13 Jan 2021 - 10:00 p. m.

En el taller sagrado de Rodolfo Sánchez

En Jericó (Antioquia), el pintor y escultor Rodolfo Sánchez salvaguarda un antiguo convento en el que pinta inspirado en la divinidad.

Daniel Grajales T.

Son las 8:00 p.m. y en Jericó la pandemia dice que todo el mundo cierre las puertas de sus casas y de sus balcones patrimoniales y coloridos, para resguardarse de una noche con una lluvia pasajera. Sin pensarlo, el teléfono suena, llama la bohemia. La cita es en una ubicación antes desconocida. Al lado de un centro cultural previamente visitado, nos esperan una cena, un asado y en casa un pintor que nadie me había mencionado. Me dicen que es bogotano y que hace menos de una década se radicó en el pueblo. Roberto Ojalvo, director del Museo de Jericó, impidió que se fuera cuando se sintió cansado de estar confinado entre las montañas. “Si los caminos te trajeron aquí, es porque aquí debes estar”, fue lo que le dijo el doctor Ojalvo, la figura cultural más notable de este terruño que algunos llaman la Roma de Antioquia.

Le sugerimos Edith Eger: “Si sobrevivo hoy, mañana seré libre”

Comparte: