El Magazín Cultural

Publicidad
13 Jul 2015 - 8:04 p. m.

“El arte debe ser una inversión”

Juan Carvajal, director del Festival de Cine Independiente de Bogotá, que se inicia este jueves 16 y va hasta el 26 de julio, cuenta cómo se organiza el certamen.

Camila Builes

Desde el jueves 16 de julio, y hasta el 26, Indiebo presentará más de 90 películas en la ciudad, entre las que hay largometrajes, cortometrajes y documentales de 31 países, incluyendo 49 estrenos latinoamericanos.

El festival proyectará historias comunes que inspiran y nutren los sueños y que a la vez demuestran que el arte es la mejor respuesta a las problemáticas sociales.

Juan Carvajal, su director, cuenta los pormenores del evento, que planea cambiar la
escena cinematográfica del país.

Se ha hablado de Indiebo como una fundación. ¿A qué se refieren cuando le dan ese rótulo?

Indiebo es una fundación sin ánimo de lucro, un movimiento que se consolidó gracias a que mucha gente creyó en él. Decidimos crearlo así para darle un regalo a la ciudad, al país. Esperamos que Bogotá haga parte del circuito de festivales de cine más importante del mundo. Indiebo es un festival de festivales. Viene lo mejor de Sundance, Cannes y Berlín. Son más de 90 películas premiadas.

¿Cómo seleccionaron las películas que harán parte del festival?

Siempre hemos querido ser inclusivos. Si queremos llegar al público, debemos acercarle lo que más le gusta. El cine es subjetivo, por eso tenemos diferentes selecciones. Traemos una selección de categorías para todo tipo de público: Horror, Autor, En foco, Colombia... Tratamos de acercar y darle a cada persona lo que le gusta, para que se conecte. Por ejemplo, el señor que está un domingo con su familia en el parque puede ver animación francesa y japonesa. Cosas que no están todo el tiempo al alcance de la mano de todos. Los curadores del Festival fueron Hugo Chaparro, Diana Vargas, Juliana Ospina y yo. Visitamos distintos circuitos en el mundo y fuimos seleccionando las películas que se adaptaban a nuestra idea.

¿Cuál ha sido la respuesta de los festivales de cine a los que hace referencia?

Como es la primera versión del festival, hay gran expectativa en todos los sitios a donde hemos ido. Nos preguntan “¿Qué es lo de Bogotá? ¿Cómo nos involucramos?”. Afortunadamente, la respuesta ha sido muy buena, las diferentes distribuidoras han creído. Estamos sonando fuerte. Bogotá necesitaba un festival e Indiebo es la respuesta. Lo más importante de todo es que vienen los expertos de las mejores distribuidoras a contarnos cómo se hace, cómo lograr hacer parte de los festivales más representativos.

¿Por qué hacer un festival de cine independiente?

Es una ventana más que estamos tratando de abrir para todos los hacedores audiovisuales que hay en el país y que hacen películas con pocos recursos. Muchas de las películas que hay en los festivales se quedan ahí y no trascienden, y son joyas. Quizá necesitan que las vean distribuidores y las pongan a moverse comercialmente. Es una oportunidad para que la ciudad conozca nuevas y diferentes culturas.

¿De qué manera cree que el cine independiente aporta a la construcción de relatos dentro de la sociedad?

Queremos enseñarle un poco a la gente a vivenciar y que a través de un cordón mágico que da el cine nos conectemos y podamos entender nuevas maneras de crear audiovisualmente. Muchas veces, cuando escuchamos nombrar cine independiente, nos da la sensación de que es pesado y aburrido. Si tú vas a los Óscar, muchas de las películas que llegan son independientes, por ejemplo Birdman o Boyhood. Esta clase de cine busca conectar, por eso traemos a diferentes conferencistas que nos van a mostrar las minucias de hacer cine independiente. Queremos que durante estos 10 días la gente tenga una experiencia única en torno al cine.

¿Por qué incorporar una agenda académica al festival?

Para que la gente comprenda un poco más. Traemos estas clases para que los nuevos hacedores vean las experiencias de otros lugares y entiendan cómo hacerlo. La clave está en ver y sentir las cosas para que salgan bien. El cine es un mundo en constante cambio; ahora tenemos Netflix, Youtube, Amazon, y necesitamos que todos esos chicos que están en este mundo se interesen y pregunten. Tenemos a muchos directores y queremos que les pregunten, que se empapen y entiendan qué se puede hacer y que Indiebo puede ser un medio de aprendizaje y de compartir experiencias.

¿Cuál es la importancia de los festivales de cine?

Abrir ventanas. No hay nada más bonito que realizar una película y que se proyecte en una sala de cine; además de conectarse. Creo que los festivales son los espacios por donde circulan todas las emociones y logran que nos comuniquemos y crear una conexión diferente entre la gente que va a ver la película.

¿Cuál ha sido el apoyo para el festival?

Ha sido muy difícil. El festival es muy costoso. Pero hemos tenido mucho apoyo. Hay que traer muchas películas y directores, pero nuestros patrocinadores han visto que el arte es una inversión. El arte puede ser una manera de recuperar muchos espacios sociales.

***

Colombia se hace presente con seis películas. Tres escapularios, de Felipe Aljure, y Dos mujeres y una vaca, de Efraín Bahamón, fueron las ganadoras de The Colombian Film Festival New York 2015. Ambas retratan distintas facetas de la guerra que acosa a nuestro país, así como lo hace Alias María, de José Luis Rugeles. Paisaje indeleble, de Jaime Barrios; Las malas lenguas, de Juan Paulo Laserna, y La tierra y la sombra, de César Augusto Acevedo, galardonada con el premio Cámara de Oro a la mejor ópera prima en Cannes, exploran otras dimensiones humanas.

¿Qué le espera al cine colombiano?

Ha sido un camino largo, con una cantidad impresionante de personas que han trabajado por lograr lo que hoy encontramos en la sala de cine, gente que ha estado trabajando fuerte y creando de diferentes formas. Vamos dando largos pasos y nos estamos reinventando: nuestra fotografía es mejor, nuestros guiones son más consolidados. Hemos aprendido muchísimo. En Nueva York, cuando presentamos nuestras películas, la gente aplaude, feliz; ríe, se emociona, llora. Yo creo que esta “selección Colombia” que tenemos en el festival pretende que la gente vaya y crea en lo que estamos haciendo. Que así como se emociona con los títulos que traemos del exterior, también se paralice por lo nuestro.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.