22 Oct 2021 - 2:54 p. m.

El reconocimiento tardío de la pionera del abstraccionismo

El 21 de octubre de 1944 la artista sueca Hilma af Klint dio su último respiro. Muy poco se supo de su obra en vida y sus pinturas quedaron escondidas por un periodo mínimo de 20 años depués de su muerte. Así pidió que se hiciera en su testamento, pues estaba convencida de que el mundo no estaba listo para apreciar sus pinturas.

Andrea Jaramillo Caro

La obra de Hilma af Klint fue presentada en el museo Guggenheim en 2018 y se convirtió en la exhibición más visitada del museo en su historia.
La obra de Hilma af Klint fue presentada en el museo Guggenheim en 2018 y se convirtió en la exhibición más visitada del museo en su historia.

Precedió a Vassily Kandinski y Piet Mondrian en crear pinturas no figurativas ni representativas, pero el mundo del arte no lo supo hasta varios años después de su fallecimiemto. Colores vibrantes, letras, signos de zodiaco y figuras geométricas componen la obra de af Klint. Desde 1906, ninguna de ellas representa algo material o de nuestro mundo, por lo que sus pinturas son consideradas como las primeras obras abstractas.

Hilma af Klint creó, en silencio, un estilo artístico cuyo origen fue atribuido hasta hace poco al pintor Vassily Kandinski como el pionero del arte abstracto por sus obras de 1911. La vida de la sueca se vio marcada por un profundo interés en la espiritualidad y el ocultismo, sin embargo, sus orígenes estuvieron lejos de este mundo y del arte.

Comparte: