26 Feb 2021 - 8:13 p. m.

El eterno retorno no es lo mismo

Presentamos una reseña de “El diablo de las provincias”, novela del escritor Juan Cárdenas, recientemente reeditada por Tusquets.

Jaír Villano / @VillanoJair

Al terminar de leer El diablo de las provincias sentí la necesidad de revivir las palabras —escritas a modo de interrogación— más malinterpretadas de Nietzsche. Abrí La gaya ciencia y releí: “¿Cómo te sentirías si un día o una noche un demonio se deslizara furtivamente en la más solitaria de tus soledades y te dijera: ‘Esta vida, tal como la estás viviendo ahora y tal como la has vivido (hasta este momento), deberás vivirla otra vez y aún innumerables veces’…”.

El eterno retorno empieza siendo un báratro para el biólogo: el protagonista de la novela de Juan Cárdenas. Una tortura que debe asumir sin otro preámbulo distinto a la resignación. Irse del lugar odiado y volver con portentosos títulos encima hacen que el fracaso sea prodigioso; y el argumento, atractivo. Acaso porque salir de la provincia, “de la ciudad enana”, y volver sin nada entre las manos motiva conflictos existenciales que no vienen al caso.

Comparte: