Solo en Bogotá hubo dos millones de asistentes

¿Valieron la pena los $571 por colombiano que costó la visita papal?

Los $28.000 millones que se invirtieron en el evento no son mucho si se dividen entre los 49 millones de habitantes. Por esto, gremios como la Andi indican que, además del efecto económico, la ganancia es que Francisco nos puso a reflexionar sobre nuevas soluciones a problemas como la pobreza.

Durante su visita de cinco días, el papa Francisco estuvo en cuatro ciudades: Bogotá, Villavicencio, Medellín y Cartagena. / EFE

Cinco días bastaron para que la visita del papa Francisco a Colombia, a cuatro ciudades, se convirtiera en uno de los acontecimientos del siglo con más atención por parte de los ciudadanos. Además de representar la que puede ser la mayor transmisión de la historia de la televisión colombiana, cientos de miles de personas acudieron a los puntos de encuentro. Por eso también se experimentó un efecto en el comercio y en la ocupación hotelera. Ahora que el viaje terminó, es inevitable hacer el balance de los costos y beneficios de la visita del pontífice.

Los costos

De acuerdo con la Vicepresidencia, se invirtieron $28.000 millones para la visita del papa a Colombia. El dato generó molestia en algunos sectores que indicaban que el país no vive su mejor momento económico: señalaban la desaceleración del Producto Interno Bruto (PIB) y el recorte presupuestario que afectó en gran medida al deporte y a la investigación científica.

Sin embargo, aunque el gasto no es despreciable, el país pierde cada año mucho más por problemas internos. Un ejemplo son los recobros, es decir, los gastos en productos o servicios que no están dentro del Plan Obligatorio de Salud (POS): el dinero que se fue por este lado pasó de $87.307 millones a $145.679 millones entre 2014 y 2015, según el Ministerio de Salud.

Asimismo, si se reparten los $28.000 millones entre la población colombiana, se encuentra que el costo fue de $571 por ciudadano (49 millones de colombianos). Además, parte de la inversión sigue aún después de la partida del papa, por ejemplo, las mejoras en la avenida El Dorado en Bogotá.

Las ganancias

Los efectos concretos sobre el comercio y el turismo se conocerán en los reportes que publique el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) en los próximos meses. Solo con estos datos se sabrá si la visita fue buena o mala para la economía. Vale decir que no en todos los lugares a los que ha llegado el líder de la Iglesia católica se ha generado un impacto económico positivo. Su paso por Filadelfia (EE.UU.) en 2015 fue considerado negativo para el comercio: según la NBC, las ventas de los comercios estuvieron solo al 21 % de lo normal, y la ocupación hotelera se mantuvo en el promedio.

No obstante, algunas estimaciones de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) indican que tan solo en Bogotá las ventas en los comercios habrían aumentado entre 35 y 50 %. Además, la Alcaldía proyectó que recibiría la visita de más de 700.000 personas.

Es claro que congregaciones como la de la Plaza de Bolívar (más de 22.000 personas) y la misa en el parque Simón Bolívar (1,3 millones de personas) tienen efectos económicos. Después de todo, son cientos de miles de personas que deben satisfacer necesidades en términos de transporte, alimentación, comercio informal (para comprar paraguas, por ejemplo) y, en alguna proporción, hospedaje.

Antes de la visita del jefe del Estado Vaticano la Alcaldía de Villavicencio estimó que el gasto promedio por persona sería de $150.000 y las cifras indican que el viernes pasado asistieron más de 400.000 personas a la misa del papa en esta zona del país.

Además del incremento de las ventas, sobresale que en Medellín la ocupación hotelera llegó al 90 %. La Alcaldía de la capital antioqueña proyectó la visita de más de 1,4 millones de personas.

Respecto a Cartagena, el viernes pasado Zully Salazar Fuentes, presidenta de Corpoturismo y gerente designada por la Alcaldía Mayor para la organización de la visita papal, dijo que la ciudad tendría ingresos por cerca de $15.000 millones por la visita del pontífice.

La visibilidad internacional es otro aspecto en el que habría ganado el país. Medios como el Washington Post y la BBC hicieron cobertura del evento. Y otro indicador puede ser el número de resultados en Google de la palabra “Colombia”. Estos pasaron de 7,4 millones (una semana antes) a 30 millones durante la semana de la visita del líder de la Iglesia católica, lo que representa un aumento de más del 300 %.

El otro impacto

El gremio económico más importante del país tiene una opinión diferente sobre cuáles son las verdaderas ganancias de la visita: el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi), Bruce Mac Master, afirma que “el beneficio más relevante es que el papa nos puso a reflexionar sobre problemas muy viejos, pero con visiones y soluciones nuevas. Estamos hablando de la pobreza, la inequidad, la atención a los vulnerables, etc. Estamos en un pantano en todos estos temas y no hemos podido salir”.

De hecho, durante la visita de Francisco, según información de la Vicepresidencia de la República, los homicidios se redujeron en un 60 %. “(Ojalá que) los colombianos quedemos contagiados de un mensaje que nos llama particularmente a reconciliarnos”, expresó el vicepresidente, Óscar Naranjo.

Mac Master, por su parte, también advirtió que “debido a la masiva audiencia que atrajo el papa, estos temas deberían entrar en la agenda de nuestros dirigentes. Ya no puede ser que la política se limite a un tema electoral, sino que debe avanzar al diseño de estrategias que nos ayuden a resolver los problemas de los que nos habla el papa. Y creo que estos asuntos serán una parte crucial en las siguientes presidenciales. Por esto, no entiendo a los que critican la visita de Francisco por solo los costos, creo que esos $28.000 millones valen la pena si nos hace reflexionar y buscar soluciones sobre esos viejos problemas en los que estamos empantanados”.

Es decir, más allá del impulso al comercio y al turismo, el presidente de la Andi sugiere que si el costo por hacer reflexionar al país es $28.000 millones, o $571 por colombiano, se debe asumir, pues se estaría buscando soluciones a los problemas que siempre han afectado al país, como la pobreza, la inequidad, atención a los vulnerables, entre otros.

 

últimas noticias

La hora de las startups