18 Sep 2021 - 1:44 a. m.

“Ir detrás de la máscara”, el teatro de vanguardia del Workcenter

Entre el 9 y 29 de septiembre el Workcenter of Jerzy Grotowski and Thomas Richards presentará cuatro de sus obras en Bogotá.

Andrea Jaramillo Caro

El grupo teatral italiano, fundado en 1986 por el director de teatro polaco Jerzy Grotowski, se presentará en los escenarios del Teatro Libre (Sede Centro), Teatro Jorge Eliecer Gaitán y Teatro Ensueño. El evento gestionado en compañía de Idartes hace un recorrido por el teatro de vanguardia y la línea desarrollada por Grotowski ‘arte como vehículo’. El Workcenter presentó en el Festival Internacional de Teatro de Cali ‘Sin Fronteras’, una de las obras que podrán verse en la capital. Durante su gira por Bogotá presentarán también ‘The Undergroud’ y las obras unipersonales ‘¡Han!’ y ‘Gravedad’.

El 9 de septiembre, Thomas Richards, actual director del Workcenter, dio inicio al paso del grupo teatral por Bogotá con una conferencia en el Teatro Jorge Eliecer Gaitán en la que guio al público a través de los 35 años de investigación performativa del Workcenter. Durante sus 30 años de existencia, el Workcenter ha reunido a artistas de diferentes países y el elenco que se presentará en Bogotá está compuesto por personas de España, Estados unidos, Colombia, Francia, Corea del Sur, Argelia y Chile.

Le recomendamos leer: El cerebro detrás de la inquisición: Tomás de Torquemada

Esta investigación en las artes teatrales fue conducida por Grotowski hasta su muerte en 1999. El teórico teatral polaco fundó el Workcenter, en Pontedera, Italia, donde continuó con su experimentación en teatro. Luego de publicar una serie de escritos en 1968, titulados ‘Hacia un teatro pobre’ en los que consagra una forma de hacer teatro que no requiere de elementos escenográficos y resalta la relación actor-espectador, Grotowski pasó dos años en Estados Unidos y luego se mudó a Italia para continuar su investigación. Thomas Richards, discípulo de Grotowski y a quien nombró como colaborador escencial, trabajó con el polaco en Italia y lo que comenzó como el ‘Workcenter of Jerzy Grotowski’ eventualmente se convirtió en ‘Workcenter of Jerzy Grotowski and Thomas Richards’.

El concepto de ‘arte como vehículo’ tiene que ver con el ser humano. “Nos estamos vendiendo todo el tiempo para mostrar fortaleza. […] Entonces creamos esta máscara para proteger algo dentro de nosotros. El ‘arte como vehículo’ se trata de un desarrollo humano de aquello que está detrás de la máscara, utilizamos el arte como el medio para ir detrás de la máscara” afirmó Thomas Richards para El Espectador. “Para hacer esto necesitamos una herramienta, que en nuestro trabajo ha sido cantos de tradición. Esto lo aprendí de mi maestro Jerzy Grotowski. Dentro de estas tradiciones hay ciertos cantos que actúan como instrumentos sónicos para ir detrás de la máscara y despertar el centro del ser humano. El punto es que a través de la acción y el canto trabajar con estos centros de energía y fuentes de energía con todos los miembros del equipo para ayudar a este crecimiento”.

Le puede interesar: Guerra de Corea: El soldado que todos olvidaron

Las obras del Workcenter, según su director, se caracterizan por “ser precisas, tener flujo de vida, ser espontáneas, disciplina extrema, dedicación y un don”. Richards recuerda que cuando inició todo hace 35 años se concentraron únicamente en el ‘arte como vehículo’, “trabajábamos 6 días a la semana durante 8 a 10 horas al día. Después del trabajo práctico yo me reunía con Grotowski y hacíamos un análisis durante horas para que yo creara piezas performativas precisas bajo su supervisión”, recuerda. El director del Workcenter dice que no era propiamente teatro, sino que estaba dirigido a lo que Grotowski llamaba la ‘objetividad del ritual’ y afirma que el trabajo fue así durante 13 años.

Richards cuenta que él está destinado a algo diferente que su maestro, está destinado a crear la unión entre el teatro y el ‘arte como vehículo’. Afirma, además, que 3 de las 4 obras que estarán presentando en la capital “albergan este intento de unir el teatro y el arte como vehículo. Porque en el teatro debemos tener en cuenta al espectador, la historia que les contamos, la experiencia que queremos que tengan, y cada trabajo es único, dando una respuesta a esta paradoja entre ‘arte como vehículo’ y el teatro”.

La creación de cada una de ellas es un proceso complejo, según Richards. “Somos una compañía que trabaja a través de los individuos. Por ejemplo, en el caso de ‘The Underground’ que está basada en ‘Notes from The Underground’ de Dostoievsky, un día estaba en un bar y uno de los actores estaba jugando con un sombrero y todos se reían. Y me dije a mi mismo ‘wow, ese actor es un genio de la comedia. Yo no soy un genio para dirigir comedias, pero será mejor que aprenda para ayudarlo. Y si no encuentro el camino para él, que es único, no va a funcionar’. Y esto llevó al desarrollo del personaje Sr. Muerte, que es un cadáver que vuelve a la vida”. Cuenta, además, que esta obra estuvo en proceso durante 10 años y que ahora, en Bogotá, presentarán por primera vez una versión nueva de ella. Cada una de las obras que presentan tiene un desarrollo a largo plazo que se relaciona con los miembros del equipo y su crecimiento, como director artístico Richards busca que cada uno de ellos se sienta constantemente desafiado.

Podría interesarle: Dante Alighieri: “Los poetas son elegidos por Dios”

Al referirse al desarrollo continuo de ‘The Underground’, recuerda que “una actriz presento un monologo de la novela y yo sentí como si Dostoievsky nos estuviera hablando, incluso de nuestro propio trabajo porque hablaba de la imposibilidad humana de llevar hasta el final una acción”. Esto es muy importante para Richards y su equipo en el Workcenter, pues “somos actores, es nuestro trabajo estar vivos. Debemos estar vivos desde el principio de una acción hasta el final de ella, no solo al inicio”.

Comparte: