20 Jan 2020 - 7:52 p. m.

De peripatéticos y errantes

Desde Aristóteles hasta Friedrich Nietzsche, y pasando por la literatura colombiana con Fernando González, vemos como el ejercicio de andar a pie tiene una relación directa con el pensar.

Andrés Osorio Guillott

El escritor colombiano Fernando González en el Nevado del Ruiz, uno de los lugares que menciona en su libro "Viaje a pie". / Archivo particular
El escritor colombiano Fernando González en el Nevado del Ruiz, uno de los lugares que menciona en su libro "Viaje a pie". / Archivo particular

Friedrich Nietzsche afirmó que "todas las grandes ideas se concibieron caminando". Y es que desde las civilizaciones antiguas el hecho de caminar representó un peregrinaje y dividió a las comunidades en las que fueron sedentarias y las que fueron nómadas. 

Con el tiempo la idea de caminar se ha ido reduciendo al hecho de movilizarse de un punto a otro, inclusive puntos cercanos, pues la humanidad cada vez busca más medios de transporte para tardar menos tiempo en llegar a un destino. Sí, puede ser una necesidad, lo cierto es que la acción misma de andar a pie va más allá del movimiento.

Recibe alertas desde Google News