El Magazín Cultural

Publicidad
22 Jun 2022 - 2:00 a. m.

“El latido de las cosas”

La exposición de Bairo Martínez, en la Galería Carlos Orozco, contrapone la materia sobre el orden digital.

Úrsula Ochoa

 Imagen de la serie  "Confinado" 2019-2020,  que hace parte de la exposición "El latido de las cosas", del artista Bairo Martínez.
Imagen de la serie "Confinado" 2019-2020, que hace parte de la exposición "El latido de las cosas", del artista Bairo Martínez.

El filósofo surcoreano Byung-Chul Han, quien tiene lectores que lo ven como el nuevo gurú de la filosofía occidental, y otros que describen su pensamiento como “filosofía para Dummies”, consigue, en su libro No-cosas (2021), plantear una mirada reflexiva sobre los fenómenos actuales que dirigen el terreno de la realidad tangible hacia el orden digital. En ese sentido, y lejos de calificar a Han como un gurú, el filósofo acierta cuando considera que nos encontramos en la transición de la era de las cosas a la era de las no-cosas, que en términos de Han se refiere a las “informaciones”: “(…) es la información, no las cosas, la que determina el mundo en que vivimos. Ya no habitamos la tierra y el cielo, sino Google Earth y la nube. El mundo se torna cada vez más intangible, nublado y espectral. Nada es sólido y tangible”.

Justo tomando como punto de interés un sentido importante sobre estas reflexiones, el artista Bairo Martínez presenta la exposición El latido de las cosas en la galería Carlos Orozco, que contó con la curaduría de Sol Astrid Giraldo Escobar. La muestra está fundamentada en contrastar ese estado de las cosas como información al de la materialidad pura a través de una serie de propuestas tanto bidimensionales como tridimensionales, elaboradas con materiales como yute, pintura acrílica, carbón, varillas de hierro, madera, costales y fragmentos de fotografías, así como dispositivos electrónicos obsoletos como tabletas, celulares o televisores que interviene con fotografías de paisajes en su obra Obsolescencia programada (2021-2022), donde se nos recuerda la fugacidad del tiempo cuando no disponemos de la atención de la mirada sobre la realidad del mundo, sino sobre la pantalla.

Síguenos en Google Noticias