El Magazín Cultural

Publicidad
8 Oct 2020 - 2:00 a. m.

Consuelo Lago: “Nieves y yo somos distintísimas, pero nos complementamos”

Hace más de cinco décadas, la caricaturista optó por forjar un camino profesional desde una de sus pasiones: el dibujo. La Negra Nieves, aquella eterna veinteañera, fue creada por una mujer que cumple noventa años, pero que a través de su arte en Cali parece no querer dejar de lado su juventud.

María José Noriega Ramírez

Consuelo Lago, caricaturista caleña, ha dibujado a la Negra Nieves desde 1968.
Consuelo Lago, caricaturista caleña, ha dibujado a la Negra Nieves desde 1968.
Foto: Herminso Ruiz - El Espectador

Popayán, Bogotá, Londres y Cali han sido ciudades transversales a la vida de Consuelo Lago. La primera fue testigo de una infancia en la que los patines, las bicicletas y las cabalgatas eran la mayor fuente de diversión; la segunda fue el escenario de una adolescencia en la que los paseos, los amigos y la pintura fueron sus mayores aliados; y qué decir de Londres y Cali. En estas dos ciudades, Lago se formó y se consolidó como artista. Los primeros estudios de pintura y escultura los cursó en la capital británica, mientras que en Cali, con su personaje la Negra Nieves, se ha consolidado, por más de cincuenta años, como una caricaturista.

Le sugerimos leer Los animales no hablan chino

Su vena artística, según le han contado sus familiares, fue heredada de su abuela Rosario Caicedo. Los dibujos de mujeres negras bailarinas que vestían faldas de colores, que Lago pintaba para que su papá les enviara tarjetas decembrinas a sus amigos europeos, son el antecedente de una de las caricaturas más antiguas en la prensa nacional. Misiá Nieves Zorrilla, una señora que su abuela recordaba por la risa que le causaba, y la sahumadora de las procesiones de Semana Santa en Popayán, a quien le decían Blanca Nieves, son las figuras que le dieron nombre a la Negra Nieves, un personaje que desde 1968 ha aparecido en las páginas del diario El País, de Cali, y que posteriormente ha circulado en otros periódicos nacionales, como El Espectador.

“Tiene que haber una forma en la que uno pueda ganarse la vida haciendo lo que a uno le gusta”, afirmó Lago en entrevista con Caracol Televisión cuando le preguntaron cómo surgió la Negra Nieves. Y es que el dibujo y la pintura han sido sus dos grandes pasiones. En cambio, el trabajo en las empresas y el ser obediente ante las órdenes de un jefe nunca han sido lo suyo. Un par de veces trató de trabajar en compañías y dichos intentos resultaron siendo un fracaso. Ahí fue cuando decidió llamar a Eduardo Lozano, quien para entonces era el director del periódico caleño y quien, además, tenía la costumbre de jugar bridge con su mamá, y le dijo: “Yo quiero escribir una novela, escribir todos los días un capítulo para el periódico”, afirmó Lago en entrevista con Demetrio Arabia para Arabescos. Lozano le dio vía libre. Una resma de papel llegó a la casa de la caricaturista como símbolo del nuevo comienzo, pero en lugar de ser un impulso para la inspiración, fue un punto de quiebre. “Lo volví a llamar y le dije: 'Yo no sé por qué te propuse eso, yo creo que fue por desesperación porque necesito trabajar en algo, pero qué tal hacer un personaje, un dibujo de un personaje”, puntualizó Lago en entrevista con Arabia. Así fue como en la sección femenina del periódico El País, en 1968, la Negra Nieves se imprimió por primera vez. Con una circulación diaria en el periódico caleño, se han publicado más de 18.000 Nieves, sin contar las que han aparecido en otros medios de comunicación.

Las horas de la mañana, a eso de las nueve, cuando los azulejos y carpinteros se asoman al balcón de Lago, usualmente ven nacer a Nieves en papel. Sin embargo, el proceso de creación no siempre es el mismo. Hay días en los que la artista pinta cuatro Nieves, pero cuando menos se da cuenta los cuatro días han pasado y necesita más. Lago admite no tener un horario fijo para la creación de su personaje, pues para ella “la inspiración implica quedarse un ratico pensando en lo que ve y escucha. Eso se va transformando y se vuelve Nieves”, afirmó a Focus Innovation, una serie web de la cadena Marriott en Colombia.

Si le interesa leer más de Cultura, le sugerimos: Janis Joplin, la voz fuerte del rock

Hay quienes no se identifican con el personaje. Algunos sectores han manifestado su inconformismo frente a Nieves, pues argumentan que el personaje no representa a una mujer afrodescendiente y que, por el contrario, reproduce estereotipos negativos sobre la comunidad, según argumenta Ángela Villalobos en una columna de opinión en La Silla Vacía; o que la caricatura no trata las problemáticas sociales que afectan a los pueblos afrodescendientes, como la discriminación, el racismo, el desplazamiento y el asesinato de líderes sociales, según afirma Carlos Alberto Valderrama en el mismo portal. Sin embargo, para Lago, Nieves “es un personaje que existe realmente en el ambiente de la ciudad y que repite lo que oye”, según añadió la caricaturista en entrevista con Caracol Televisión.

Para Lago, la caricatura tiene humor, pero no necesariamente debe ser “crítica, negativa o agresiva”, afirmó en la serie web del Marriott. “Yo pienso que la caricatura también es una forma de ayudar, por ejemplo, a ancianatos, a un instituto de niños ciegos y sordos. Hay mil maneras de hacerlo y no creo que la caricatura deba ser siempre burlona y agresiva”, agregó.

Además, Nieves también le ha permitido explorar su gusto por la pintura. En un ejercicio de más de cien cuadros hechos en nombre de los grandes pintores, Nieves ha adoptado el estilo de Picasso, Rafael, Rubens, Fernando Botero y Grau, entre otros. “Me fascina hacer Nieves estilo los grandes pintores y haciendo eso aprendí muchísimo. Por ejemplo, traté de hacer un dibujo estilo Leonardo Da Vinci y salió horroroso. Me di cuenta de que para eso no podía usar un rapidógrafo, sino un pincel. Así el dibujo quedó más parecido al original”, afirmó en la serie web.

Cali parece atesorar la juventud que Lago no quiere dejar ir y Nieves, aun cuando han pasado cinco décadas desde su creación, permanece en sus eternos veinte. No casarse, no desperdiciar la vida haciendo aquello que los demás quieren y la posibilidad de cambiar a Héctor, su novio, porque ya tiene hábitos de marido, son algunos rasgos característicos de la personalidad de Nieves que El País resaltó durante una entrevista a su creadora. Y sí, Nieves ha consumido casi todo el tiempo de la caricaturista y se ha convertido casi que en una hermana para Lago. Aun así, son polos opuestos. “Somos distintísimas: ella es joven, yo soy vieja; ella tiene novio, yo no; ella dice las cosas muy desparpajadamente, yo no. Aun así, nos complementamos”, puntualizó Lago en la serie web del Marriott.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.