El Magazín Cultural

Cattelan no violó derechos de autor con la obra del banano pegado a la pared

Un juez de Miami resolvió que el artista italiano no copió la obra del estadounidense Joe Morford, “Banana & Orange”, con su pieza “Comediant”, presentada durante la feria Art Basel 2019.

EFE
16 de junio de 2023 - 11:52 p. m.
"Comediant", obra de Cattelan. /Cindy Ord/ Getty Images North America - AFP
"Comediant", obra de Cattelan. /Cindy Ord/ Getty Images North America - AFP

La obra se convirtió en lo más sonado de esa feria tanto porque fue víctima de la voracidad de uno de los visitantes, un artista que hizo un performance de la ingestión, como por el precio de 120.000 dólares al que se vendió tanto el original como dos copias que aparecieron después.

Después de que hace más de un mes Comediant, como se titula la obra con la banana de Cattelan, fuera otra vez engullida, esta vez en un museo de Seúl por un artista surcoreano, el juez Richard N. Scola falló a favor del italiano en la demanda civil presentada contra él en 2021 por Morford, un artista de Glendale (California).

Morford alegaba que con Comediant Cattelan había violado los derechos de autor de su obra registrada Banana & Orange, un díptico formado por una banana y una naranja artificiales pegadas con cinta plateada a un fondo verde, y reclamaba 390.000 dólares en compensación. Pero el juez Scola resolvió que el californiano no tiene razón, según los documentos judiciales finales del caso incluidos en el registro de los tribunales esta semana.

Le invitamos a leer: “Esperé a tener hambre”, cuenta el artista que se comió un plátano de 120.000 dólares

En julio de 2022 Scola decidió seguir adelante con la demanda por violación de los derechos de autor contra Cattelan, que este a través de sus abogados había pedido que se archivara. El juez tomó su decisión debido a la “similitud sustancial” de Comedian con Banana & Orange y prolongó así la notoriedad que alcanzó la obra de Cattelan en Art Basel.

En el documento en el que sustentó su decisión de seguir adelante, Scola se planteó cuestiones filosóficas sobre el arte que ya salieron a relucir durante la presentación de la obra de Cattelan en Art Basel. “La cuestión de si una banana pegada a una pared puede ser arte es más una cuestión metafísica que legal. Pero la cuestión legal ante el tribunal puede ser igual de difícil: ¿Morford argumentó suficientemente que la banana de Cattelan infringe (los derechos de) su banana?”, se preguntó el magistrado.

Morford alegó al presentar su acción legal contra Cattelan en 2021 que “la gente es libre de pegar con cinta adhesiva todas las bananas que quiera en una pared; simplemente no se les permite infringir mi expresión, reclamándola como su propia obra de arte original”.

Le recomendamos leer: “La muerte me vino a buscar y yo le dije, carajo, respeta”

Por su parte, los abogados de Cattelan argumentaron, para pedir el archivo de la demanda, que las leyes de derechos de autor no permiten reclamar la propiedad de cosas como frutas o cinta adhesiva y que el demandante no podía demostrar que el artista italiano vio su obra antes de crear “Comedian”.

Según el diario Miami Herald, la abogada Dana Susman, del despacho Kane Kessler, que representó a Cattelan, dijo que el artista está contento por el fallo de Scola. “Creemos que el tribunal acertó absolutamente”, dijo.

A fines de abril pasado un estudiante de arte surcoreano repitió lo ocurrido en Miami con Comediant durante una visita a la exposición “We”, dedicada a Cattelan, en el Museo de Arte Leeum de Seúl.

Si le interesa seguir leyendo sobre El Magazín Cultural, puede ingresar aquí 🎭🎨🎻📚📖

Por EFE

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar