunación, el gran reto del país es emprender una cruzada nacional a través del Gobierno, Congreso, gremios, centrales obreras y todas las fuerzas vivas para derrotar el desempleo y recuperar la economía”, concluyó Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco.

Síguenos en Google Noticias