20 Feb 2019 - 6:12 p. m.

Estas son las fotografías finalistas del World Press Photo

La fotografía de una niña hondureña retenida en la frontera entre Estados Unidos y México y la de una exguerrillera de las FARC embarazada, hecha por la fotoperiodista franco-española Catalina Martin-Chico, son dos de las seis imágenes nominadas al premio más prestigioso de reportería gráfica en el mundo.

AFP-EFE

Estas son las seis imágenes finalistas / World Press Photo
Estas son las seis imágenes finalistas / World Press Photo

La fundación World Press Photo, con sede en Ámsterdam, dio a conocer hoy las candidatas a llevarse el premio de fotografía del año, seleccionadas entre un total de 78.801 instantáneas hechas por 4.738 fotógrafos de 129 países.

El trabajo de Martin-Chico retrata a una exguerrillera de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Yorladis, sentada en su habitación con la camiseta medio levantada y dejando ver su avanzado estado de gestación, mientras su pareja está acostado a su lado, en una cama.

"Es una gran foto porque refleja una gran historia" explicó a Efe el director de World Press Photo, Lars Boering, en referencia al 'baby boom' que ha habido entre las exguerrilleras de las FARC en los últimos dos años.

Las miembros del grupo guerrillero tenían prohibido tener hijos durante el conflicto armado con el Estado colombiano, por lo que se veían obligadas a abortar o a dejar los bebés con sus abuelos justo después de dar a luz.

La protagonista de la imagen, Yordalis, había experimentado cinco abortos, pero decidió llevar hasta el final la gestación del último embarazo a raíz de los acuerdos de paz firmados en La Habana en noviembre de 2016.

El director de World Press Photo valoró que "es una foto muy colorida" y "un enfoque diferente de las repercusiones del final de las FARC".

La instantánea es de John Moore y se hizo viral en junio del año pasado, pues sirvió para visualizar la política de separación familiar en la frontera dictada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

"Uno de los miembros del jurado dijo que ningún niño en el mundo debería experimentar algo así", dijo Boering.

"La imagen jugó un gran papel en la discusión sobre la frontera y la inmigración en Estados Unidos. Fue un gran iniciador de conversación y lo seguirá siendo por el hecho de que está entre las seis nominadas", añadió.

"Es muy simbólica, una gran metáfora del ataque que está sufriendo la prensa de muchas maneras diferentes, y también un homenaje a Khashoggi", valoró el director de World Press Photo.

"La prensa se ha convertido en un objetivo" porque "cada vez más hay periodistas desaparecidos, bajo ataque, asesinados o en prisión", explicó.

La imagen ganadora se dará a conocer el próximo 11 de abril con una ceremonia que se celebrará en Ámsterdam. 


 

Comparte: