Publicidad
19 Mar 2021 - 4:30 p. m.

Resultados de Saber11 evidencian consecuencias a la educación por la pandemia

El número de estudiantes que presentaron la prueba estatal en colegios de calendario A se redujo un 5.4% frente al año inmediatamente anterior, pasando de 494,508 estudiantes en el 2019 a 467,896 en el 2020.
El número de estudiantes que reportaron estar trabajando en 2020 incrementó un 15% frente a 2019.
El número de estudiantes que reportaron estar trabajando en 2020 incrementó un 15% frente a 2019.
Foto: Icfes

Las profesoras del Departamento de Economía de la Pontificia Universidad Javeriana Luz Karime Abadía (codirectora del Laboratorio de Economía de la Educación-LEE), Silvia Gómez Soler y Juanita Cifuentes González, realizaron un informe de análisis estadístico de los resultados de la prueba de Estado 2020. Su objetivo se concentró en hacer un análisis descriptivo del rendimiento de los estudiantes en la prueba Saber 11 en el segundo semestre del año 2020 (calendario A) en comparación con años anteriores (2017-2019), con el fin de llegar a un diagnóstico inicial de los efectos de la pandemia sobre el desempeño de los estudiantes colombianos. “Estos efectos no se limitan al cierre de colegios, sino que incluyen factores económicos, psicológicos y sociales, entre otros.”, enfatiza el informe.

Se destacan los siguientes hallazgos

Sobre la caída en el número de estudiantes que presentaron la prueba

La caída pueda ser explicada porque: i) algunos estudiantes desertaron del sistema educativo; ii) algunos estudiantes no necesitaban los resultados de la prueba para ingresar a educación superior, ya que, debido a la pandemia, las universidades dejaron de exigirlo como requisito, y optaron por no presentar la prueba y/o ii) algunos estudiantes sabían que no iban a poder ingresar a educación superior por falta de recursos y, por tanto, no tenían incentivo a presentar la prueba.

Sobre el puntaje global

El puntaje global de la prueba Saber11 tuvo un leve aumento, pasando de 248 a 250 puntos. Este resultado es explicado, parcialmente, porque hubo menos estudiantes que presentaron la prueba y los que la presentaron tienen mejor desempeño. Es decir, los que no participaron eran los de peor rendimiento.

Sobre el puntaje por área de conocimiento y brecha de desempeño entre sector público-privado

Se observó una caída en los puntajes promedio de las áreas de lectura crítica y ciencias naturales de los estudiantes de colegios oficiales. Por otra parte, los puntajes para los estudiantes de colegios privados aumentaron en todas las áreas, excepto en lectura crítica, que se mantuvo igual al año anterior. Esto implica un aumento en la brecha en el puntaje global de la prueba Saber11 de 5 puntos en contra de los estudiantes que asisten a colegios oficiales frente a los estudiantes que asisten a instituciones privadas. La brecha en el puntaje global pasó de 24 puntos en 2019 a 29.5 puntos en 2020.

Sobre los puntajes de estudiantes con acceso a herramientas tecnológicas

El puntaje global promedio de los estudiantes con internet cayó en 1 punto (de 260 a 259 puntos), mientras que entre los estudiantes sin acceso a internet cayó 3 puntos (de 230 a 227 puntos) en las pruebas de 2019 y 2020.

En el 2020, el puntaje global en la prueba Saber11 de los estudiantes de colegios oficiales con acceso a herramientas tecnológicas (internet y computador) se mantuvo igual que en 2019, mientras que el puntaje de los estudiantes que no tienen acceso a estas herramientas disminuyó en 3 puntos frente al año anterior. En el caso de los colegios privados, el promedio del puntaje global aumentó para estudiantes con y sin acceso a herramientas tecnológicas en 1 y 2 puntos, respectivamente.

Entre aquellos estudiantes sin computador y sin internet se mantuvo la tendencia a la baja en el puntaje promedio global (227 puntos en 2019 frente a 225 puntos en 2020). Lo anterior podría deberse a que estos estudiantes perdieron tanto la instrucción presencial en el aula como las oportunidades de aprendizaje que utilizaban tecnologías basadas en internet, lo que estaría dejándolos aún más rezagados frente a los estudiantes que cuentan con acceso a tecnología.

El número de estudiantes con internet y computador incrementó tanto en áreas rurales como urbanas en 2020. Es notable el cambio en áreas rurales, alcanzando un incremento de 26% entre 2019 y 2020, al pasar de 15,206 a 19,207 estudiantes con computador y acceso a internet. En áreas urbanas, el incremento fue de 6.9%. Este cambio puede ser el resultado de la dotación de herramientas tecnológicas para la educación remota por parte del gobierno nacional y los gobiernos locales y las familias.

Sobre estudiantes que trabajan

El número de estudiantes que reportaron estar trabajando en 2020 incrementó un 15% frente a 2019, pasando de 160,715 a 185,021 estudiantes. Este último dato es el más alto en los últimos años.

“Tener un menor desempeño académico restringe las posibilidades de los jóvenes tanto en sus oportunidades de seguir acumulando capital humano como en el mercado laboral, pues afecta las posibilidades de ingresar a educación superior o de acceder a becas o créditos para ello. Lo anterior, incrementará las desigualdades sociales pues el Covid19 terminó afectando más a aquellos estudiantes de condiciones socioeconómicas más desfavorables.”, concluyen las autoras.

Consulte el informe completo acá: https://tinyurl.com/informeSABER11-2020

Síguenos en Google Noticias