El Magazín Cultural

Publicidad
25 Nov 2022 - 1:32 p. m.

Falleció Hans Magnus Enzensberger, el escritor alemán de obras polifacéticas

El escritor alemán Hans Magnus Enzensberger, Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2002, murió este jueves en Múnich (sur de Alemania) a los 93 años, informó este viernes la editorial Suhrkamp. Dejó como legado una de las obras más prolíficas y polifacéticas de la literatura alemana, que abarca la poesía, la crítica literaria, el ensayo político, la narración histórica y el reportaje periodístico.

Rodrigo Zuleta - EFE

Falleció Hans Magnus Enzensberger, el escritor alemán de obras polifacéticas

Además, Enzensberger tuvo un trabajo importante como editor como iniciador de la legendaria colección "Die andere Bibliotek" (La otra biblioteca).

Su obra como traductor, poeta, crítico y ensayista -que le valió el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades y el Premio Georg Büchner, entre otros- es casi inabarcable.

En el mundo de lengua española, Enzensberger es conocido, entre otras cosas, por “El corto verano de la anarquía”, trabajo en el que aborda la figura del anarquista español Buenaventura Durruti, así como por sus trabajos sobre poetas hispanoamericanos como el peruano César Vallejo, a quien tradujo al alemán.

Le sugerimos: Juan Luis Guerra y la música que coquetea con la poesía

Tras doctorarse con una tesis sobre el poeta romántico Clemens Brentano en 1955, Enzensberger trabajó en emisoras de radio y en editoriales y, desde muy temprano, impulsó debates tanto políticos como literarios. Fue él quien, en un artículo sobre Nelly Sachs, recuperó y cuestionó la idea de Theodor W. Adorno, según la cual escribir poesía después de Auschwitz era un acto de barbarie.

En 1968, siendo profesor invitado en la Universidad de Wesleyan, abandonó su cátedra como protesta por la política exterior de Washington y demostrativamente se marchó a Cuba.

Posteriormente asumió posturas políticas diversas: tras un comienzo claramente de izquierdas tuvo un giro hacia el centro y también hacia cierto escepticismo melancólico ante las grandes utopías que se refleja en su libro de poemas "Mausoleum" (1994).

De ese libro es revelador un poema dedicado al anarquista ruso Mijail Bakunin:

"Porque, en una palabra, eres inútil. Porque no sirves

para icono ni para redentor, burócrata o padre de la iglesia,

ni para policía de izquierda o de derecha, Bakunin, vuelve, vuelve."

Como ensayista, ha abordado temas diversos que van desde la crítica literaria -como en sus trabajos sobre poesía- hasta la reflexión política, como en "La gran migración" o en "Perspectivas de guerra civil", pasando por la crítica de los medios de comunicación o intentos de aproximación a la ciencia.

Le recomendamos: Andrés Neuman: la poética de un padre

Entre su legado hay una antología clásica, "Museo de la poesía moderna" (1960) -que él se negaba a calificar de su antología- en la que se ofrece un panorama de la lírica universal entre 1912 y 1945, con poemas en versión original y en traducción al alemán.

Una de las líneas maestras de la obra de madurez de Enzensberger fue la idea de que a la literatura y a la poesía nada les debía ser ajeno.

Esa idea la desarrolla en varios ensayos, algunos recogidos en su libro "Los elixires de la ciencia", en los que propone una recuperación de las relaciones entre ciencia y poesía que, según él, se perdieron a partir del siglo XIX con el surgimiento de la doctrina del arte por el arte.

Aunque reconoce que, así como en la mayor parte de los lugares del mundo todos somos extranjeros, todos somos ignorantes en la mayor parte de las áreas del conocimiento, pero una cosa es reconocer esa situación "y otra sentirse orgulloso de ella".

"El experto en Shakespeare que nunca ha leído una página de Darwin, el pintor al que se le nubla la vista con sólo oír hablar de números complejos, el psicoanalista que no sabe nada de las investigaciones del entomólogo y el poeta que no puede oír a un neurólogo sin dormirse, son figuras involuntariamente cómicas, no lejanas a la estupidez voluntaria", escribe.

Podría interesarle: Doscientos años de Castillo y Rada (II)

Su gusto por las matemáticas como una de las formas de felicidad lo llevó también a escribir un libro, "El diablo de los números", que es una especie de introducción a la teoría de números al alcance de los niños.

De los últimos años cabe destacar "Tumult", una especie de memorias de los años 60, "Mis fracasos preferidos", un resumen de las cosas que quiso hacer y en las que fracasó, como si no tuviera suficiente con lo que ha hecho, y "99 artistas de la supervivencia. Viñeta literarias del siglo XX".

Ese último libro está compuesto por breves biografías de escritores que tuvieron que atravesar las grandes convulsiones del siglo pasado y que tuvieron diversas actitudes ante ellas.

Una vida en las letras

“Como poeta, ensayista, biógrafo, editor y traductor, fue uno de los intelectuales alemanes más influyentes y reconocidos mundialmente”, resumió la editorial al comunicar el fallecimiento del escritor.

El Gobierno alemán consideró tras conocerse la noticia que Enzensberger fue “un gran escritor e intelectual y que va a faltar en Alemania”, dijo la viceportavoz del Ejecutivo, Christiane Hoffmann.

Enzensberger nació en Kaufbeuren el 11 de noviembre de 1929 y recibió, entre otros premios, el Hugo Jacobi en 1956, el de la Crítica en 1962, el Georg Büchner en 1963, el Etna Taormina en 1967, el Pasolini en 1982 y el Heinrich Boll en 1985.

Es autor de varias decenas de obras, entre las que destacan “Política y delito” (1968) ,”El interrogatorio de La Habana: autorretrato de la contrarrevolución” (1971); “Detalles”, (1969); “Poesías para los que no leen poesías”, (1971); “El corto verano de la anarquía”, (1975); “Migajas políticas”, (1984); “El misántropo”, (1985), y “Europa. Europa”, (1989).

Le sugerimos: Santiago Motorizado: “Hay algo falso en la esperanza”

En 1998 publicó “El corto verano de la anarquía”, una biografía novelada del español Buenaventura Durruti, y realizó una nueva traducción de la obra de Federico García Lorca “La casa de Bernarda Alba”.

Enzensberger estuvo en el ejército alemán entre 1944-45 y luego trabajó como traductor y barman hasta que inició estudios en las universidades de Erlangem, Breisgau, Friburgo, en Hamburgo y en París en la Sorbona, en asignaturas de germanística, literatura y filosofía. En 1955 se doctoró con una tesis sobre la teoría poética del escritor romántico Clemens Brentano.

De 1955 a 1957 trabajó como redactor en una emisora de radio de Stuttgart y posteriormente comenzó su carrera literaria con el libro de poemas “Defensa del lobo”. Entre 1965 y 1975 fue miembro del “Grupo 47″ y editó la revista literaria Kursbuch. Entre 1980 y 1982 editó la revista mensual “Transatlantik”.

En febrero de 1989 fue uno de los 22 periodistas de Alemania occidental que pidió al Gobierno de Bonn medidas de presión económica contra Irán con el fin de que este país retirara las amenazas de muerte contra Salman Rushdie, autor de la novela “Versos satánicos”.

En mayo de 2002 fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.