El Magazín Cultural

Publicidad
13 Sep 2020 - 4:16 p. m.

“Belleza americana”, veinte años de los aplausos que se reflejaron en un sueño infértil

Hace 20 años, “Belleza americana” ganó el Óscar a mejor película, además de las estatuillas a mejor director, mejor actor, mejor guion original y mejor fotografía. Reseña para rescatar sus reflexiones y decisiones de rodaje.
“Belleza americana”, veinte años de los aplausos que se reflejaron en un sueño infértil

El sueño americano no era, solamente, de los que no habían nacido en Norteamérica. No era ni lo es. “Belleza americana”, película dirigida por Sam Mendes, retrata a una familia estadounidense de clase media que también soñaban con llegar a la cúspide de este anhelo. Narra el momento en el que, una vez alcanzado, la belleza del sueño se desvanece. El nombre de la película hace referencia a un tipo de rosa que se cultiva en Estados Unidos. Esta flor no tiene espinas ni olor. Parece falsa y se llama así, belleza americana. La analogía es clara y se ve representada a lo largo de toda la película: la dicha prometida del sueño americano es la nada. La insatisfacción de haber logrado parecerse a la foto de la promesa, pero nada más. Es el agotamiento de la apariencia.

Le sugerimos leer: “Entre tú y Milagros”, el cortometraje colombiano que ganó en el Festival de Venecia

Síguenos en Google Noticias