El Magazín Cultural

16 Apr 2018 - 2:00 a. m.

“A la luz” del aborto

Este martes se estrena en Casa E esta obra dirigida por Alejandra Borrero y que intenta romper el silencio alrededor del aborto en Colombia.

Angela Martin Laiton / @MartinaLaiton

“A la luz” se estrenará este martes a las 8:00 p.m., en el teatro Arlequín de Casa E. / Cortesía
“A la luz” se estrenará este martes a las 8:00 p.m., en el teatro Arlequín de Casa E. / Cortesía

Mi nombre es Jaime, soy médico, tengo sesenta y cinco años. He trabajado atendiendo a mujeres embarazadas que no desean tener un hijo, que quieren abortar. Me estoy retirando, pero toda mi vida profesional giró en torno a este tema.

En mi juventud me enamoré de ese proyecto, sigo comprometido, sigo creyendo en él. Hice mis prácticas en un hospital donde se atendía a mujeres de pocos recursos. Era terrible, recuerdo asociaciones muy fuertes. El olor de las bacterias que produce la infección. Eran jóvenes y el pabellón permanecía lleno; allí les hacían cirugías en las que les quitaban el útero y los ovarios. Morían una o dos mujeres a la semana. Los médicos las regañaban, las trataban mal. Cuando ingresaban, el maltrato era horrible, reclamos como: “¿Usted qué se hizo?”, “¡Confiese qué se hizo!”.

Mujeres que se hacían cosas terribles para acabar con su embarazo en medio de la desesperación y, para aumentar esa angustia, en el hospital las regañaban, las maltrataban, les decían que se iban a morir. Yo supe en esos días que quería hacer algo por ellas. Después me enteré de que a las de clase alta había un médico afamado que les atendía los abortos. Ellas no se morían, no sé qué tan bien o mal las atendían, pero no se morían.

Ese drama misógino de desigualdad, inequidad, de maltrato a las mujeres, me estremeció. Nadie pensaba en las mujeres, en lo que sentían, en qué circunstancias las llevaban a la angustia de un aborto. ¿Cómo prevenir? ¿Qué hacer?

***

Jaime trabajó treinta años en Oriéntame, atendiendo la salud reproductiva de las mujeres. Este año la institución cumple 40 años de servicio. Una trayectoria arriesgada, una osadía en la que la misión principal es salvar la vida de las mujeres; acompañarlas en la toma de decisiones en asuntos reproductivos, brindándoles información responsable y oportuna.

Esta historia se remonta a 1977, cuando un grupo de profesionales decidió asesorar a las mujeres en salud, educación sexual y atención en asuntos reproductivos. “Nos hemos relacionado con mujeres que están en situación de embarazo no deseado, que han tenido un aborto o van a tener un aborto. Ellas nos han contado su historia y nos hemos dado cuenta de la complejidad de este tema, de la ignorancia que hay alrededor de él. La mayoría de las personas ven este tema en blanco y negro, sin matices. Las mujeres participan en un proceso de acompañamiento a través de Oriéntame, en el que se puede desestructurar el estigma social que tiene el aborto, y a pesar de que vamos a cumplir 13 años de la despenalización parcial del aborto en Colombia, todo sigue casi igual”, dice Cristina Villarreal, directora ejecutiva de Oriéntame.

Para celebrar su aniversario, la compañía pensó, en alianza con Casa Ensamble y bajo la dirección de Alejandra Borrero, en una obra teatral que rompiera la soledad y el silencio del aborto. A la luz es la pieza con la que se honrarán los 40 años de la institución que ha salvado la vida de miles de mujeres en Colombia. “Hay que darle luz a esto, a la realidad. La tragedia real del aborto es impresionante. Y es tan fácil firmar un papel y decir que esto no se puede hacer. Entonces lo que tenemos ahí son seres humanos contando nuestras tragedias, porque es una situación en la que podemos estar todas. También es una oportunidad para reflexionar que ninguna mujer, ninguna, querría abortar, ninguna querría estar ahí, pero somos proclives a esto desde que tenemos nuestra primera menstruación hasta la última”, cuenta Alejandra Borrero, directora de Casa Ensamble.

A la luz surgió con una convocatoria en la que se pidió a personas que hayan pasado por la experiencia del aborto que contaran su historia. De todas las que llegaron se eligieron siete, entre ellas las de dos hombres. Uno de ellos es Jaime.

La obra cuenta la historia de mujeres de distintas realidades, con circunstancias diferentes, que tomaron la decisión de abortar. Las mismas que se pararán frente al público el 17 de abril en Casa E. Una obra hecha por sus protagonistas reales, historias contadas desde la visceralidad de la propia vivencia. “Hemos decidido contarlo así porque esta es una historia que se ha narrado desde otras miradas: la hemos contado los expertos, hemos hablado de estadísticas, hemos hablado de los temas jurídicos, de si es legal o no es legal. Si es público o no es público. Pero nunca hemos mostrado la realidad que es, lo compleja que es, llena de grises y una experiencia que nunca es fácil. La mejor manera de combatir el estigma que hay alrededor del aborto es romper el silencio. Eso fue lo que nos inspiró”, afirma Villarreal, quien continúa al timón en la defensa de los derechos de las mujeres, para que nunca más creamos que estamos solas en esto, para que nunca más en Colombia muera una mujer desangrada porque quiso abortar y no supo cómo.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.