El Magazín Cultural

Publicidad
4 Aug 2022 - 7:30 p. m.

Colombia declaró patrimonio el jardín de la Casa Quinta de Bolívar

El jardín histórico de la casa en la que se refugió el Libertador Simón Bolívar tras el atentado de 1828, fue declarado Patrimonio Cultural de Colombia, anunció el Ministerio de Cultura.
El jardín de la Casa Museo Quinta de Bolívar de Bogotá es el primer jardín histórico en ser declarado patrimonio cultural.
El jardín de la Casa Museo Quinta de Bolívar de Bogotá es el primer jardín histórico en ser declarado patrimonio cultural.
Foto: MinCultura

El Consejo Nacional de Patrimonio Cultural dio luz verde a la primera declaratoria patrimonial de un jardín histórico en el país, en la categoría de paisaje cultural, tras una investigación que puso de relieve “sus valores ambientales”, señaló el Ministerio de Cultura en un comunicado. En este espacio, que se encuentra ubicado dentro de la Casa Museo Quinta de Bolívar, declarada monumento nacional en 1975 y que es Bien de Interés Cultural (BIC), conviven árboles patrimoniales, la huerta urbana más importante de la capital colombiana y 36 especies de aves, así como variedad de insectos, entre los que se destacan cuatro especies de abejas nativas. Además, este paisaje cultural que representa un importante corredor de conectividad biológica entre los Cerros Orientales y el casco urbano contiene una invaluable cobertura arbórea en pleno centro de la ciudad, afirmó la cartera.

“Celebramos la primera declaratoria de un jardín histórico en el país. Este es un reconocimiento más al invaluable valor que tiene la Quinta de Bolívar para los colombianos y en el marco de la conmemoración de sus 100 años de existencia como museo bolivariano. La investigación que soportó la declaratoria del jardín devela valores inéditos de este espacio en la historia de la ciudad, ambientales y conectados a la historia de la quinta del Libertador”, celebró la ministra de Cultura, Angélica Mayolo.

Si le interesa seguir leyendo sobre El Magazín Cultural, puede ingresar aquí 🎭🎨🎻📚📖

En este contexto, y con el Jardín Histórico de la Quinta de Bolívar como proyecto piloto, el Ministerio de Cultura y el Jardín Botánico de Bogotá, suscribieron un convenio de cooperación para proteger los árboles declarados como patrimoniales y de interés público, enriquecer los estratos vegetales relacionados con el bosque nativo y propiciar condiciones naturales adecuadas para el desarrollo de la flora y fauna asociada, entre otros. “Hemos trabajado para propender su reconocimiento sobre todo esa exaltación de las coberturas vegetales icónicas y patrimoniales. La Quinta de Bolívar es un punto muy estratégico puesto que este lugar es un núcleo que no solo concentra una riqueza histórica y cultural sino también, ambiental. Si ustedes se dan cuenta este lugar es prácticamente un microbosque, un nicho que es como esa antesala de todo lo urbano que antecede abajo y pues todo el bosque de cerros orientales que sucede hacia arriba”, precisó Nicolás Campo, arquitecto paisajista de la Subdirección Técnica del Jardín Botánico.

Le recomendamos: “Así habló Zaratustra”: De la voluntad humana y el ocaso de Dios

El director de Patrimonio y Memoria de MinCultura, Alberto Escovar añadió: “es un hecho muy importante, es el primer jardín histórico que se declara. Esto se pudo realizar gracias a un trabajo de años que permitió modificar la Ley de Patrimonio y poder reglamentar todo lo que tiene que ver con los paisajes culturales. Es poder invitar a ver el patrimonio de una manera integral. no solo tener en cuenta el patrimonio mueble, inmueble e inmaterial sino también, su relación con su entorno natural y en ese sentido, sin duda, el jardín de la Quinta de Bolívar encierra todos esos atributos”.

Por su parte, la directora de la Casa Museo Quinta de Bolívar, Elvira Pinzón Méndez destacó que: “esta declaratoria es el reconocimiento a ese valioso patrimonio natural que tenemos en la quinta. Ese concepto de patrimonio integral que se reúne en este espacio es muy importante para la valoración del componente histórico que tiene la casa, su entorno natural y su biodiversidad. Para el público que nos visita, así como lo era para el Libertador este es un lugar de disfrute, bienestar y tranquilidad”.

La Quinta de Bolívar

La Casa Museo Quinta de Bolívar, es una entidad del Ministerio de Cultura que muestra el entorno de una casa de campo al estilo del siglo XIX y ofrece a los visitantes una experiencia en torno a la figura de Simón Bolívar a través de 24 espacios. En cada una de estas áreas se puede encontrar mobiliario de finales del siglo XVIII y la primera mitad del siglo XIX. Algunas piezas son originales del Libertador y de la casa misma, otras sirven de ambientación para las diferentes salas. Todas son una muestra de la cotidianidad y la personalidad de Bolívar, de Manuelita Sáenz y de las costumbres que se vivían en la época.

Bolívar fue propietario de la quinta por diez años, desde 1821, y le sirvió de refugio tras el atentado que sufrió el 25 de septiembre de 1828, aunque la casa también fue testigo de eventos importantes en su vida como la instauración de la Gran Colombia y la culminación de la Campaña del Sur. El 28 de enero de 1830, pocos días antes de abandonar la capital, Bolívar traspasó la propiedad a su amigo José Ignacio París y desde ese momento tuvo varios propietarios hasta que finalmente en 1922 el Estado colombiano se convirtió en su propietario para adaptarla como museo.

Le podría interesar: Zaratustra: más allá del bien y del mal

El estudio para solicitar su declaratoria fue liderado por el Ministerio de Cultura y la Casa Museo Quinta de Bolívar y, tuvo un proceso metodológico basado en la definición de los paisajes culturales por parte de la Unesco y la reglamentación nacional, en particular, sobre jardines y parques creados: “espacios transformados por la intervención del hombre, estéticamente reconocibles, y, que responden a unas determinadas características estético-formales, y con frecuencia relacionadas con edificaciones o conjuntos”. La investigación presentada recoge los valores del jardín vinculados a la quinta y aporta por primera vez, información invaluable sobre sus valores ambientales que se traducen en los distintos servicios ecosistémicos que este espacio brinda a la ciudad.

Síguenos en Google Noticias