Trump podría emitir orden que vetaría a Huawei en EE. UU.

Según la agencia Reuters el mandatario les prohibiría a las empresas estadounidenses usar equipos de empresas que representen un riesgo a la seguridad nacional.

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos. Bloomberg.

Esta semana Huawei podría recibir un golpe certero por parte de la administración Trump: según la agencia de noticias Reuters esta semana la Casa Blanca emitiría una orden ejecutiva que le prohibiría a las empresas estadounidenses adquirir equipos de firmas que representen un riesgo a la seguridad nacional. 

También te puede interesar: Los coletazos para Colombia de la guerra comercial entre China y EE.UU.

De acuerdo con el portal este decreto daría pie para un veto en Estados Unidos para Huawei, la empresa china con la que Trump viene teniendo disputas desde hace más de un año.  En esta orden ejecutiva se invocaría el “Poder de la Emergencia Económica Internacional” que le da al gobierno estadounidense la potestad de regular el comercio.

El Gobierno de los Estados Unidos ha realizado varios comentarios y denuncias de que el Gobierno chino podría usar a Huawei para espiar por medio de los dispositivos que vende en territorio estadounidense. Esto le daría la excusa para incluir a la firma asiática en esa lista de “riesgo para la seguridad nacional”.

En el último año Trump ha mostrado un gran interés en que la industria de telecomunicaciones de su país supere a sus competidores extranjeros, en especial los de China, en la carrera por la conectividad 5G. Con un veto a Huawei, las firmas estadounidenses ganarían una importante ventaja.

Este decreto llegaría en uno de los momento de gran tensión debido a la guerra comercial que libran Estados Unidos y China desde hace un año. Los ataques y contraataques vía aranceles que estas naciones se han impuesto entre sí ya impactan a más de US$370.000 millones en bienes (de los cuales US$250.000 millones son aranceles de EE. UU. a productos chinos).

Las negociaciones están contempladas por otro mes, pero esto podría cambiar dependiendo de las reacciones ante este posible decreto que impactaría a una de las empresas más importantes de China.