Cultura

16 Jul 2017 - 9:11 p. m.

El cine: abriendo camino con los pies en la tierra

La tierra es el tema de la segunda edición del Festival de Cine de Jardín, en Antioquia, que este año le da una mirada través de tres vertientes: territorio en conflicto, biodiversidad amenazada y cosmogonías americanas que navegan en nuestra sangre.

Víctor Gaviria

"Home" (Francia, 2009), dirigida por Yann Arthus-Bertrand, es una de las películas que se verán en el Festival de Cine de Jardín, en Antioquia.  / Cortesía
"Home" (Francia, 2009), dirigida por Yann Arthus-Bertrand, es una de las películas que se verán en el Festival de Cine de Jardín, en Antioquia. / Cortesía

El segundo Festival de Cine de Jardín tiene el reto de ser mejor que el primero. Hace un año tuvimos como tema El posconflicto: sólo se perdona lo imperdonable. Y fue inolvidable por sus invitados, por las películas puestas a consideración de los espectadores y por las intuiciones y los conocimientos que llegaron de pronto hasta nosotros. Jardín, esa comunidad, crisol vegetal y lugar blanco de Colombia, aportó excepcionalmente por ser un espacio para los encuentros y destacar su maravilloso tejido cultural. (Prográmese con el Festival de Cine de Jardín, en Antioquia)

La tierra es el tema de este año a través de tres vertientes: territorio en conflicto, biodiversidad amenazada y cosmogonías americanas que navegan en nuestra sangre. La coyuntura especial, sin embargo, es porque por primera vez, después de 53 años, la guerrilla de las Farc, que quería imponer su particular punto de vista sobre el cambio social a través de las armas, ha desistido de ellas y el 27 de junio de 2017 las ha entregado y ha hecho dejación definitiva.

Estamos ante unos territorios que desconocemos porque los hemos abandonado al conflicto, a esa guerra brutal e interminable entre el Estado y las guerrillas, en mitad de la cual está el pueblo indefenso, frágil y sagrado. 

Ahora se da el comienzo a una época en la que es responsabilidad nuestra prestar atención a esos territorios, aquellos en donde no sólo hay depredación, presiones de las multinacionales y de la minería ilegal e intimidaciones peligrosas a los ecosistemas; también riqueza y una sorprendente y extraordinaria biodiversidad. De esto es de lo que debemos impregnarnos para ser, asimismo, sujetos y ciudadanos biodiversos.

Esta es nuestra invitación: Con los pies en la tierra, es una propuesta a habitar, paulatina y definitivamente, estos territorios. A ser responsables y no dejarlos de nuevo en manos de la delincuencia, de grandes emporios económicos, de los políticos locales y de todo tipo de alianzas perversas que se hacen a espaldas de la opinión pública.

El tema de este encuentro es, entonces, uno político, tal como lo exigen los tiempos. Y de nuevo lo hacemos a través de unos invitados notables y una lista de películas minuciosamente seleccionadas. No debemos olvidar que estamos en un festival de cine, porque sabemos que para llegar a la irracionalidad de los problemas, hasta el fondo de nuestros corazones confusos, no hay otro camino mejor que el del arte, ese que se abre paso entre nuestras emociones, nuestros prejuicios, nuestras expectativas y nuestros miedos.

Síguenos en Google Noticias